Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Más de 40 personas asistieron a la jornada sobre despoblación organizada por la Fundación Cepaim en Perales del Alfambra

Jornadas sobre despoblación en Perales del Alfambra: “Ser patriota y vivir en tu pueblo es la única fórmula para mantenerlo abierto”

Trabajo, servicios y vivienda son tres pilares básicos para evitar la sangría demográfica
Cruz Aguilar

Vivienda, trabajo y servicios son las tres patas que sustentan los pueblos, pero para que estén vivos es necesario que haya “patriotas” que quieran vivir en ellos. Así se puso de manifiesto en Perales del Alfambra durante una jornada sobre despoblación organizada por Fundación Cepaim y que llevaba por título Nuevas oportunidades para nuestros pueblos.

A la hora de sacar adelante un territorio es fundamental el empleo, pero éste no siempre es sinónimo de asentar población. Por eso, los alcaldes presentes en la jornada hicieron hincapié en la relevancia que tiene disponer de viviendas disponibles. El teniente de alcalde de Camañas, David Ibáñez, explicó que en la localidad cuentan con siete casas y apartamentos disponibles para ofrecer a los nuevos pobladores pero también a los jóvenes que quieren emanciparse porque “hay que cuidar a los autóctonos”, sentenció. En este sentido también se pronunció, desde el público, Vicente Gonzalvo, representante de Cepaim en Aragón, destacó que “hacemos falta todos, los que están y los que vienen”.  El Altiplano ha perdido un 35% de sus población en los últimos 20 años según las cifras del censo porque, como dicen los alcaldes de esos pueblos, “la realidad es aún peor”.

Otra de las claves con respecto a la vivienda es la temporalidad de la misma porque, insistió Antonio Gimeno, alcalde de Argente, la compra de una casa en el medio rural supone “un gran arraigo”. Gimeno reconoció que las administraciones tienen una labor fundamental a la hora de dotar de servicios los municipios, pero puso de relieve que la última palabra la tienen los propios habitantes y su compromiso con el territorio: “Hay que ser un patriota local y vivir en el pueblo”, aseguró.

El alcalde de Argente destacó que tanto en su municipio como en Camañas el 10% de las viviendas ocupadas son municipales. Por su parte el teniente de alcalde de Camañas reconoció la dificultad generalizada que existe para que haya oferta privada de alquiler.

Durante la jornada también se habló de empleo y Carmen Alonso, que es agente de desarrollo local en la Comarca Comunidad de Teruel, argumentó que hay tres formas de trabajar en los pueblos, por un lado la contratación pública, una fórmula que está dando muy buenos resultados para fijar población en algunos municipios de pequeño tamaño. Además, planteó la posibilidad de trabajar por cuenta ajena, algo que cada vez es más fácil en la comarca Comunidad de Teruel a través de varios proyectos empresariales de gran interés, como las granjas de Portesa, la  de huevos que está previsto poner en marcha en Perales del Alfambra o la fábrica de lechos para animales de Villel.

Alonso destacó el auto empleo como una de las formas para salir adelante en un pueblo. Alertó de que “para que una idea se convierta en proyecto tiene que ser viable”, pero concretó que ayudas económicas hay para tomar el primer impulso. La agente de desarrollo local puso algunos ejemplos de ideas emprendedoras que existen actualmente en los pueblos de la Comunidad de Teruel, como la granja de huevos felices de Villel, la fábrica de cervezas artesanas de El Pobo o la tienda de bañadores de tallas especiales que desde Cella se distribuyen por todo el mundo.

Optimismo pero con mínimos

Aunque el optimismo reinó durante la jornada, todos los asistentes coincidieron en señalar que hay unos mínimos que se deben cumplir en el medio rural, y citaron la sanidad, la educación y, por supuesto, la telefonía móvil y la conexión a internet. “No importa dónde produzcamos sino a quien vendemos, y nos tienen que encontrar”, afirmó Carmen Alonso.

En ese sentido también se pronunció el arquitecto Joaquín Andrés, que acudió en representación del Ayuntamiento de Perales, quien solicitó la implicación de las administraciones para garantizar los servicios básicos.

Desde el público Esther Vicente, que es una nueva pobladora residente en Alfambra reclamó mejores servicios sanitarios y también una discriminación positiva para que el empleo público que se genere vaya a parar a las personas interesadas en vivir en el territorio, “aunque habría que estudiar la fórmula porque ahora es inconstitucional”, sentenció.

En la última mesa redonda también intervino Luis Muñoz, técnico de programas europeos en la Diputación de Teruel, quien insistió en que la despoblación no es el problema de la provincia de Teruel, sino que es “encontrar funcionalidad y al territorio” porque, “si es útil, tendrá ocupación”. Precisamente para favorecer esa utilidad la Diputación de Teruel ha puesto en marcha el Plan 113 que, como explicó el técnico, pretende poner en marcha diez pymes en cada comarca que se complementen con una locomotora más grande por comarca y con tres grandes proyectos empresariales distribuidos por la provincia. “Ese un objetivo que se puede medir y contar, en total serían 113 empresas”, enumeró.

Nuevos senderos, un plan para llenar el medio rural

Judith Ferrer, técnica de la Fundación Cepaim, explicó ayer en Perales las diferentes áreas de actuación en materia de desarrollo rural que están llevando a cabo en once provincias de España. Uno de los proyectos es Nuevos Senderos, que plantea la búsqueda de poblaciones que demandan migrantes para aquellas personas que quieren vivir en el medio rural. El primer paso es conocer las características de las personas,  pero no solo su trayectoria profesional, sino que también les hacen un diagnóstico social. Después se buscan las ofertas en los municipios y se establecen posibles conexiones antes de realizar visitas previas para que se conozcan ambas partes. Si las dos están de acuerdo, el nuevo poblador se traslada y a partir de ahí hay un seguimiento por parte de Cepaim. Judith Ferrer especificó que en 2017 se llevaron a cabo 76 inserciones laborales y contactado con 96 posibles empresas que ofertaban empleo.