Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El futuro de los pueblos pasa por que sus vecinos estén orgullosos de vivir en ellos El futuro de los pueblos pasa por que sus vecinos estén orgullosos de vivir en ellos
Mari Carmen Soler, durante la inauguración de la jornada, con José Edo, Silvia Gimeno y Chema López Juderías sentados en la mesa

El futuro de los pueblos pasa por que sus vecinos estén orgullosos de vivir en ellos

El Geoparque analiza las políticas que hay que seguir para impulsar el desarrollo rural
Cruz Aguilar

La imagen benévola mostrada de las ciudades frente otra más negativa referente a los pueblos ha hecho un grave daño al medio rural, donde sus propios habitantes han creído tradicionalmente que los que se quedaban eran unos perdedores. Por eso, uno de los primeros pasos que hay que dar para asentar población es que sus vecinos se sientan privilegiados de vivir allí. Para ello, sería importante iniciar por parte de las administraciones una campaña de concienciación que muestre las ventajas que tiene vivir en el medio rural, sobre todo dirigida a los ya están allí, para que se sientan orgullosos por ello. Este fue uno de los temas que salieron en el debate sobre las políticas comunitarias para el futuro, que tuvo lugar en Mirambel organizado por el Geoparque del Maestrazgo. En esta idea se incidió tanto en el debate de la mesa redonda como en las charlas posteriores. 

La encargada de abrir la jornada fue la alcaldesa de Mirambel y presidenta del Parque Cultural, Mari Carmen Soler, quien inició su intervención con una frase de Pío Baroja que destaca la particularidad del Maestrazgo, una comarca aislada, “un país de guerrilleros”. Destacó los valores naturales y patrimoniales del Parque cultural e hizo referencia a los nuevos fondos europeos que ahora se están perfilando, como los Next Generation y destacó que son una “buena oportunidad de futuro”.
La técnica de programas de la Diputación de Teruel, Barbara Cerdán planteó que las ayudas europeas están condicionadas a la presentación de proyectos y habló de la apuesta de la institución provincial por el desarrollo territorial, sobre el que tienen cuatro proyectos en marcha. 
Por su parte la directora de Europe Direct, Lorena Sales, explicó en qué consiste su centro, que es uno de los dos únicos, de los 37 que hay en España, ubicados en el medio rural. Su finalidad es transmitir esas ideas europeas al territorio y convertirse en el punto donde cualquiera “pueda acercarse a preguntar a aquello que desee a Europa”. 
Con respecto a los fondos, Sales señaló que todavía se están cerrando propuestas y se desconocen las cuantías, aunque sí se sabe que hay una línea para municipios de menos de 50.000 habitantes. No obstante destacó que el Europa Direct no se ocupa de gestionar fondos sino de informar a la población. 
En este sentido se pronunció Cerdán, quien aclaró que los fondos llegarán supeditados a presentar ideas y señaló que muchas veces se confunden proyectos europeos con fondos. En su caso, los proyectos redundan en el conocimiento o la elaboración de informes cruciales para un determinado sector, “pero no hay dinero disponible para apoyar actividades” sentenció. 
José Edo, presidente de Agujama, indicó en su intervención que estamos en un momento clave puesto que la semana que viene se aprobarán los Planes de Desarrollo Rural (PDR), que incorporan, detalló, unos 250 millones de euros, lo que supondrá contar con más de 900 millones. Matizó que es el momento de pelear los fondos del 2021 y 2022 y comentó que en eso están trabajando los grupos de acción local: “Este es el primer paso, porque luego tendremos que negociar el periodo posterior, que será de 2023 a 2027”, argumentó. 
Adelantó Edo que va a haber cambios porque “hay gente que considera que los grupos están un poco obsoletos”, opinión muy alejada de la que tienen ellos mismos, que consideran que su labor es vital en el territorio. Indicó que han presentado  un documento de 14 páginas donde plantean trabajar en otras líneas, en otros programas y con otras consejerías, algo que algunos de ellos ya hacen y Edo citó los tres talleres de empleo que están fuera del Leader y se han desarrollado en su territorio. El responsable de Agujama recordó que los alcaldes y concejales son voluntarios que tienen otro trabajos y que es importante contar con gente que trabaje para el territorio de forma profesional, como es el caso de los técnicos de los grupos. 
Silvia Gimeno, alcaldesa de La Mata de los Olmos, planteó la necesidad de no pedir ayudas porque sí, sino que detalló que cada municipio debería de reflexionar sobre el modelo que quiere y hacia dónde se dirige: “Hay que marcar cuáles son los objetivos y qué estrategias debemos de diseñar a partir de las debilidades y necesidades y fortalezas y oportunidades. A partir de ahí habría que analizar los fondos que debemos buscar”, aconsejó. 
Reconoció que los Ayuntamientos pequeños se encuentran con numerosos problemas ya que trabajan “con herramientas del siglo XX, no conocen bien los fondos y la burocracia todavía complica más todo”, de ahí la importancia de disponer de puntos de información y sobre todo de grupos de acción local, “fundamentales” para el territorio. 
En la mesa redonda, moderada por el director del DIARIO DE TERUEL, Chema López Juderías se recordaron las ayudas del 20% a la Seguridad Social que ha autorizado la UE para las empresas de las zonas rurales de Teruel y Edo aclaró al respecto que los grupos de acción local de varias provincias trabajaron por ello: “Ahí se ve el trabajo de los Leader en abrir oportunidades y líneas de futuro, no solo en arreglar lavaderos, que también lo hacemos”, destacó. 
La escala que se toma desde las administraciones constituye a su vez un problema, puesto que las ayudas se plantean para pueblos de menos de 5. 000 habitantes, que en Teruel son los más grandes.

Decisión personal
 Gimeno matizó que por fin se concibe la despoblación como un problema de todos, aunque sean los que viven en el territorio rural los que más lo sufren. No obstante considera que el tema de la despoblación se queda muchas veces en intenciones y planteó la necesidad de que ir un paso más allá. De todas formas, recalcó la dificultad que entraña fijar población porque “es una decisión personal” y por muchas medidas y ayudas que se impulsen al final es cada persona la que contribuye o no a ello. Por último animó a todos a “ser proactivos y no esperar a que nos lo den hecho”. 
La conectividad fue otro de los asuntos sobre los que opinaron y todos plantearon el retraso que lleva la provincia de Teruel en este sentido. 
Otra de las charlas de la mañana fue la impartida por los directores del Geoparque Ángel Hernández y Luis Mampel, que hicieron un repaso por la historia del Parque Cultural, desde su creación en el año 1998.  Después, la técnica de Cultura de la Comarca del maestrazgo, Sonia Sánchez, ofreció una ponencia titulada La gestación de un proyecto desde lo local a lo universal. La jornada concluyó con la técnica de Sarga, Ruth Aguarod, que explicó el proyecto Desira. 

Las energías renovables

En la mesa redonda también se habló de las energías renovables, un tema candente en la zona del Maestrazgo y Gúdar-Javalambre. Silvia Gimeno, alcaldesa de La Mata y diputada en las Cortes por el Partido Socialista manifestó que es un momento difícil para los alcaldes porque “se ve que el sol y el viento pueden ser una oportunidad, pero hay opinión de gentes que viven y no viven, que son los que más opinan, que creen que no es un desarrollo adecuado”. Pidió respeto para todas las opiniones y declaró que muchos de los proyectos “se van a caer porque hay muchos filtros”. No obstante, reconoció que “conjugar” necesidad energética con pérdida de biodiversidad no es sencillo. 
A juicio de José Edo, edil socialista en Alcalá de la Selva, “más que una oportunidad”, las energías renovables “son una necesidad” y señaló que todo lo que se hace “tiene un impacto en el medio ambiente, desde el desarrollo urbanístico a las autovías que todos queremos. Hemos alcanzado una forma de vida para la que hace falta energía”.