Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Comienza el sacrificio de los 92.700 visones de la granja de La Puebla de Valverde Comienza el sacrificio de los 92.700 visones de la granja de La Puebla de Valverde
Granja de visones de Secapiel en La Puebla de Valverde. Bykofoto/Antonio García

Comienza el sacrificio de los 92.700 visones de la granja de La Puebla de Valverde

Durará entre tres y cinco días y los cuerpos serán incinerados en una planta especializada

Los trabajadores de la granja de visones de La Puebla de Valverde, en colaboración con la Sociedad Aragonesa de Gestión Ambiental (Sarga) han iniciado el sacrificio de los 92.700 animales en coordinación con la empresa propietaria, Secapiel SL, y bajo la supervisión de los veterinarios del servicio provincial de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón. La actuación podría prolongarse entre tres y cinco días.

El departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ordenó este jueves el sacrificio de los visones después de que un cuarto muestreo a 90 ejemplares –que se realizó el 7 de julio y cuyos resultados se conocieron este mismo lunes 13 de julio– determinara 78 positivos, el 86,67% de la muestra.

El director del servicio provincial, Pedro Polo, explicó que el sacrificio de los visones se lleva a cabo con el método utilizado habitualmente en las explotaciones ganaderas en las que aparecen animales enfermos, esto es, aplicándoles dióxido de carbono (CO2). Esta tarea la realizan los trabajadores de Secapiel, mientras que los de Sarga se encargan del traslado de los cadáveres para su incineración al Centro Logístico de Recogida de Subproductos Animales PTR ubicado en el barrio zaragozano de La Cartuja Baja. 

Los veterinarios del servicio provincial de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente están supervisando los trabajos. También durante la mañana agentes de la Guardia Civil estuvieron vigilando las instalaciones de la granja, ubicada a unos 7 kilómetros de La Puebla de Valverde.

Polo indicó que, aunque el proceso es el mismo que se sigue de forma rutinaria cuando aparecen enfermedades ganaderas en una explotación, en este caso se extreman las medidas de seguridad tras los positivos por coronavirus que aparecieron en los animales y también en 7 trabajadores en marzo y en otros 2 actualmente.