Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El Ayuntamiento de La Cuba está apostando por la cultura para dinamizar el pueblo y ha recuperado el baile de Las Vueltas

La Cuba, el municipio con más incremento relativo de población en 2017

La llegada de una familia fue la causa del incremento

En el lado más positivo de las cifras oficiales de población en el padrón municipal a 1 de enero de 2018 publicadas por el Instituto Nacional de Estadística se encuentra La Cuba, ubicado en la Comarca del Maestrazgo. La llegada de una familia con tres hijos fue la causa del incremento poblacional. Se pasó de 36 a 41 habitantes, lo que representa el 13,89%. El siguiente municipio en subida de población fue Miravete de la Sierra que pasó de 31 a 35 habitantes, 12,90%.

El alcalde de La Cuba, Félix Marín, reseñó que el incremento o descenso de población en municipios tan pequeños no es significativo, porque una pequeña variación supone subir o bajar mucho como ha ocurrido hace unos años en su pueblo pero en el lado negativo. 

Félix Marín expuso que la causa del incremento de la población fue la llegada de una familia con tres hijos, que se ha establecido en La Cuba y que la madre es natural de La Cuba. “El marido trabaja en Cantavieja y los niños van a la escuela de Cantavieja. En La Cuba hay un total de 5 niños que estudian en Cantavieja. En La Cuba no hay escuela desde hace 40 o 50 años”.

El regidor de La Cuba comentó que la despoblación afecta a toda la zona del Maestrazgo y que el futuro es complicado, reconoció, aunque se tiene servicios de bar, tienda, que es un multiservicio, peluquería, venta ambulante, visita médica y de ATS dos veces a la semana y que vienen de la Comunidad Valenciana, albergue, cuatro viviendas municipales de alquiler y de las que tres están alquiladas, centro de interpretación del esparto, educación de adultos, gimnasia de mantenimiento etc. 

Lo que no va bien en La Cuba son las comunicaciones, apuntó Marín, caso de Internet y de la carretera de La Mata a Mirambel, que corresponde a Castellón, ya que la parte de la Diputación Provincial de Teruel está acondicionada. 

La Cuba vive de la ganadería y el turismo no tiene el tirón como otras próximas localidades, caso de Mirambel o Tronchón con un patrimonio más importante.

Para el alcalde de La Cuba, la cultura es lo que puede hacer al municipio más atractivo y atraer más población en invierno, no solo en verano y que el pueblo esté más vivo. “Para ello hacemos actividades también en invierno con la recuperación de fiestas. Se busca que la gente participe”.  

En esta línea está la fiesta de Santa Brígida, que se celebra el primer fin de semana de febrero, normalmente con un intenso frío. Se prende fuego a una gran hoguera en la plaza del pueblo y se asa carne y sardina para todo el mundo. La estrella de la fiesta es el zarpeo del gallo a caballo de burros. El origen de esta fiesta, unida a leyendas y profundas tradiciones, está unido a los orígenes de La Cuba como municipio.

En esta labor de recuperación de tradiciones, el primer edil de La Cuba recordó que se había recuperado el baile de Las Vueltas, que se había perdido. El baile de  Las Vueltas se realiza en torno al ayuntamiento en la plaza del pueblo. En este baile, los hombres con su pareja bailan alrededor de la plaza.

En el objetivo de potenciación de la cultura, el municipio está inmerso en crear una biblioteca con donación  de libros y en la que está inmersa la asociación cultural de la localidad.