Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Luis del Romero en su ponencia en el curso de la UVT sobre "El patrimonio cultural ante los retos de la despoblación y el Covid-19"

"Con el Covid va a haber un interés renovado por el patrimonio local"

La directora del curso de gestión cultural destaca el éxito del formato on line

La crisis sanitaria ha marcado la actividad de la Universidad de Verano de Teruel y su primer curso, el de patrimonio cultural, que se desarrolla junto con la Comarca del Maestrazgo, ha tenido que ser online, pero lejos de convertirse en una dificultad ha sido una oportunidad para que esta formación planificada desde Cantavieja haya llegado a personas que no habrían podido inscribirse en formato presencial. También se han actualizado los contenidos y, además de analizar la gestión del patrimonio teniendo en cuenta las características de los territorios despoblados, se han abordado los efectos de la pandemia en este ámbito, que puede suponer un impulso para esa actividad.
“A lo mejor no hay dinero para grandes inversiones, pero el Covid va a suponer que el patrimonio local despierte un interés renovado por parte de la gente”, aseguró la directora del curso de la UVT y técnico de Patrimonio Cultural en Comarca del Maestrazgo, Sonia Sánchez, que afirmó que estamos en un momento de transición en el que se va recuperar “un mayor protagonismo de la sociedad civil” en la recuperación y conservación del patrimonio cultural.
El curso terminó ayer con la ponencia del profesor de la Universidad de Valencia Luis del Romero sobre La custodia del territorio como herramienta de protección del patrimonio cultural en tiempos de crisis económica y pandemias donde insistió en que en estos momentos cobra más fuerza la importancia del equilibrio territorial.
La actividad de la UVT también contó con la participación de la socióloga de la Universidad de Zaragoza Gabriela Delsignore que animó a la participación de la sociedad civil en esa conservación del patrimonio y explicó cómo poder impulsarla. También dio a conocer herramientas digitales para generar esos procesos participativos.
El profesor del Campus de Teruel Pedro Luis Hernando abordó la situación del patrimonio eclesiástico en el ámbito rural. Señaló que la secularización y la desafección de la sociedad ha contribuido al abandono de estos bienes pero animó a las asociaciones a no dejar perder ese rico patrimonio sobre el que indicó que la Iglesia tiene que ocuparse de él.
Ángel Portolés, coordinador Patrimoni-PEU, un programa de la Universitat Jaume I, explicó como desde el ámbito universitario se está apoyando la recuperación del patrimonio cultural en los pueblos del interior de Castellón.
La directora del curso destacó la alta participación con 46 inscritos de Teruel, Huesca, Zaragoza y Castellón y sobre todo que ha sido una actividad muy dinámica. “El seguimiento ha sido muy amplio e intenso, de gran participación y los asistentes han quedado satisfechos”, aseguró Sánchez.
La formación ha permitido adquirir unas competencias para animar los procesos de recuperación del patrimonio cultural por parte de las comunidades, conocer los mecanismos e instituciones útiles para su preservación. También se ha aprovechado el curso para abordar las circunstancias en las que han surgido proyectos de rehabilitación e intervención en el patrimonio cultural impulsados por la sociedad civil y para reflexionar sobre los retos que plantea la custodia del patrimonio en entornos despoblados en la nueva situación generada por la pandemia.
Los participantes han generado una reflexión respecto la importancia de las comunidades en la conservación, difusión y uso del patrimonio cultural en zonas despobladas como el Maestrazgo, y especialmente pensando en la recuperación, tras estos momentos de incertidumbre, a causa de la pandemia.
Sonia Sánchez comentó que, tras el éxito de esta edición, se espera continuar realizando cursos junto a la Universidad de Verano de Teruel en los próximos años. Además, tras la experiencia presencial del año pasado y la virtual de éste, se plantea la posibilidad de apostar por una fórmula intermedia que combine algunas horas de formación online con otras sesiones en las que poder conocer el patrimonio in situ.