Síguenos
La casilla de salida La casilla de salida

La casilla de salida

Toni Fernández

Nos sigue golpeando con virulencia esta pandemia, y de nuevo los datos, que son desoladores, hacen que se vuelvan a tomar medidas más restrictivas por parte de las autoridades. Estamos sumidos en una montaña rusa de datos, restricciones, horarios, confinamientos, y hay veces que cuesta hasta situarse en lo que se puede y lo que no se puede hacer, donde puedo ir y donde no puedo ir, y con quien puedo y no puedo juntarme. 

Como ya escribí hace unas semanas, la llegada del 2021 no cambió nada, todos esos deseos de cruzar de año, no eran más que una falsa esperanza, un pensamiento que nos servía de placebo, por el simple sueño de que cambiar de año significara mejoría. Y nada más lejos de la realidad, no sólo no ha supuesto ir a mejor, sino que cada día que pasa parece que se ve más lejos el final. 

En idioma deportivo todo ello se traduce en pocas esperanzas de que todo el deporte que no ha empezado, vaya a hacerlo. Hablaba el otro día con una jugadora de fútbol femenino, entrenaban un par de días, su club había pagado las fichas, y claro les habían repercutido los costes (como es habitual en la mayoría de fútbol base y amateur) a las jugadoras. Al principio se les dijo que quizás para final de año pudieran empezar las competiciones, luego que era probable en febrero, y ahora prácticamente han perdido toda la esperanza de poder competir, porque por mucho que todo esto mejore hará falta unas semanas para estabilizarlo, y parece cuanto menos difícil, que a mediados de Marzo o Abril vaya a poder comenzar ninguna competición. 

Así que es una temporada negra para todo el deporte escolar, base y amateur que aún no ha podido nada más que hacer algún entrenamiento esporádico. Una auténtica pena, que prácticamente se vaya a perder la temporada entera, y más aún cuando hemos estado viendo otro tipo de eventos, mucho más multitudinarios, en espacios interiores, sin prácticamente distancias… me da igual hablar de un concierto que de un Centro Comercial a rebosar en Navidad, pero mientras tanto para hacer deporte nos tenemos que contentar con entrenar esporádicamente, o de manera individual, o directamente no poder practicar deportes colectivos (por ejemplo en el caso del deporte escolar). Así que de nuevo volvemos a la casilla de salida, y no veo la hora de poder avanzar lo más mínimo.