Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

CHA se abre a negociar con Ciudadanos la moción de censura al alcalde CHA se abre a negociar con Ciudadanos la moción de censura al alcalde
El Ayuntamiento de Escucha está formado por cuatro concejales de Cs y tres de CHA

CHA se abre a negociar con Ciudadanos la moción de censura al alcalde

Es necesaria la mayoría absoluta, que requiere de cuatro concejales

El grupo municipal de Chunta Aragonesista en el Ayuntamiento de Escucha está abierto a entablar negociaciones con los concejales de Ciudadanos para presentar un moción de censura al alcalde de la localidad, Luis Fernando Marín, miembro de Ciudadanos. La Corporación Municipal de Escucha está integrada por 4 ediles de Cs y 3 de CHA. Para la moción de censura es necesario que la firmen al menos 4 concejales, mayoría absoluta. En el día de ayer tres concejales de Ciudadanos pidieron la dimisión del alcalde de Escucha, quien rechazó su marcha e instó a la presentación de una moción de censura. 

El portavoz de Chunta Aragonesista en el Ayuntamiento de Escucha y anterior alcalde de la localidad minera, Javier Carbó, manifestó que su grupo municipal estaba abierto a entablar conversaciones con los tres concejales de Ciudadanos, que han pedido la dimisión del alcalde y miembro de su partido, Luis Fernando Marín. 

Javier Carbó señaló que para la moción de censura es necesario el respaldo de cuatro concejales, la mayoría absoluta, y Chunta Aragonesista tiene tres ediles. 

El portavoz de Chunta Aragonesista en el Ayuntamiento de Escucha dijo que son muchos los puntos discrepantes con la actuación del alcalde pero que lo último y grave había sido las irregularidades cometidas en las obras del pozo El Pilar. Actuación del alcalde de Escucha que tampoco comparten los concejales de Ciudadanos y que se vio en el pleno celebrado el pasado mes de agosto. 

Carbó recordó  las irregularidades que se están haciendo en las obras del pozo El Pilar. Se iniciaron unas obras de derribo en dos plantas de las antiguas sin paralizarse la actividad turística.

El 4 de septiembre se introdujo una máquina en la planta superior para continuar las demoliciones, causando desperfectos incluso en las propias estructuras del edificio, mientras se estaba realizando una visita guiada en el centro de interpretación, poniendo en peligro la seguridad de los guías y de los visitantes, denunció Carbó. CHA solicitó  el expediente completo de las obras y comprobó que no existía proyecto alguno de albergue, ni proyecto, ni contrato de obras y tampoco plan de seguridad de los trabajadores, solo un proyecto de derribo que ni siquiera estaba visado, llevando las obras a Inspección de Trabajo.