Síguenos
Valderrobres conocerá esta tarde si hay más personas de la residencia infectadas Valderrobres conocerá esta tarde si hay más personas de la residencia infectadas
Dos sanitarios toman muestras en la residencia de Valderrobres ayer por la mañana

Valderrobres conocerá esta tarde si hay más personas de la residencia infectadas

Dos sanitarios tomaron ayer las muestras de las pruebas PCR a 35 trabajadores y 44 ancianos

El Ayuntamiento de Valderrobres espera tener esta misma tarde los resultados de las pruebas PCR  que ayer se tomaron a los 35 trabajadores de la residencia municipal y a los 44 residentes que todavía no han dado síntomas de estar infectados por Covid-19. Dos sanitarios de una empresa de riesgos laborales contratada por el consistorio tomaron muestras a los ancianos y empleados y las enviaron a un laboratorio de Barcelona para que las analice.

La decisión del Ayuntamiento de encargar por su propia cuenta las pruebas de detección del virus en trabajadores y residentes responde a la rapidez con la que se ha propagado el virus en la última semana en el centro residencial. Desde el 28 de marzo al día 6 de abril se ha pasado de cuatro ancianos infectados a 16. Además, tres de ellos ya han fallecido. A éstos hay que sumar, además, a un enfermero que compaginaba su trabajo entre el centro de salud y la residencia y que permanece ingresado en el hospital de Alcañiz.

La recogida de muestras se prolongó durante siete horas. Los dos sanitarios de la empresa llegaron a la residencia en torno a las nueve y media de la mañana y terminaron su trabajo antes de las cinco de la tarde. El alcalde comentó que “primero recogieron muestras de los trabajadores, por tratarse de una tarea mucho más ágil, y luego se ha hecho lo mismo con los residentes”. En este caso, la recogida de muestras fue mucho más lenta, ya que los ancianos están aislados en sus habitaciones y algunos presentan dolencias o patologías. Además, tras cada recogida de muestras, los dos enfermeros se desinfectaban los trajes que llevaban y se cambiaban los guantes.

“Por lo que nos han comentado al finalizar, la muestra se ha tomado de la zona de la campanilla, en la garganta, y también  de las fosas nasales”, explicó el regidor. Las pruebas de todos los residentes y trabajadores se han enviado a un laboratorio de Barcelona, que esta tarde podría tener ya los resultados.

Las analíticas que se han realizado a residentes y trabajadores no son los test rápidos de detección de coronavirus, sino pruebas PCR, las mismas que realiza Salud Pública cuando sospecha que una persona puede haber sido infectada en Covid-19. Se trata de un método de alta especificidad, porque puede diferenciar entre dos microorganismos muy cercanos desde el punto de vista evolutivo. Tiene también alta sensibilidad, al poder detectar el virus si está presente en estadios iniciales de la infección respiratoria.

El coste de las 80 pruebas adquiridas por el Ayuntamiento superará los 19.000 euros. El consistorio pagará 190 euros (más IVA) por cada analítica, aunque el grupo de empresas Arcoiris ha comunicado al consistorio que correrá con todos los gastos, según indicó Boné. El alcalde explicó que “el gerente del grupo Arcoiris se puso en contacto con migo y me explicó que el Consejo de dirección había acordado sufragar el coste de estas pruebas, lo que les agradecemos enormemente”, valoró.

El alcalde consideró que el Ayuntamiento “ha hecho lo que debía, puesto que la realización de pruebas de manera preventiva es una opción muy importante para combatir y reducir al máximo las posibilidades de contagio”. Hay que recordar que Salud Pública solamente hace pruebas PCR cuando una persona tiene síntomas de estar infectado, lo que resta eficiencia a la lucha contra la pandemia, como ha demostrado la evolución de los casos de Covid-19 en la residencia de Valderrobres, donde en menos de una semana se ha multiplicado por cuatro el número de infectados ( y con tres decesos).

El alcalde insistió en que la realización de las pruebas “se lo debemos a los trabajadores y a los residentes, que por una cuestión de seguridad deben saber cuál es su situación personal. Conociéndola, podrán estar más tranquilos todos, ya que ahora los empleados están trabajando sin saber si están tratando con un paciente que tiene el virus o si ellos mismos pueden estar infectados”, enfatizó.

Ayer no se habían detectado nuevos residentes con síntomas de estar infectados por coronavirus, según informó Carlos Boné. Todos están aislados en sus habitaciones y las zonas comunes están clausuradas. Además, los ancianos con Covid-19 que siguen en la residencia están instalados en una zona separada y solo unos pocos trabajadores tienen contacto con ellos. Son siete personas, ya que otras seis han sido trasladadas a centros residenciales de Alfambra y Casetas

Consejera

Por otra parte, la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Pilar Ventura, se refirió ayer en la rueda de prensa a la decisión de realizar tres por algunas entidades, aunque sin mencionar el caso concreto de la residencia de Valderrobres. Afirmó que “no tiene valor sanitario que de forma particular se adquieran test y se hagan las pruebas, porque se desconoce la fiabilidad de esos test que están en el mercado”. 

En este sentido, insistió en que solo el sistema sanitario y Salud Pública, siguiendo los protocolos sobre a quiénes se tiene que realizar las pruebas diagnosticas, son los que tienen que hacer estas pruebas. “No tienen valor para el seguimiento de esta pandemia el que de forma individualizada se hagan test”, indicó.

Sobre el caso específico de Valderrobres, el director general de Salud del Gobierno de Aragón, Francisco Javier Falo, indicó que entiende la situación que se vive y señaló que se toman “decisiones basadas en las emociones, el miedo y la angustia” pero afirmó que en Salud Pública hay que distanciarse.

Falo aseguró que hace días  que se está actuando en la residencia de esta localidad y que ya se han enviado a seis residentes a los recursos intermedios y se han tomado medidas de sectorización. “Le pediría a las entidades y los ayuntamientos que sean cautos con este tipo de medidas que no van a contribuir a tener una mejor fotografía de la situación. Este mercado privado se está convirtiendo en un mercado especulativo precios desorbitados y hay que ser cautos”, aconsejó el director general de Salud Pública.