Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Fuentes Claras juega otra vez a los marcianitos con un mural en el frontón Fuentes Claras juega otra vez a los marcianitos con un mural en el frontón
Una persona, tomando una fotografía frente al mural dedicado al videojuego Space Invaders realizado en el frontón de Fuentes Claras

Fuentes Claras juega otra vez a los marcianitos con un mural en el frontón

El artista local Arturo Lozano decora varios espacios municipales con pinturas coloristas
Cruz Aguilar

El Ayuntamiento De Fuentes Claras ha llenado de color dos rincones de la localidad, el frontón y la caseta donde está la báscula de pesaje, con la realización de dos coloridos murales, uno de ellos dedicado al videojuego Space Invaders para deleite de los aficionados a los populares marcianitos de los 80.

El autor de ambas obras es Arturo Lozano Lázaro, un vecino de la localidad aficionado a los grafitis. La pintura del frontón viejo, que es el lugar donde se hacen las verbenas para las fiestas del verano, es un homenaje al videojuego de la década de los 80 del pasado siglo. El alcalde de Fuentes Claras, Diego Hernández, especificó que este mural ha despertado un gran interés y que incluso hay personas que se han desplazado hasta la localidad para tomarse una foto con los marcianos con los que jugaban en su infancia. 

El autor de la pintura explicó que el mural realizado en el frontón es un homenaje a las cosas que “en su día fueron revolucionarias, cambiaron el mundo y ahora vemos obsoletas, casi ridículas”, especificó el autor, quien recuerda con su trabajo el primer bar del pueblo que colocó maquinetas con el mítico juego.

La báscula municipal está situada a la entrada del pueblo y rodeada de edificios de colores apagados, por lo que el resultado es muy llamativo. En esa zona se ha hecho un bodegón dedicado a los productos aragoneses entre los que el porrón del vino y la conserva de cerdo ocupan un lugar destacado. 

Arturo Lozano detalló que es un guiño al dibujante Ibáñez, capaz de pintar fuera de contexto cosas cotidianas, como berenjenas o porrones, que también aparecen en la pintura de Fuentes Claras. Se trata, dijo el artista, de su homenaje particular a la conserva que manifiesta con un lenguaje muy urbano, muy de grafitero. 

Diego Hernández especificó que la idea de decorar el pueblo con murales surgió a partir de una pintura que, con el nombre de Fuentes Claras y llamativas letras realizó Arturo Lozano en la pared lateral del frontón viejo.

Además, los grafitis se completarán con uno que financiará la Diputación Provincial de Teruel en contra de la violencia de género. La institución provincial lanzó una propuesta a todos los pueblos de Teruel para llevar a cabo varios murales a los municipios interesados y Fuentes Claras enseguida formuló la solicitud. El nuevo grafiti  se hará en el parque de la entrada del pueblo, donde ya hay otro de temática infantil, según informó el alcalde.