Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Esta calle de Palma lleva el nombre de Alfambra

Alfambra solicita a Palma de Mallorca que no retire del callejero de la ciudad la placa con el nombre de la localidad turolense

El alcalde balear baraja la decisión
Cruz Aguilar

El Ayuntamiento de Alfambra ha enviado una carta al Ayuntamiento de Palma solicitando que no quite el nombre de la calle Alfambra de la ciudad balear. El comunicado se envió antes de que se conociera que el alcalde  de Palma, José Hila, paralizaba el proceso de cambio en la nomenclatura de varias calles por supuesta simbología franquista tras cuestionarse que algunas de las incluidas en el listado tuvieran su origen en la dictadura.
El regidor de Alfambra, Carlos Abril, justifica los vínculos que hay entre Alfambra y Mallorca ya en el mismo Fuero de Alfambra, redactado en 1174, se habla de que Jaime I, rey de Aragón, de Mallorca y de Valencia, inició desde estas tierras turolenses la conquista de Valencia y de Mallorca y entre los nuevos pobladores habían procedentes de Alfambra, a quien el rey entregó tierras y propiedades. 
Abril precisó que también en Valencia hay una calle con ese nombre. “Pueden verse las propiedades que les correspondieron a las gentes de Alfambra en el Llibre de repartiment de Mallorca y en el de Valencia. Esta es la razón del nombre de la calle Alfambra en su ciudad ya desde el siglo XII”, comenta en el escrito enviado al Ayuntamiento presidido por Hila.
El alcalde se alegró de que el proceso se haya paralizado y confía en que la calle Alfambra no será eliminada del callejero de Palma puesto que su origen no es franquista. José Hila paralizó el viernes el cambio de nombre de varias calles y solicitó una reunión urgente con el Govern para tratar de aclarar si el listado del censo de símbolos de la dictadura es correcto, según publicó la agencia EFE. 
A través de un escrito, el responsable balear ha pedido a la comisión de expertos del Govern que revise el censo elaborado hace un año y que planteaba el cambio de nombre de doce calles de la capital balear por su relación con el franquismo, relató Hila en declaraciones a los medios.
El alcalde puntualizó que su equipo de gobierno actuó “de buena fe” pensando que los cambios sugeridos por la comisión autonómica eran correctos, atendiendo a la Ley de Memoria Democrática aprobada por el Parlament balear en 2018 y porque “nadie presentó alegaciones”.
Entre las vías a las que se planteó hace unos días cambiar el nombre está la calle Toledo, cuya alcaldesa, Milagros Tolón, solicitó a Hila que no realizara el cambio previsto. Carlos Abril comentó que fue la petición de Tolón la que le animó a realizar un escrito en la misma línea con el fin de que también Alfambra siga teniendo presencia en Palma.