Síguenos
Cantidad y calidad de la nieve para iniciar una temporada de esquí muy esperada Cantidad y calidad de la nieve para iniciar una temporada de esquí muy esperada
Un esquiador en Valdelinares, este sábado. Bykofoto/Antonio García

Cantidad y calidad de la nieve para iniciar una temporada de esquí muy esperada

El puente anima a visitar las estaciones turolenses, que abren tras el parón de la pandemia
banner click 236 banner 236
Había ganas de nieve, después de que la práctica de los deportes de invierno en las estaciones de esquí se viera bruscamente interrumpida el 13 de marzo de 2020 con el confinamiento por la pandemia de coronavirus. El año pasado no se pudo retomar la actividad en las estaciones de Aramón pero la previsión era que esta temporada sí que arrancara de nuevo la actividad y las nevadas de los últimos días de noviembre han facilitado que desde este viernes prácticamente todo el dominio esquiable turolense estuviera abierto y con muy buen estado de la nieve.

Cantidad y calidad que animaron a los esquiadores a practicar un deporte que es seguro, al realizarse al aire libre. A primera hora fueron muchos los que comenzaron la temporada en Valdelinares con un sol que les dio la bienvenida. La niebla que a mitad de la mañana cubrió esta estación no impidió que muchos siguieran disfrutando de las primeras bajadas del año.

Los había que nunca había esquiado en esta estación y aprovechando el puente habían decidido conocer las estaciones de Aramón en la provincia de Teruel, aunque sí que conocían las de Huesca, y otros nunca se habían puesto unos esquís y eligieron esta fecha para empezar o para enseñar a los peques, como Sara, de seis años, que subió con sus padres, dispuesta a aprender a manejarlos.

Victor Flores y Ángela Moronta, una pareja procedente de Talavera y Ciudad Real, pero afincada en Cuenca, acudieron ayer por primera vez a la estación de Valdelinares con sus tablas de snowboard. “Desde Cuenca Sierra Nevada o Formigal nos viene más lejos y decidimos venir aquí porque no lo conocíamos”, contaron y aunque el sábado llegaron tarde a la estación esperaban poder disfrutar estos días “porque nos quedamos el puente”. Y quizá se encuentren algún conocido porque “los de Cuenca suelen venir a esta estación”, apuntó Ángela. Si el tiempo no acompaña “haremos turismo, ya que hemos venido hasta aquí tenemos que aprovechar”.

Desde Pamplona venía Iñaki, un experto esquiador que sin embargo nunca había estado en Valdelinares. “Esquío en Formigal, pero hemos quedado aquí con unos amigos de Valencia”, dijo. Tras recorrer la estación, destacó el entorno. “Es pequeñita pero el paisaje es muy bonito y hay  mucha nieve”, comentó.

Desde Gandía llegaron a pasar el día Jesús y su hijo. “Esta estación está muy bien para enseñar a esquiar al niño”, dijo. Después de dos horas y media de viaje estaban ansiosos por ponerse los esquís.

Otros veteranos esquiadores tenían ganas de comenzar la temporada después de más de un año de parón. Acudieron ya el viernes y ayer desde primera hora. “Esta mañana hacía mucho sol, ahora hay niebla pero es igual, la nieve hoy muy bien, paro a tomar algo y luego seguiré”, comentó Carlos, de Castellón.

Iris es otra chica que disfrutaba viendo cómo bajaban los niños con los trineos. Llegó desde Valencia con su perro a ver la nieve y a pesar de que el solo se había escondido al mediodía se lo estaba pasando muy bien.

Precisamente la zona de trineos es una de las que se ha ampliado para esta temporada. Era una demanda, sobre todo de las familias, que quieren divertirse en la nieve pero sin ponerse los esquís y una manera de evitar que se aparque fuera de la carretera para tirarse por el cortafuegos o las laderas cercanas a la estación.

Esta área está cerca de uno de los aparcamientos que ayer estaba completo, dada la gran afluencia de público que se acercó a pisar nieve. En el otro había sitio y el movimiento de público fue constante durante todo el día, ya que aunque había esquiadores que cuando apareció la niebla se marchaban otros llegaban a la estación, porque eran muchas las ganas que había de nieve, tras tantos meses sin poder esquiar. La apertura de las estaciones, junto a la feria Fitruf de Sarrión, ha supuesto que los alojamientos de la comarca Gúdar-Javalambre estén prácticamente al completo.

Coincidiendo con el puente de la Constitución, también hay  movimiento en comercios y restaurantes porque muchas de las segundas residencias de los pueblos de esta comarca están ocupados durante el puente.
 

24 kilómetros esquiables


Como está previsto que este domingo Javalambre cuente con un dominio esquiable de 9 kilómetros, 9 pistas y 6 remontes abiertos con espesores que van de los 30 a los 110 centímetros, los mismos que en  Valdelinares, donde habrá 12 pistas abiertas, 12 remontes y 15 kilómetros esquiables. Las previsiones indican que podría nevar en las horas centrales del día a partir de los 900 o 1.000 metros.

La apertura soñada


“Esta es la apertura soñada”, aseguró el director de Nieve de Teruel,  Mario Gómez, que consideró que el inicio de la temporada este puente de la Constitución “es un tirón para las esquiadores” que estaban esperando ansiosos poder practicar un deporte, que para muchos es su favorito. “La jornada ha empezado muy bien, luego ha venido la niebla, pero la calidad de la nieve es buena y hay visibilidad así que la gente ha seguido esquiando”, comentó.

El responsable de Aramón en Teruel señaló que este año se había mejorado la zona de trineos por seguridad y para el disfrute sobre todo de las familias que quieren tener un primer contacto con la nieve.

Sobre la procedencia de los esquiadores que visitan las estaciones turolenses, destacó que además de turolenses, valencianos y castellonenses, cada vez vienen de más lejos y empieza a haber visitantes alicantinos. También proceden de las provincias manchegas más cercanas, como Albacete y Cuenca.

No solo el público, también los trabajadores de las estaciones turolenses tenían ganas de empezar, después del parón de la temporada pasada. Ayer estaban abiertas los tres puntos de restauración de Valdelinares y las escuelas de esquí, tanto propia del grupo como externas. Igualmente, la actividad había comenzado en los puntos de alquiler de material.

“Para nosotros es muy importante comenzar la temporada en este puente porque sirve de rodaje para las navidades, cuando las estaciones están a tope todos los días”, apuntó Gómez.

“Este arranque de temporada ha sido muy ilusionante no solo para los clientes, sino para toda la plantilla”, concluyó.

Un total de 130 empleados trabajan este fin de semana en las estaciones turolenses, a los que hay que sumar 60 profesores de la escuela de Aramón. Además, otras dos escuelas trabajan en Valdelinares y una en Javalambre.