Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Algunas de las familias de la escuela de Olba que reclaman otras solución para este curso escolar

Huelga de alumnos en Olba: las familias no están conformes con la división de escolares en dos edificios

Arranca el curso escolar

La comunidad educativa de la escuela de Olba, que pertenece al CRA Javalambre, ha decidido ir a la huelga y su alumnado no volverá este lunes a clase. La movilización se produce por el desacuerdo con el Departamento de Educación sobre los espacios para la actividad lectiva previstos para este curso. El incremento de la matrícula ha obligado a buscar  un emplazamiento provisional y los niños quedarán divididos en dos edificios separados por más de tres kilómetros de distancia.

Esta escuela ha pasado de 35 a 49 alumnos. El Departamento de Educación informó de que ha llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento de esta localidad para que el consistorio adquiera un terreno próximo al actual centro educativo para hacer una ampliación pero para este curso había que buscar una solución y se ha puesto a disposición de la escuela un edificio municipal que está ubicado en el barrio de los Ramones, a unos cuatro kilómetros del actual. 

La directora del CRA Javalambre, Encarna Collado, explicó que los escolares de Infantil y primero y segundo de Primaria se quedarán en la actual escuela que tiene dos aulas y que los de tercero a sexto irán al edificio del barrio de los Ramones, en otras dos clases. Se han establecido distintos horarios de entrada con diez minutos de diferencia para facilitar los traslados a las familias con niños de diferentes edades. Asimismo, habrá un profesor más. La directora señaló que estaba al tanto del malestar de las familias pero que no sabía que iban a ir a la huelga.

Matilde Sotos, miembro de la Comunidad Educativa Marina de la escuela de Olba, explicó que la decisión de ir a la huelga se ha tomado porque consideran que la medida adoptada es perjudicial para los niños y sus familias y aseguran que ellos han planteado otras opciones que no han sido escuchadas.

“El motivo más importante para nuestra oposición a esta decisión es que los niños que vayan a clase en los Ramones no van a poder seguir el proyecto educativo de innovación que hay en este centro que se basa en el huerto escolar que esta junto a la escuela”, explicó la representante de las familias.

Además, el inmueble municipal consideran que no cumple con los requisitos para ser utilizado como aula y aseguran que no hay calefacción.

Conciliación y seguridad

Sotos también lamentó que no se haya pensado en la conciliación de las familias porque aquellas personas que tienen hijos que vayan a ir a los dos centros tendrán que ir corriendo a por ellos. Asimismo, esta madre recordó los graves problemas que hay en el barrio de los Ramones cuando llueve porque se queda incomunicado. “Es un riesgo para nuestros hijos”, advirtió.

“Lo que queremos es que nos reciban y escuchen nuestras propuestas porque hemos hechos varias y no nos han escuchado”, comentó Matilde Sotos. Las ideas que han propuesto se basan en la colocación de alguna infraestructura provisional, tipo aula prefabricada junto a la actual escuela.

Este martes, la comunidad educativa de Olba se concentrará ante la escuela para recordar sus reivindicaciones y pedir un espacio adecuado durante el tiempo que tarde la realización de la obra de ampliación.

Sotos reconoció que la huelga no va a poder ser indefinida pero tienen en previsión mantenerla durante la próxima semana.

La portavoz de las familias aseguró que no ha sido fácil tomar esta decisión porque después de tantos meses sin ir a clase los niños están deseando volver a su escuela.

La metodología activa e innovadora de la escuela de Olba ha permitido que este pequeño centro rural haya pasado de 9 alumnos en 2004 a 49 para este curso. Su huerto escolar donde se aprende de forma transversal todas las competencias recibió en 2017 un premio de ámbito nacional. 

El centro pasa de 35 a 49 estudiantes y se tiene que distribuir en cuatro grupos

La matrícula de la escuela de Olba ha crecido en 14 alumnos por lo que son necesarias cuatro aulas. La escuela actual tiene solo dos por lo que se va a destinar un edificio municipal para las otras dos, se trata de las antiguas escuelas del barrio de los Ramones.