Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

El escultor alcañizano José Miguel Abril reconstruye la fuente de Castellote que él talló hace 20 años El escultor alcañizano José Miguel Abril reconstruye la fuente de Castellote que él talló hace 20 años
La nueva fuente ya está colocada, con varias novedades entre ellas que los templarios lucen una cruz de color rojo

El escultor alcañizano José Miguel Abril reconstruye la fuente de Castellote que él talló hace 20 años

El fuste se cayó en noviembre a causa del viento y el escultor ha diseñado uno nuevo
Cruz Aguilar

El escultor alcañizano José Miguel Abril ha concluido la restauración de la Fuente de los Templarios, ubicada en la plaza de España, de Castellote, dañada el pasado noviembre a consecuencia de fuertes rachas de viento. El artista ha consolidado la parte de la pila mientras que ha construido un nuevo fuste porque el anterior resultó muy dañado al golpearse con la pila y el suelo.

La reconstrucción ha servido para reducir 20 centímetros en la altura de la fuente para que así sea un poco más sólida. El escultor explicó que actualmente el fuste de la columna mide un metro y el capitel superior, donde está esculpido el castillo sustentado por cuatro templarios, tiene unas dimensiones de 90 centímetros. 

La fuente de Castellote es todo un emblema de la localidad, según relató el alcalde, Ramón Millán, y fue diseñada por José Miguel Abril a partir de una idea de María Ángeles Carceller, que en ese momento era la teniente de alcalde en el Ayuntamiento.  Millán señaló que la idea de Carceller, que al resto de concejales les pareció muy buena, era representar lo más significativo de Castellote, que son los templarios y el castillo. 

Frescura en la renovación

José Miguel Abril especificó que la fuente fue realizada por él hace 20 años y ahora ha tratado de “aportarle un poco más de frescura a la hora de trabajar”. Así, aseguró que ha seguido “los patrones que ya había pero mejorando el diseño”.

Antiguamente se componía de un pilar de piedra, un capitel y la escultura superior. Ahora es el propio capitel lo que se ha convertido en escultura. El fuste ha ganado en decoración con la colocación de unas volutas mientras que las piezas de los templarios, “que eran planas” ahora se han dotado “de mucho mayor detalle y presencia”, relató el autor.

Los templarios sujetan, al igual que antes, el castillo de Castellote, que en la escultura actual ha ganado en presencia y robustez. “He aportado un poco más de frescura en la manera de expresar”, aseguró Abril, quien en esta reconstrucción ha introducido el color rojo en la cruz que los templarios lucen en su pecho. 

La pila, que también resultó dañada al ser golpeada por la columna al caer, se ha mantenido, aunque el escultor ha tenido que añadir alguna pieza, encajándola en los tramos que se habían agrietado.

La piedra de arenisca utilizada para la reconstrucción procede de una cantera de Lérida ya que, como manifestó el escultor alcañizano, era la empleada habitualmente para la talla en el momento en el que se construyó la fuente templaria de Castellote, ya que entonces no estaban operativas las canteras alcañizanas de las que se abastece ahora. 

La fuente se cayó durante la celebración de la recreación templaria del pasado mes de noviembre a consecuencia, según explicó el alcalde, de las fuertes rachas de viento del domingo. 

El Ayuntamiento ha invertido un total de 7.000 euros en la recuperación de este bien patrimonial y, según comentó el primer edil, ha sido a través de fondos propios porque los seguros no cubrieron el desprendimiento de la columna.