Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

El taller de empleo de Villel y Villastar hace accesibles sus patrimonios históricos El taller de empleo de Villel y Villastar hace accesibles sus patrimonios históricos
Foto de familia del taller de empleo de Villastar-Villel en el acceso al castillo de Villel donde se ha instalado un gran reloj de sol

El taller de empleo de Villel y Villastar hace accesibles sus patrimonios históricos

Obras de acondicionamiento del castillo del Cid y el santuario celtibérico de Peñalba

El taller de empleo de albañilearía de Villastar-Villel ha hecho accesibles buena parte de sus mejores patrimonios históricos, el castillo del Cid en Villel y el santuario celtibérico de Peñalba en Villastar. En el balance, el próximo 5 de febrero se entregarán los diplomas acreditativos a los 8 alumnos y 1 alumna que se han formado durante un año, se ha acondicionado también un local para que sea centro de interpretación del santuario de Peñalba dentro del casco urbano de Villastar. El presupuesto del taller de empleo, que financia el Inaem, alcanza los 219.000 euros. Los promotores del taller de empleo han sido los Ayuntamientos de Villastar y de Villel.

El director del taller de empleo de albañilería de Villastar-Villel, Ángel Pardillos, destacó la labor realizada durante el año de duración del taller de empleo pese al condicionante de la pandemia del coronavirus que ha obligado durante tres meses a que las clases se impartieran por sistemas digitales y que hasta finales de junio no se pudo incorporar a los alumnos a las obras para realizar las prácticas. 

Unas obras que se han centrado en la remodelación integral del acceso al castillo templario de Villel, que de una escombrera se ha pasado a un espacio verde y urbanizado con jardines, fuente, muros de piedra seca y una  pequeña plaza con la instalación de un reloj de sol. En Villastar, los alumnos ha realizado obras en el acondicionamiento al acceso al santuario celtibérico de Peñalba y un centro de interpretación del santuario de Peñalba al que falta ahora su equipamiento.

Ángel Pardillos afirmó que el resultado del trabajo de los alumnos y de su formación en albañilería del taller de empleo “ha sido muy bueno” y añadió que ahora correspondería su continuidad para terminar de acondicionar el acceso al castillo de Villel y de la senda al santuario celtibérico de Peñalba. 

Una opinión que también es compartida por los alumnos del taller de empleo, que reseñaron el trabajo realizado, el buen ambiente con los compañeros y el aprendizaje, por lo que se deseó que hubiera otro taller de empleo. 

En este punto, el alcalde de Villel, Juan José Gómez, valoró muy  positivamente el trabajo hecho por el taller de empleo. “Han hecho una buena labor”, afirmó. Agregó que habrá que conocer las bases de la nueva convocatoria de los talleres de empleo y ponerse en contacto con el alcalde de Villastar para poder volver a solicitar otro taller de empleo.

El alumno del taller de empleo, Roberto García, lamentó la finalización del taller de empleo cuya existencia en los pueblos es fundamental para la permanencia de los habitantes en el medio rural “porque da de comer a las familias. Particularmente he estado muy a gusto y he aprendido un oficio y el uso de sus herramientas. Me ha parecido todo muy interesante y por mi parte me gustaría repetir”, confesó.

La única alumna del taller de empleo, Concha Quílez, compartía la opinión de Roberto García y destacaba además la cultura que también se ha aprendido. Citó las conferencias que se han impartido por el arqueólogo, Javier Ibáñez, sobre el santuario de Peñalba y del historiador Rubén Sáez, sobre el castillo de Villel. 

Por su parte, el docente del taller de empleo de albañilería de Villel-Villastar, Ángel Lorenzo, resaltó el trabajo realizado en el acceso al castillo templario, que de una escombrera se ha pasado a ganar un espacio público donde se han trabajado los muros de piedra, la instalación de una fuente, la jardinería y, por último, la instalación de un gran reloj de sol. “En el taller de empleo estamos todos contentos porque se ha trabajado bien y hasta con la piedra seca, que no es fácil”.