Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Alcaldes del Maestrazgo afirman que 14 familias viven ya de los parques eólicos Alcaldes del Maestrazgo afirman que 14 familias viven ya de los parques eólicos
Los alcaldes de Viento Alto hicieron una convocatoria de prensa el pasado sábado en la plaza de San Juan

Alcaldes del Maestrazgo afirman que 14 familias viven ya de los parques eólicos

“Necesitamos soluciones ya, no planes a diez años”, reivindican

Los alcaldes de los nueve pueblos que forman parte de la Asociación Viento Alto, creada para defender la instalación de energías renovables en las comarcas del Maestrazgo y Gúdar-Javalambre, indican, a través de un comunicado de prensa, que en el Maestrazgo ya hay al menos 14 familias “que dependen de los parques eólicos que hay en Castellón”. 
Recuerdan que esas plantas eólicas, a pocos kilómetros de la frontera y cuyos molinos de viento se ven desde los pueblos turolenses, han creado al menos 60 puestos de trabajo cualificados y algunas de las personas que los ocupan viven en municipios de Teruel.
Son conscientes de que las poblaciones de Castellón en las que se han puesto en marcha proyectos energéticos siguen perdiendo población, pero se preguntan qué hubiera ocurrido si no los tuvieran. 
 Los representantes municipales insisten en que ya llevaban en sus programas electorales, con los que concurrieron a los comicios de 2019, los proyectos de renovables. En la asociación Viento Alto hay municipios gobernados por el Partido Socialista, el Partido Popular y el Partido Aragonés. 
No se niegan a que todo el mundo debata sobre los 22 parques proyectados en el Clúster Maestrazgo, pero dejan claro que la decisión deben de tomarla los que viven todo el año porque “los de fuera que protestan no vienen en invierno a limpiar la nieve en las calles si es que tanto nos quieren”, cuestionan en el comunicado. 
Los ediles han puesto de relieve casos como el de Tronchón, donde tienen el parque eólico de Olocau del Rey están a un kilómetro del pueblo. “Esos aerogeneradores no huelen, no los oímos y no molestan. Es más, en Olocau, un pueblo parecido a Tronchón, han podido hacer guardería gratis, tienen fibra óptica y han construido viviendas accesibles para la gente. Que no es la panacea, seguro, pero es una situación muy diferente a la de Tronchón”, relatan. 
En el comunicado plantean que los planes a cinco o diez años que se pretenden impulsar no sirven para un territorio como el suyo: “Se necesitan soluciones ya y esta puede ser una y por eso nos queremos agarrar a ella”, especifican. 
Respecto a la compatibilidad con otros sectores recuerdan que “en otros casos de parques eólicos se han mejorado accesos a masías y explotaciones ganaderas. Los aerogeneradores son compatibles con otras actividades económicas”.  
En la nota enviada lamentan que se les descalifique por querer los aerogeneradores e insisten en que su objetivo último es “socioeconomizar los pueblos para mejorar servicios, ingresos y prestaciones para los ciudadanos, para no seguir siendo territorios de segunda. Y por eso hace años se creó a asociación Viento Alto, para ir todos juntos”.