Síguenos

297_1200x150-trail-oliete.gif banner click 297 banner 297

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

La Fundación Santa María de Albarracín recupera el pulso y se acerca a las cifras de actividades previas a la covid La Fundación Santa María de Albarracín recupera el pulso y se acerca a las cifras de actividades previas a la covid
Acceso a la sede central de la Fundación. Archivo

La Fundación Santa María de Albarracín recupera el pulso y se acerca a las cifras de actividades previas a la covid

Las citas se concentraron en la segunda mitad del año y los museos acusaron el prolongado cierre
banner click 236 banner 236
Cruz Aguilar

La Fundación Santa María recuperó el pulso en 2021, en el que logró cifras tanto de actividades organizadas con de participantes muy cercanas a las del año 2019, previo a la pandemia. Para ello tuvo que concentrar todas las citas en la segunda mitad del año, ya que la actividad estuvo totalmente paralizada hasta finales del mes de junio. Los datos que aún quedan lejos de los alcanzados en los años previos a la covid son los de los visitantes de los Espacios y Museos, que acusaron el cierre durante medio año y, sobre todo, en momentos de gran afluencia turística, como la Semana Santa.

A  lo largo del pasado año 2021 se llevaron a cabo en la entidad un total de 94 actividades, entre cursos, seminarios y conciertos, una cifra muy superior a los 37 organizados en 2020, donde apenas hubo actividad a lo largo del año, pero que se acerca a los 108 eventos que se realizaron en el año 2019. En este sentido, el gerente de Santa María, Antonio Jiménez, detalla que durante 2021 “se hicieron un 78% de las actividades del 2018, que fue uno de los ejercicios mejores en la historia de la Fundación”.

Notable fue el aumento, con respecto a 2020, en el número de participantes en los eventos, al superarse las 3.800 personas, un dato que se acerca mucho a los poco más de 4.000 que hubo en 2019. En el año 2020 y debido a la covid apenas 400 personas asistieron a alguna de las actividades organizadas por la Fundación Santa María en Albarracín.

Sin parar

Para poder llegar a unos datos anuales buenos en tan solo seis meses la actividad fue incesante desde el mes de julio, según argumenta el gerente quien señala que “ha sido un no vivir” durante los siete días de la semana.

De todas las actividades que tradicionalmente desarrolla la institución se suspendieron únicamente dos, uno de ellos fue el Curso de Pintura de Paisaje –debido a que buena parte de los alumnos y los profesores son personas mayores y hay mucha interacción durante las sesiones entre ellos–. Tampoco se realizó el Curso Internacional de Filosofía, Literatura, Arte e Infancia (Flai) puesto que ya no hubo tiempo de programarlo debido a los cierres motivados por la crisis sanitaria.

Además, Antonio Jiménez manifiesta que hubo algunas cancelaciones de reuniones profesionales –algunas de ellas aplazadas para este 2022– pero sin embargo hubo otras empresas que reservaron y por eso la actividad externa de la Fundación apenas se vio mermada.

Hay que tener en cuenta que el año 2019 supuso una caída con respecto al ejercicio anterior y la Fundación Santa María afrontó uno de sus ejercicios más difíciles a consecuencia del recorte de ayudas. En ese año la falta de presupuestos condicionó la falta de apoyo institucional y también influyó la celebración de dos procesos electorales.

Turismo

Donde todavía están lejos de recuperarse es en la cifra de visitantes que hacen uso de los espacios y tesoros, que aglutina tanto los diferentes museos como el castillo. El pasado año atendieron a 19.000 personas en el centro de información y el total de visitantes superó sensiblemente los 20.000 turistas, unos datos muy alejados de los en torno a 40.000 visitantes que hicieron uso en los años 2017, 2018 y 2019 de estos espacios museísticos que gestiona la Fundación Santa María.

Pese a que la pandemia descolocó el año 2020 a todos los niveles, los espacios turísticos de Albarracín mantuvieron unas cifras relativamente buenas, con 13.423 visitantes atendidos en el centro de visitantes y 15.750 turistas atendidos en el conjunto de los espacios.

Aunque las cifras de visitantes son inferiores a las de los años previos a la pandemia, los ingresos han sido bastante similares porque la institución actualizó sus precios, que estaban muy desfasados según comenta el responsable de la misma.

En cuanto a los grandes hitos del pasado 2021, Jiménez destaca la entrada de la Fundación Térvalis en el Patronato, algo que  según sus propias palabras, “va a significar un refuerzo” para la entidad.

El gerente también resalta con respecto al ejercicio que se acaba de cerrar la emotividad de los reencuentros entre los participantes habituales de los cursos. “Había ganas locas de estar aquí, fue como una especie de ausencia forzada que explotó con la apertura”, especifica el responsable de la institución.

Los planes para este año que ahora arranca es mantener la actividad en conciertos, exposiciones y cursos y acometer una nueva fase de restauración de la muralla y el paisaje de su entorno. Por otro lado, según especifica Antonio Jiménez, ya tienen varias obras planificadas tanto en la capital turolense como en pueblos del Maestrazgo y en otros de la provincia de Guadalajara.

El redactor recomienda