Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Una caravana feminista recorrerá Alcañiz, Alcorisa y Andorra el 8M Una caravana feminista recorrerá Alcañiz, Alcorisa y Andorra el 8M
Bajo Aragón Feminista presentó los actos y los motivos de la huelga en el Liceo de Alcañiz. M. N.

Una caravana feminista recorrerá Alcañiz, Alcorisa y Andorra el 8M

Las organizadoras piden secundar la huelga contra los ataques del patriarcado

Una caravana feminista recorrerá el Bajo Aragón por segundo año consecutivo para exigir la igualdad real entre hombres y mujeres en todos los ámbitos de la vida. Bajo Aragón Feminista espera que tanto la huelga como las movilizaciones en Alcañiz, Alcorisa y Andorra sean multitudinarias en un momento en que el patriarcado “se está revolviendo ante uno de los movimientos ideológicos más interesantes” de los últimos tiempos. 

La plataforma animó a todas las mujeres a participar en la huelga, que además de laboral se entiende como de cuidados, de consumo y estudiantil. La convocatoria también está abierta a los hombres, si bien de ellos se espera corresponsabilidad, que cubran los servicios mínimos en las empresas y que durante 24 horas se encarguen de  tareas domésticas y de atención a niños, mayores o enfermos.

La caravana partirá a las 10:30 horas de Caspe (Zaragoza), donde habrá una concentración y lecturas feministas en la plaza España. Después se trasladará a Alcañiz para una nueva concentración, también en la plaza de España, a las 13 horas. Tras una comida de alforja que estrechará lazos de hermandad, la comitiva partirá hacia Alcorisa para concentrarse en la plaza Bienvenida Argensola a las 17:30 horas. La jornada finalizará a las 20 horas con una gran manifestación en la plaza del Regallo de Andorra. 

Todas las mujeres que quieran participar y no dispongan de vehículo pueden ponerse en contacto a través de la cuenta de Facebook de Bajo Aragón Feminista o en el correo electrónico bajoaragonfeminista@gmail.com.

Olga Montañés, integrante de la coordinadora feminista, deseó ayer en rueda de prensa que este 8M sea “más multitudinario” si cabe que el de 2018, pues a raíz de uno de los “movimientos ideológicos más interesantes en este momento” el patriarcado “se está revolviendo”, y lo manifiesta a través del programa electoral de nuevos partidos políticos de extrema derecha y mediante acciones de choque como el autobús antifeminista de los ultracatólicos de Hazte Oír. 

Motivos para la huelga

Las mujeres se quieren “vivas y libres de violencias de género contra nuestros cuerpos y nuestras vidas”. Quieren escuelas públicas que eduquen en igualdad y visibilicen referentes femeninos. 

Quieren ser libres para elegir cuidar y que ese trabajo sea reconocido por la Seguridad Social. No quieren “pensiones de miseria”, ni que se compren productos hechos por mujeres y niñas explotadas, ni ser explotadas en el mundo laboral, ni engrosar las listas del paro, ni tener trabajos precarios y peor remunerados. 

El sistema, argumentan, “pone los intereses económicos por encima del cuidado de la vida”, lo que genera más pobreza entre las mujeres. Un problema, aseguran, que se agrava con el componente de la edad, las migraciones, la raza, la diversidad funcional o los estereotipos. 

Por todo ello, animan a sumarse a la huelga del 8M, que se desarrollará a través de cuatro ejes. El primero es el de los cuidados, pues las mujeres soportan de forma abrumadora la responsabilidad en el cuidado de niños, enfermos o personas mayores, labores “invisibilizadas y no remuneradas” cuando pertenecen al ámbito doméstico. 

Por ello, Bajo Aragón Feminista pretende “que los hombres se hagan cargo” durante 24 horas de sus familiares para que reflexionen sobre la “carga y represión” a la que se somete a las mujeres, explicó Lucía Lorenz. En definitiva, que se mantengan en un segundo plano, dejen ser protagonistas a las mujeres y asuman su papel de apoyo. 

El consumo es el segundo vector. “Estamos destrozando el planeta con un consumo exacerbado”, por lo que recomiendan “reflexionar” y ver en qué manera afecta esto a las mujeres. 

“La mayor parte de las pobres son mujeres”, comentó Montañés, pues se topan con “techos de cristal” y no logran “llegar a puestos de responsabilidad” en la misma medida que los hombres en el ámbito laboral. 

Por último, “el patriarcado muestra su peor cara” en el ámbito estudiantil porque “los chicos jóvenes mantienen la idea de propiedad sobre las mujeres” y no abundan los referentes femeninos en los libros de texto. 

Bajo Aragón Feminista anima a los establecimientos comerciales a colocar carteles de apoyo a la huelga feminista para seguir concienciando hasta el 8M.