Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La presidenta de la mesa instalada en el Centro de Juventud introduce una papeleta de la consulta popular de este domingo

El Ayuntamiento de Cella pedirá que se retire la solicitud de ZEPA para El Prado

Los grupos municipales discrepan al valorar el porcentaje de votación, que fue del 38,2 por ciento

El Ayuntamiento de Cella pedirá a la dirección general de Sostenibilidad del Gobierno de Aragón la retirada definitiva de la solicitud efectuada por la anterior corporación municipal en 2014 para que la finca municipal El Prado ubicada en el entorno del humedal del Cañizar fuera declarada Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), paralizada un año después.

El alcalde de Cella, Joaquín Clemente (PSOE), explicó este lunes que acatan el resultado de la consulta popular celebrada este domingo, en la que participaron 821 personas de las 2.145 con derecho a voto, de las que tan solo 158 votaron a favor de la reactivación de la declaración de ZEPA paralizada en 2015 frente a las 647 que lo hicieron en contra.

Clemente consideró que el porcentaje de participación, que alcanzó el 38,2 por ciento del censo, “estuvo bien” y añadió que el resultado fue “el esperado”. El alcalde indicó que ahora solicitarán que se retire definitivamente la solicitud presentada en 2014 por el Ayuntamiento de Cella presidido por el PP y retirada un año después tras la llegada a la alcaldía del PSOE para que la finca municipal El Prado fuera declarada ZEPA, por lo que se encontraba a la espera de tramitación.

Esta finca comprende 600 hectáreas, unas inundadas y otras cultivadas por explotación comunal o desde el propio ayuntamiento.

Carmen Pobo, una de los 4 concejales con que cuenta el PP en Cella, coincidió en señalar que el resultado de la consulta había sido el esperado pero discrepó al valorar la participación porque entiende que “tan solo ha hablado un 38 por ciento de los vecinos del pueblo y ese porcentaje no es representativo”. No obstante, mostró su “máximo respeto” a las opiniones vertidas y reiteró que acatan los resultados.

Pobo indicó que hay muchas personas mayores en la localidad que piensan que la recuperación de la laguna del Cañizar no es positiva y confió en que esta opinión desaparezca entre las nuevas generaciones “porque el futuro está en sus manos”.

El único concejal del PAR en el Ayuntamiento de Cella, Mariano Sánchez, que ya se había pronunciado a favor del no, dijo  que “al final, ha quedado clara la decisión del pueblo y ahora toca llevarla a cabo”. En opinión del partido aragonés, la declaración de ZEPA permitiría la inundación de un mayor número de hectáreas, lo que limitaría la expansión industrial dado que el humedalquedaría ubicado a 5 kilómetros del Aeropuerto, a 1,5 del polígono y a 1 de las vías del tren.

Ganar Comarca de Teruel, que también cuenta con un concejal en la localidad y que estaba a favor del sí, emitió  un comunicado para valorar los resultados de la consulta popular y dijo que hubo “nula información hacia la ciudadanía por parte del Ayuntamiento”, que no envió las tarjetas censales a los domicilios ni habilitó el voto por correo, “lo que incumple el artículo 8.1 del Estatuto de Autonomía de Aragón,” argumentó. Señaló también que no entiende que se haya sometido a consulta una cuestión como la ZEPA dado que las competencias en esta materia no son municipales sino autonómicas.

Asimismo, mostró su disconformidad con la fecha elegida para la celebración, un día antes de San Jorge, y coincidió con el PP en que la participación fue muy baja, ya que el porcentaje fue del 38 por ciento cuando en las generales alcanzó casi un 78 por ciento. De esta forma, concluyó que únicamente un 30 por ciento de las personas con derecho a voto mostraron su negativa a la reactivación de la ZEPA.

Por último, recalcaron que había sido “inoportuno” celebrar esta consulta al mismo tiempo que se ha iniciado el proyecto europeo Wetnet, que abre un proceso de diálogo para buscar acuerdos satisfactorios para todas las partes implicadas en el humedal.