Síguenos

303_1200x150-controlglass.gif banner click 303 banner 303

La Feria de Mora reanuda el calendario de certámenes de la provincia de Teruel La Feria de Mora reanuda el calendario de certámenes de la provincia de Teruel
Los representantes institucionales atienden las explicaciones sobre las variedades hortofrutícolas recuperadas en la Comarca de Gúdar-Javalambre

La Feria de Mora reanuda el calendario de certámenes de la provincia de Teruel

El Ayuntamiento reduce el número de expositores pero recupera el grueso de las actividades
banner click 236 banner 236

La XXVI Feria de Ganado y Maquinaría Agrícola y XXVIII Industrial y Ganadera de Mora de Rubielos que se celebra este fin de semana sirve para retomar el calendario ferial de la provincia, que había quedado en suspenso con motivo de la pandemia de coronavirus. El Ayuntamiento de la localidad ha reducido el número de expositores para facilitar la distancia interpersonal, pero ha organizado en paralelo las actividades deportivas y lúdicas habituales con el objetivo de recuperar la normalidad.

La directora general de Comercio, Artesanía y Ferias del Gobierno de Aragón, Eva Fortea, fue la encargada este sábado al mediodía de inaugurar la Feria de Mora junto al alcalde de la localidad, Hugo Arquímedes Ríos; el vicepresidente de la Diputación de Teruel, Alberto Izquierdo; el diputado delegado del servicio de Ferias e Instituciones Feriales, Diego Piñeiro; y el presidente de la Comarca de Gúdar-Javalambre, Ángel Gracia, entre otras autoridades.

La directora general explicó que este año estaban calendadas en Aragón 105 ferias, 28 de ellas en Teruel, y que ahora la situación sanitaria permitía retomarlas. En este sentido, recordó que las celebradas en 2019 que no se acogieron entonces a las ayudas del Gobierno de Aragón pueden hacerlo ahora con cargo al presupuesto de 2021. En el caso de la Feria de Mora, la subvención supera los 7.000 euros, concretó.

Fortea se congratuló de la reanudación de las ferias en la provincia de Teruel tras 20 meses de paréntesis y destacó su valor como espacio de negocios, donde se cierran o acuerdan transacciones, así como el carácter divulgativo y formativo de los actos que las acompañan, como la jornada sobre el sector bovino celebrada en Mora este viernes o la exhibición de pastoreo con perros de este domingo.

Tomás Lucas Pamplona, tratante de ganado de El Poyo del Cid

“Las ferias contribuyen a la vertebración socioeconómica sostenible de todo el territorio”, concluyó la directora general.

El alcalde de Mora de Rubielos, Hugo Arquímedes Ríos, señaló que, una vez que Aragón pasó al nivel de alerta 1 modulado -con todos los aforos al 100% y la eliminación de las limitaciones horarias-, decidieron seguir adelante con la feria. “El Ayuntamiento ha apostado por retomar la normalidad. Tenemos que trabajar para recuperar todo lo que teníamos antes de la pandemia, aunque en cierto modo tengamos que continuar conviviendo con ella”, argumentó.

No obstante, desde la organización decidieron reducir el número de expositores para que tanto en los recintos cerrados como en los espacios abiertos fuera más fácil mantener la distancia de seguridad. También las previsiones meteorológicas que anunciaban lluvias provocaron algunas cancelaciones, dijo.

Feria de ganado

La exposición de ganado cuenta en esta edición con ejemplares de todas las razas de bovino que se crían en la comarca, entre las que se encuentran la Serrana de Teruel, parda de montaña, angus y limusina.

Sin embargo, no se han dado cita en el recinto ferial de Mora los ganaderos de ovino por el brote de brucelosis ovina detectado el pasado mes de mayo en cuatro rebaños de las localidades vecinas de La Puebla de Valverde y Sarrión.

Entre los tratantes de ganado presentes este fin de semana se encontraba un habitual, Tomás Lucas Pamplona, de El Poyo del Cid, quien lamentó los dos años de inactividad para ganaderos y animales.

“Amamos a los animales, pero nos cuesta perras mantener el ganado y tenemos que tener algún beneficio”, comentó, lamentándose de la escasez de ayudas del Gobierno para este sector.

Por su parte, Ríos destacó la recuperación de las actividades paralelas a la feria, como la Carrera de Montaña Nocturna celebrada ayer y que contaba con 190 inscritos, o los dos toros embolados de la ganadería Hermanos Navarré Gregorio y La Lucica.

Sobre este último evento, agradeció la ayuda prestada por la consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez. “Queríamos recuperar los festejos de calle por la afición, e incluso devoción, que siente la gente del territorio”, afirmó.

La Feria de Mora continúa este domingo con el ganado como protagonista.

El vicepresidente de la Diputación de Teruel, Alberto Izquierdo, destacó el valor de las ferias como punto de encuentro del sector agrícola turolense y reiteró el “apoyo decidido” de la institución provincial para mantener estos eventos, “que nos ayudan a volver a la normalidad y a volver a vivir”.

Uno de los puestos de la Feria de Mora, con pacas de setas

El redactor recomienda