Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Aspecto que deberá tener el hipopótamo de El Pobo, según la ilustración del pliego de condiciones de la licitación

La Comarca de Teruel adquirirá dos nuevos corpóreos de un hipopótamo y un lobo para el parque cultural Turoliense

Las instalaciones se encuentran en la localidad de El Pobo

La Comarca Comunidad de Teruel se ha lanzado a la caza de dos nuevas bestias de la sabana africana para su parque cultural del Turoliense en el municipio de El Pobo. La institución comarcal acaba de sacar a licitación la adquisición de dos nuevos corpóreos para estas instalaciones, que consistirán en la reconstrucción de un hipopótamo y de un lobo de entre hace 8,7 y 5,3 millones de años, cuando la provincia parecía más un paisaje de África y cuya riqueza en fósiles de esa época le valió la asignación de un piso geológico alusivo a Teruel llamado Turoliense.
 Hace unas semanas ya se adjudicó la contratación de nuevas ilustraciones para los paneles informativos de este parque al aire libre con las nuevas especies cuyas reconstrucciones se instalarán en él, después de que el mismo se inaugurara hace un año con un gran félido dientes de sable y un ancestro de las jirafas de cuello corto.
Ahora, lo que ha sacado a licitación la Comarca es la construcción de nuevas esculturas realistas que a tamaño real seguirán mostrando cómo era la fauna del Turoliense. Los nuevos corpóreos serán un lobo y un hipopótamo, animales frecuentes en el Turoliense en la provincia de Teruel, gracias al paso terrestre que llegó a haber entre África y la Península Ibérica, lo que permitió la expansión de las faunas procedentes del continente africano.
La construcción de estos dos nuevos corpóreos ha salido a licitación por un importe conjunto de 27.000 euros (IVA no incluido), y el adjudicatario deberá tenerlos entregados e instalados en El Pobo el 10 de diciembre de este año como más tarde. El plazo de presentación de ofertas finaliza el próximo 19 de agosto y la apertura de las propuestas económicas tendrá lugar el 4 de septiembre.
Ambas esculturas deberán ser hiperrealistas y del mismo tamaño natural que tuvieron en vida, ya que se trata de especies extintas que vivieron en el Turoliense, durante el Mioceno.
La especie de lobo que tendrá que reconstruirse, y cuyos fósiles han sido encontrados en yacimientos turolenses de esta edad geológica, es Eucyon cipio, cuyo tamaño estimado será de unos 115x75 centímetros. El coste de construcción por su volumen se ha estimado en 7.500 euros.

‘Hexaprotodon crusafonti’
Más costoso, 19.500 euros, será el otro ejemplar que se ha licitado, puesto que se trata de un voluminoso hipopótamo de 3 metros de largo por uno y medio de alto. La especie extinta cuyo corpóreo deberá reconstruirse es la de Hexaprotodon crusafonti. Ambos deberán tener un carácter hiperrealista similar a los animales cuyas reconstrucciones ya pueden verse en el denominado parque de ocio y cultural Un safari por la sabana del Turoliense en El Pobo.
Para darles realismo los ojos tendrán que ser de vidrio y los dientes deberán estar moldeados a partir de los fósiles originales de ambas especies.