Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Presa del embalse de Los Toranes sobre el río Mijares en la Comarca de Gúdar-Javalambre

Ayuntamientos, regantes y vecinos de Gúdar-Javalambre, en contra de la demolición de Los Toranes

Presentan alegaciones a la CHJ y se va a iniciar una recogida de firmas

La Comarca de Gúdar-Javalambre, Ayuntamientos de la zona, (Olba, San Agustín, Albentosa), regantes y vecinos están en contra de la demolición de la presa de Los Toranes. Han presentado alegaciones contra un informe de la Confederación Hidrográfica del Júcar, CHJ, y se va a iniciar una recogida de firmas para que no se derribe la presa. El pasado mes de marzo se cumplió el plazo que se otorgó para resolver la petición de demolición de la presa tras haberse terminado en 2018 la concesión administrativa de la explotación a Iberdrola para la producción hidroeléctrica. 

El alcalde de Olba y presidente de la Comunidad de Regantes de Olba, Federico Martín, manifestó el rechazo existente en la zona ante un informe de la CHJ en el aconseja la demolición de la presa de Los Toranes.

Federico Martín reseñó que se habían presentado alegaciones contra la demolición por parte de los Ayuntamientos de San Agustín, Albentosa, Olba y de la Comarca de Gúdar-Javalambre, además de los regantes. 

Por su parte, el presidente de la Comunidad de Regantes de la Acequia del Diablo, José Manuel Salvador, anunció que se iba a iniciar una campaña de recogida de firmas en contra del derribo de la presa de Los Toranes por una plataforma de afectados. 

Federico Martín y José Manuel Salvador explicaron que la presa de Los Toranes es un punto esencial de agua en una zona de alto riesgo de incendios, con una acequia como la de Diablo que ya ha servido en varias ocasiones como toma de agua para la lucha contra incendios forestales. Una presa que es un humedal que genera riqueza en el sector agrícola y en el energético al suministrar energía limpia, la hidroeléctrica. “Se tiene que tener un puntos de vista global y la presa ofrece más  que ventajas que perjuicios”, dijo Martín quien añadió que turísticamente también es un beneficio ya que son muchos los paseantes que van a disfrutar del salto de agua, que desaparecería con la demolición de la presa. Apuntó que para los peces se puede hacer escalas y no ir a la demolición. Una demolición que afectaría igualmente a una fábrica, que es un edificio de piedra y tiene un valor patrimonial y cultural.  Por último, el alcalde de Olba, Federico Martín,  recordó que no todas las asociaciones ecologistas están a favor del derribo de la presa de Los Toranes, ya que también hay en contra.