Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El tamaño de la bioturbación del afloramiento de Bueña es visible en esta foto si se compara con las personas que hay al pie del yacimiento

Iniciado el procedimiento para declarar el yacimiento de Bueña Conjunto de Interés Cultural

El afloramiento muestra unas espectaculares pistas de crustáceos de gran tamaño del Jurásico

La Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón ha iniciado el procedimiento para la declaración de bien de interés cultural, en la categoría de Conjunto de Interés Cultural Zona Paleontológica, del yacimiento de Megaplanolites de Bueña. Se trata de un espectacular afloramiento vertical que muestra unas pistas dejadas por unos crustáceos de gran tamaño producidas en el Jurásico, la era de los dinosaurios.

El Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Ejecutivo aragonés ha iniciado el procedimiento para la declaración de esta figura de protección y ha abierto un periodo de información pública por el plazo de un mes, para quienes quieran examinar el expediente y en su caso presentar las alegaciones que se estimen oportunas.

El afloramiento muestra unas icnitas, unas huellas fosilizadas, aunque muy diferentes de las que los turistas están acostumbrados a visitar en sitios como El Castellar o Galve, en las que fueron los dinosaurios los que dejaron impresas sus pisadas.

Las de Bueña no fueron producidas por dinosaurios, aunque son del mismo periodo geológico, el Jurásico, sino por unos artrópodos crustáceos de gran tamaño. Además, tampoco son pisadas, sino que las icnitas visibles en el yacimiento se han interpretado como las pistas dejadas por la actividad excavadora de estos crustáceos en los fondos marinos blandos de una plataforma continental que era poco profunda cuando se formaron.

La existencia de estas huellas dieron lugar a la descripción de un nuevo icnogénero e icnoespecie, con el que se define el rastro dejado por una especie animal extinta. Se les puso el nombre científico de Megaplanolites ibericus y el trabajo fue publicado en 1987 por los paleontólogos José Miguel Calvo, Enrique Gil y Guillermo Meléndez.

Se trata de la localidad tipo de este icnogénero, es decir, que con anterioridad no se habían encontrado huellas similares en ninguna otra parte del mundo.

El yacimiento de Megaplanolites está acondicionado para su visita con una mesa de interpretación paleoecológica que está situada frente al nivel fosilífero. La disposición del afloramiento con las pistas es completamente vertical y afloró así como consecuencia de los movimientos tectónicos.

El lugar fue el sitio elegido este año para celebrar las actividades de Geolodía 20 en la provincia de Teruel. No obstante, debido al confinamiento por el estado de alarma, no se pudo visitar aunque los vecinos de Bueña colgaron un vídeo sobre Megaplanolites para celebrar esta actividad que todos los años se realiza a nivel estatal, y que impulsó en sus inicios la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis junto con el Instituto de Estudios Turolenses y la Universidad de Zaragoza.

El yacimiento es de una gran importancia para el patrimonio paleontológico inmueble de Aragón, y por ese motivo ya fue incluido en el Inventario Español de Lugares de Interés Geológico.

Su interés reside en la espectacularidad de los rastros dejados por los crustáceos que formaron esas huellas y que han llevado a definir un nuevo tipo de icnita a nivel mundial.

A finales del siglo pasado, los servicios de Patrimonio y Cultura de la Diputación General de Aragón procedieron al acondicionamiento del sitio para facilitar su visita e interpretación, que permitieron instalar una plataformas de observación frente a las pistas fósiles y una mesa interpretativa.

En la resolución del Departamento de Educación, Cultura y Deporte por la que se inicia la información pública para la declaración del yacimiento como Conjunto de Interés Cultural, se destaca la excelente conservación de las galerías fosilizadas que pueden verse al estar dispuestas de forma vertical, además de ser un taxón nuevo de referencia obligada ya que no hay otro similar en ningún otro sitio.