Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Estado en el que quedó el polideportivo de Valderrobres tras el hundimiento de la cubierta por el peso de la nieve

Valderrobres licita la reconstrucción de su pabellón por 400.000 euros

El edificio se derrumbó a finales de enero, por el paso del temporal Gloria

El Ayuntamiento de Valderrobres ha sacado a licitación por 406.000 euros la reconstrucción de su pabellón polideportivo municipal, que quedó destruido en enero de este año tras el paso de la tormenta Gloria. 

El edificio, situado frente al Instituto de Educación Secundaria (IES), se encuentra en estado de "ruina inminente", según la valoración realizada por el arquitecto redactor del proyecto, José Fernando Murria. Con un espesor de nieve de 70 centímetros y casi 200 litros por metro cuadrado caídos en pocas horas los días 20 y 21 de enero, la cubierta del pabellón -de cerchas metálicas de perfil y placas tipo sándwich-, colapsó por completo partiendo una de las cerchas y doblando las siguientes, que terminaron arrastrando todo el cerramiento y doblando los pilares metálicos. Algunos de estos quedaron doblados hacia el interior con "una inclinación alarmante", según señala el redactor del proyecto.

La decisión del Gobierno central de autorizar a los ayuntamientos la utilización de los remanentes de tesorería sin límites permitirá al Ayuntamiento de Valderrobres acometer la obra en una sola fase, de manera que en cinco meses podría estar terminada y el pabellón volver a entrar en uso, según apuntó el alcalde, Carlos Boné. "Si pudiera estar terminado antes de que termine el curso escolar, mejor", manifestó.

El Ayuntamiento de Valderrobres cedía, hasta la llegada de Gloria, el pabellón al instituto Matarraña para las clases de Educación Física. Sin embargo, con el derrumbe de la techumbre quedó inutilizado y ni se pueden realizar actividades extraescolares, ni se puede utilizar por parte de los alumnos del centro de secundaria, que ahora practican deporte en una carpa que ha alquilado el Ayuntamiento de Valderrobres a razón de 4.000 euros mensuales. 

Una vez comience la intervención, según el alcalde, "lo primero que tenemos que hacer es retirar el material hundido, puesto que entraña riesgo". Parte de las estructuras -las más peligrosas- ya se retiraron en su momento con el fin de incrementar la seguridad en el entorno. Este trabajo previo es lo que ha permitido que la licitación de la obra salga por un precio de 406.000 euros en lugar de 500.000, que fue el montante inicialmente estimado de lo que costaría la retirada de los escombros y la reconstrucción. Proyecto y dirección de obra”, matizó el regidor, "van aparte".

Financiación propia

El Ayuntamiento de Valderrobres realizará la obra con medios propios, puesto que no ha recibido "ninguna ayuda" por parte de ninguna administración pública, tal y como se lamentó el alcalde valderrobrense. 

Boné afirmó que "lo que hemos recibido son muy buenas palabras; hemos preguntado muchas veces y siempre se nos da la misma respuesta, que va a salir una convocatoria. Incluso hemos dirigido varias cartas a la Subdelegación del Gobierno en Teruel. En las primeras se nos informó de que las ayudas llegarían en breve, en las siguientes que era inminente y ahora ya no hablan del Gloria, criticó el regidor. 

Según Boné, "los daños por Gloria “tendrían que haberse incluido dentro del decreto de la Dana, pero no ha salido ninguna convocatoria, y nosotros no podemos esperar más, porque tenemos una carpa alquilada por 4.000 euros al mes para que se pueda hacer Educación Física en el Instituto y otras actividades extraescolares que nos cuesta 40.000 euros anuales”, enfatizó. En este sentido, el alcalde declaró que “no podemos esperar a que otras administraciones entiendan las necesidades que hay en esta provincia", añadió.

En relación a la carpa del instituto, tampoco ha recibido, dijo el alcalde, contestación a las cartas que envió al departamento de Educación de Aragón y a la consejería de Presidencia para que "o bien nos apoyaran en la reconstrucción o en el pago del alquiler de la carpa". La respuesta ha sido "inexistente", porque “no nos han respondido a ninguna de las dos”, apuntó el alcalde, quien aseguró que "conocen perfectamente el problema, porque la consejera de Presidencia estuvo visitando el pabellón de Valderrobres cuando la ministra de Política Territorial visitó la zona en enero del año pasado".  

El alcalde recordó que el pabellón pronto llevará un año hundido. "Cada día que pasa, el  material que hay dentro se sigue deteriorando y no queremos seguir así, porque hay algunos elementos que podrán recuperarse, pero si seguimos así, no se podrá salvar nada".

 Fases de reconstrucción

La reconstrucción seguirá varios pasos. En primer lugar, se retirará y limpiará, utilizando una cesta y una grúa, todo elemento suelto que pueda ser desplazado por el viento. Este trabajo requerirá de un desmontaje previo. Se retirarán los escombros que hayan quedado de la cubierta y fachadas, se desmontarán las instalaciones y el mobiliario que esté fijado a las paredes interiores del recinto y que afecten a las obras de reconstrucción. También se desmontarán los elementos correspondientes a la ventilación, iluminación, climatización que se encuentren en las cubiertas. "Todo lo que podamos recuperar se dejará a un lado para su montaje posterior al finalizar las obras", según Boné.

Todo el hierro de la cubierta -planchas de sandwich y cerchas- se cortará, cargará en camiones y se llevará a reciclar, mientras que lo que pueda reutilizarse quedará depositado en la parte central del pabellón para su posterior remontaje. Por ejemplo, podrán reutilizarse placas solares fotovoltaicas y los paneles fonoabsorbentes que cubren los cerramientos, también las espalderas y las correas de doble T, y las planchas de policarbonato.

Una vez cortados los elementos metálicos, se demolerá el cerramiento afectado de la parte izquierda, incluida la puerta de grandes dimensiones, se derribarán los cerramientos afectados de la parte derecha del edificio, incluido el rocódromo, del que solo se salvarán las piezas atornilladas de agarres, y se realizará el cerramiento de nuevo.

La cubierta elegida que se colocará también será tipo sandwich, compuesta por chapa de acero galvanizada y prelacada.