Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Imagen de archivo del Centro de Salud de Calamocha

El Ayuntamiento de Calamocha pide a sus vecinos que se autoconfinen

El consistorio suspende actividades por el aumento de positivos de Covid-19

El Ayuntamiento de Calamocha ha pedido a sus vecinos que se autoconfinen y salgan de casa solo para lo estrictamente necesario. Una medida que se ha propuesto ante la alta incidencia de coronavirus de los últimos días en la localidad. Este jueves, 23 de los 25 positivos diagnosticados en la zona de salud de Calamocha correspondieron a esta localidad y en los últimos siete días se han confirmado 73 casos en el municipio. 
Además de esta petición de permanecer en casa, el bando municipal -que se publicó este jueves por la tarde- informaba de la suspensión de las actividades municipales deportivas y culturales, incluidas las del Festival Aragón Negro. Asimismo, se instaba a la población a “seguir a rajatabla” lo establecido por la normativa sanitario y se anunció que la Policía Local y la Guardia Civil velarán para su cumplimiento estricto. 
El alcalde de Calamocha, Manuel Rando, explicó ayer que estas medidas se han adoptado después de haber hablado con los responsables del centro de salud que le transmitieron que “la curva de contagios está en alza”.
El responsable municipal acordó con los concejales de las diferentes áreas suspender la actividad municipal como las deportivas, la escuela de música y reducir el servicio en la biblioteca. 
Rando también se puso en contacto con el oficial de la Policía Local y el comandante de la Guardia Civil para ser más rígidos con toda la normativa vigente.
El alcalde de Calamocha confío en que estas medidas permitan contener el avance de los contagios. “Estoy convencido de que la respuesta de los vecinos va a ser positiva”, aseguró.
Manuel Rando señaló que la causa de los contagios está “en las irresponsabilidades”, cometidas durante las fiestas ya que el origen, según le han transmitido desde el centro de salud, está en el ámbito social y familiar.
Respecto a la realización de pruebas diagnósticas, el alcalde de Calamocha señaló que se han incrementado en los últimos días y agradeció la excelente labor que desarrolla la atención primaria en la localidad. “Estamos contentísimos con nuestro centro de salud, hacen muchas pruebas y de forma rapidísima para los resultados”, aseguró y añadió que la relación con la coordinadora del centro de salud es “directa y muy buena”.
A pesar del aumento de casos en Calamocha, su residencia de mayores no se ha visto afectado y  ya se ha terminado con la vacunación, sobre la que Rando, también presidente de la Diputación Provincial, habló con la consejera de Servicios Sociales, María Victoria Broto, y destacó que “va a buen ritmo en Teruel”.
Mientras, se ha decidido retrasar la inauguración de la nueva residencia de la localidad, que estaba prevista para el 29 de enero, hasta que la situación epidemiológica mejore.

Reparto de mascarillas
Por otro lado, el Ayuntamiento de Calamocha va a repartir entre sus vecinos 115.000 mascarillas. El consistorio ya había colaborado con Cruz Roja para la entrega de este material de protección frente al coronavirus entre las familias más vulnerables, pero se quiere llegar al mayor número posible de personas. Se trabaja también con la iglesia católica y la islámica. También se utilizarán los comercios del municipio para su distribución.
Rando también recordó que desde el Ayuntamiento de Calamocha y también con la ayuda de voluntarios se apoyará aquellas personas que están en cuarentena para hacerles llegar los artículos de primera necesidad, como ya recordó que se ha hecho en las últimas semanas con el temporal de nieve con las personas mayores y las que tienen problemas de movilidad.