Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La torre tiene ahora la malla puesta y, aunque se consolidarán los materiales, se volverá a colocar como medida preventiva

Arrancan las obras de la Iglesia de Lechago, pero la torre debe esperar

Suelo y Vivienda de Aragón ha iniciado esta semana la restauración, que tiene un presupuesto de 230.560 euros
Cruz Aguilar

Los trabajos para acondicionar la iglesia de Santo Domingo de Silos de Lechago, pedanía de Calamocha, han comenzado esta misma semana. Se intervendrá en diferentes zonas del templo, las que se encuentran en peor estado que corresponden a varias partes del edificio pero no a la torre, cuya estructura no entraña riesgos, aunque sí los materiales, que serán asegurados para evitar desprendimientos y quedarán a la espera de un proyecto de intervención posterior.  El presupuesto se eleva a 230.560 euros, sin IVA, y la empresaria adjudicataria, Damarim SL, tendrá 5 meses para llevarlos a cabo. 

Las labores más urgentes serán el drenaje y saneado exterior y la nueva cobertura interviniendo en su estructura. Así mismo, se reparará la estructura de madera de la cubierta, de manera que las presiones se transmitan de forma correcta. 

Según explicaron desde el Gobierno de Aragón, las cornisas de los aleros volcados se desmontarán, y se restituirán los aleros siguiendo su diseño original. Se retirará la cubierta existente, se disminuirá la carga eliminando los materiales acumulados durante las reparaciones realizadas a lo largo del tiempo, se ejecutará nueva tabla de ripia, la impermeabilización y el retejado con teja de recuperación.

En la zona exterior colindante con la fachada sur se talará un árbol, se eliminará parte del relleno y se llevará a cabo un drenaje hasta pozo de registro que se conectará a la red existente. 

También se realizarán reparaciones puntuales en la torre mudéjar para evitar la caída de los ladrillos, pero se dejará colocada la malla que ya tiene desde hace meses para evitar peligros entre los viandantes. 

Según explicaron desde Suelo y Vivienda de Aragón, el estado estructural de la torre “es aceptable”, aunque no lo es su conservación material, ya que hay desprendimientos puntuales de ladrillos. 

Tal y como señaló la directora general de Vivienda y Rehabilitación, “se trata de unas obras que se llevan a cabo cofinanciadas con fondos Fite y que servirán para trabajar en las zonas más urgentes que tienen que ver con el drenaje y saneamiento exterior y la nueva cobertura de la iglesia”. 

Precisamente, fue en el estudio previo para sacar a licitación el proyecto lo que desveló que aunque los vecinos siempre habían reclamado la restauración de la torre, lo que realmente estaba en muy mal estado estructural era el templo. Sin embargo, Agustín Martín, de la Asociación de Amigos de Lechago, indicó que confían en que el proyecto para restaurar la torre se realice este mismo año , también con fondos del Fite y que las obras puedan desarrollarse a lo largo de 2022.

“Choca un poco que con toda la movilización que hemos hecho demandando restaurar la torre sea ahora el edificio de la iglesia lo que solucionan, pero el informe técnico ha desvelado que es lo que se encuentra en peor estado”, especificó convencido Agustín Martín. 

Detalló que en la iglesia hay varias grietas, tanto en la cúpula central como en varias partes del lateral cercano a la rambla.  Al parecer está afectada la estructura de la propia fábrica de la iglesia, que será lo que atenderán estas obras que ahora se inician y que estarán concluidas en el plazo de 5 meses, según figura en el contrato de adjudicación.