Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Unas 150 personas protestan en Valderrobres contra las macrocentrales eólicas en tramitación Unas 150 personas protestan en Valderrobres contra las macrocentrales eólicas en tramitación
Participantes en la concentración

Unas 150 personas protestan en Valderrobres contra las macrocentrales eólicas en tramitación

“No nos callarán, porque este es el peor ataque que ha recibido el Matarraña”

"No nos callarán, porque pensamos que un mundo mejor es posible y este es el peor ataque que ha recibido el Matarraña. Queremos decidir sobre nuestro futuro; no nos gusta que destruyan nuestra tierra, así que protestaremos hoy y más días, porque la partida acaba de empezar”. Con  estas palabras terminó el comunicado leído el viernes por la tarde en la plaza de España de Valderrobres en el acto de protesta organizado por la Asociación Gent del Matarranya en contra de la masificación eólica que afecta a esta y a otras comarcas de Teruel.
Unas 150 personas participaron en una concentración que reivindicó una ordenación del territorio basada en la planificación y que no se lleve por delante ni el paisaje heredado de los antepasados ni el esfuerzo de decenas de emprendedores que han tardado años en sacar adelante, con enorme esfuerzo, sus proyectos vitales y empresariales. 
Temen que las macrocentrales eólicas que se encuentran en tramitación administrativa en Aragón o en el Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco) y que afectan a esta comarca -Arlo, Argestes, Paucali y Cefiro, con 84 aerogeneradores de casi 200 metros de altura- puedan convertirse en aceleradores del proceso de despoblación que sufren ésta y otras comarcas de Teruel. Y, sobre todo, que terminen destruyendo uno de los tesoros mejor guardados del Matarraña, el Maestrazgo y otros territorios de la provincia: el paisaje.
Muchas de las personas que se sumaron al acto de protesta en Valderrobres llevaron consigo maletas para simbolizar que “los macroproyectos eólicos suponen beneficio económico para unos pocos (las empresas que los promueven) y expulsan del territorio a las gentes que durante años han protegido ese paisaje”, declaró Juanjo Pérez, uno de los portavoces de la asociación convocante, que está integrada en la Plataforma a favor de los Paisajes de Teruel.
En el manifiesto se recordó que, en una primera fase, los pueblos que están en el punto de mira -La Portellada, La Fresneda, Fórnoles, Valjunquera, Torre del Compte, Valdeltormo y Mazaleón- “podrán soñar con casas rehabilitadas, amplios locales vecinales, calles asfaltadas, caminos y pistas impolutos, complejos deportivos… pero todo eso ¿para quién?”. Los municipios del Matarraña, señalaron los convocantes en el comunicado, “no necesitamos molinos ni limosnas, necesitamos gente, emprendedores y puestos de trabajo. Por eso nos duele que nuestros representantes políticos asuman posicionamientos tan tímidos frente al mayor ataque que nuestra comarca ha recibido”. 

Quieren políticos valientes
No fue ésta la única referencia a los políticos de la provincia durante la tarde. En varios momentos se demandó a los políticos del territorio que asuman posiciones más claras y valientes frente a lo que se considera un ataque en toda regla a la sostenibilidad y ordenación territorial. Hasta ahora, solamente el Ayuntamiento de La Fresneda se ha posicionado en pleno en contra de los proyectos eólicos que promueve Capital Energy en esta comarca, aunque el pleno de Valderrobres debatirá en breve sobre esta cuestión, según explicó el alcalde, Carlos Boné (PP), que también se sumó  a la concentración.
Además de Boné, en la plaza de Valderrobres hubo representantes de CHA (estaba el presidente del Ligallo del Matarraña, Iñaki Belanche) y de la Plataforma ciudadana Teruel Existe (los senadores Joaquín Egea y Beatriz Martín, entre otros).
Los convocantes alertaron de que “la masificación eólica va a dividir nuestra comunidad, porque la estrategia de las empresas siempre es la misma: siembran la cizaña, alimentan la discordia y cuando el territorio ya está fragmentado y herido de muerte aparecen para recoger sus frutos y llevarse todos los beneficios”. Y añadieron que “aquí vivimos de sembrar el campo, de las granjas, del turismo, y nos quieren imponer una masificación eólica”, enfatizaron, al tiempo que denunciaron que la administración “no es clara, no nos consulta ni nos respeta”.

Más movilizaciones
La asociación Gent del Matarraña anunció nuevas movilizaciones: “colgaremos nuestras pancartas en los balcones, saldremos en los medios, recogeremos firmas, volveremos a las Cortes, nos uniremos en plataformas amplias, emprenderemos la batalla legal… en definitiva, que no nos callarán, porque pensamos que un mundo mejor es posible y estamos decididos a conseguirlo”. 
De ahora en adelante, según apuntó Juanjo Pérez, la asociación se centrará en preparar las alegaciones contra los proyectos que se encuentran en tramitación administrativa. También lo hará la Asociación de Empresarios del Matarraña, cuya presidenta, Marta Ferrás, recordó que los cuatro proyectos eólicos de Capital Energy en el Matarraña van avanzando pasos. “Sabemos que se ha terminado el estudio medioambiental, y eso significa que siguen adelante, así que estaremos atento”. Por otra parte, indicó que “nos han comunicado que otras empresas han solicitado información a los ayuntamientos para instalar nuevos parques”. 

Satisfechos con la respuesta
En cuanto a la convocatoria, María Jesús Riba, una de las portavoces de la asociación, se mostró satisfecha con la participación registrada en el acto, en un día que, además, matizó, era festivo. “Estamos muy contentos. Este problema afecta a toda la comarca, pero la gente se está movilizando y está viniendo a los actos”. Subrayó que “cada vez hay más sensibilización con este problema, y mucha gente se está poniendo en contacto con nosotros para preguntarnos por lo que se nos avecina”.