Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El Cota alerta de la pérdida de valor en el paisaje que supone el Clúster Maestrazgo El Cota alerta de la pérdida de valor en el paisaje que supone el Clúster Maestrazgo
Paraje de la Nava, en Cantavieja, donde se ha proyectado la instalación de aerogeneradores

El Cota alerta de la pérdida de valor en el paisaje que supone el Clúster Maestrazgo

Ordenación Territorial pide asegurar la conservación
Cruz Aguilar

El Consejo de Ordenación del Territorio (Cota) elaboró, en la última reunión mantenida, una propuesta de acuerdo en la que alerta de “la creciente pérdida de naturalidad y del valor paisajístico de las Unidades de Paisaje” del territorio de Maestrazgo y Gúdar-Javalambre “que conllevará la implantación de instalaciones de energías renovables en la zona” y pide que se asegure su conservación “mediante la integración de todos los elementos de los proyectos del paisaje, tanto en las fase de diseño y ejecución de las obras como en la explotación y en la restauración del medio afectado”.
Según el informe redactado, y al que ha tenido acceso este periódico, se deberán tener en cuenta los mapas de paisaje ya existentes y que tienen una escala comarcal. Desde el Cota recuerdan que son de libre acceso y constituyen una buena herramienta “a fin de estudiar el emplazamiento más idóneo en función de las sinergias que puedan aparecer y de desarrollar los Estudios de Integración Paisajística pertinentes antes de la ejecución de los proyectos, dada la pérdida de naturalidad y de valor paisajístico de las Unidades de Paisaje que estas instalaciones conllevan”, especifica. 
En la primera de las consideraciones recogidas plantean que ante la construcción de estos parques sería conveniente “promover la regulación de las condiciones para el desarrollo” de estas plantas, “priorizando la repotenciación de los existentes, y considerando la instalación de microparques en sectores próximos a las subestaciones eléctricas y con buenas condiciones eólicas, mediante un plan sectorial” de la EOTA, la Estrategia de Ordenación del Territorio de Aragón. 
Otra de las recomendaciones del Cota es que los proyectos deben incluir el balance del impacto final sobre la actividad socioeconómica en el territorio afectado. 
En la propuesta recuerdan que se hace necesario conjugar estas instalaciones con previsión de los nuevos nodos eléctricos, lo que permitiría la absorción de la nueva situación de generación eléctrica que se está desarrollando. Esta planificación favorecería no sólo un menor impacto sobre el paisaje al contar con líneas eléctricas de menor longitud, sino también una mejor gestión de la energía, de la distribución del recurso y del servicio de suministro eléctrico, especialmente en el ámbito rural. 
En el documento queda patente la “preocupación” del Cota sobre los efectos de estas infraestructuras en la zona de implantación, “cuya completa valoración de sus efectos acumulativos no resulta posible con la normativa ambiental y territorial vigente”, especifican.
Además, señalan que en previsión de los desperfectos que van a sufrir las infraestructuras diarias como consecuencia del aumento del tráfico pesado, instan al promotor del proyecto a “incluir un estudio de tráfico y un plan de reposición de las vías deterioradas.
Este informe se suma a los ya emitidos con anterioridad tanto por la Dirección General de Medio Natural, que alerta del “elevado riesgo” de estos proyectos, como del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, que se está ultimando pero del que el consejero de Medio Ambiente, Joaquín Olona, adelantó que “no existe ningún aspecto crítico” que impida su desarrollo.
Al frente de la consejería de Medio Ambiente está el socialista Joaquín Olona, mientras que el director general de Medio Natural es Diego Bayona, de Unidas Podemos, y el de Ordenación Territorial es Chema Salvador, de Chunta Aragonesista.