Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La Fundación Santa María recupera el programa de 2020 para este año La Fundación Santa María recupera el programa de 2020 para este año
Los patronos de la Fundación Santa María, antes de iniciarse la reunión mantenida en Albarracín

La Fundación Santa María recupera el programa de 2020 para este año

Gestionará un presupuesto que supera los 600.000 euros destinados a 28 acciones culturales
Cruz Aguilar

El convenio que suscribirá la Fundación Santa María con la de Térvalis y que contará con la participación del Ayuntamiento de Teruel será uno de los hitos más importantes de este 2021 para la entidad de Albarracín, que este año celebra su 25 aniversario y que espera celebrarlo recuperando el programa cultural que tuvo que aplazar el año pasado a consecuencia de la crisis sanitaria. El acuerdo con Térvalis supondrá la intervención, durante varios años, en elementos patrimoniales de la ciudad de Teruel de gran envergadura, como la traída de aguas, la Escalinata o las iglesias de San Martín y San Miguel, entre otros.

Este fue uno de los asuntos que se abordaron durante la reunión del patronato, que se realizó de manera presencial por primera vez desde el inicio de la pandemia sanitaria. El presupuesto para este año 2021 superará los 600.000 euros de los que 180.000 se destinarán al capítulo de restauración patrimonial y el resto a actividades culturales.

El presidente de la Fundación Santa María, José Ángel Biel, destacó la importancia que tiene para las fundaciones Santa María y Térvalis iniciar una alianza que se prolongará durante varios años y que servirá para impulsar “el emblemático centro de restauración” que hay en Albarracín, además de para recuperar el patrimonio más relevante de la ciudad. El responsable no ofreció datos sobre la cuantía económica que podría suponer el convenio, pero aseguró que será elevada y puntualizó que la firma podría materializarse en el mes de mayo si las condiciones sanitarias lo permiten.

El hacer en restauración

En palabras de Biel, el Centro de Restauración ofrece “el criterio, el estilo y la manera de hacer de la Fundación”, que contrata a especialistas en función de la demanda de trabajo existente. A todo ello hay que sumar la “rentabilidad” porque como explicó se trata de una entidad sin ánimo de lucro. En este sentido el gerente, Antonio Jiménez, apostilló que no busca los beneficios industriales y también ofrece un ahorro puesto que “la firma de determinados acuerdos permite incluso ahorrar el IVA”, aseguró. 

Para Biel la firma de este convenio será uno de los hitos más relevantes de este 25 aniversario que, a consecuencia de la pandemia, no se podrá celebrar como en un inicio se había proyectado. Eso sí, tanto el presidente como el gerenteconfían en poder inaugurar el próximo 8 de septiembre tanto parte de la restauración de la muralla y su entorno como la sala capitular de la Catedral. 
Jiménez detalló que el programa de este año reproduce lo que se había planteado para el año 2020 y que no pudo llevarse acabo. En total se realizarán 28 acciones y hay algunas que todavía están pendientes de futuros convenios, dijo el responsable de la entidad. 

El gerente destacó que se han programado todos los cursos de restauración, que ya se incluyeron en el calendario durante la segunda mitad del pasado año pero finalmente hubo que suspenderlos como medida de precaución frente a la covid-19. Detalló que entre junio y diciembre se realizarán las siete acciones formativas. 
También tienen la fecha prevista de realización los cursos y seminarios, que se celebrarán todos a excepción del de Filosofía,  Literatura, Arte e Infancia (FLAI), que está en el calendario porque la pandemia ha reajustado las fechas de docencia y de momento se desconoce si se podrá realizar.

Por otro lado, el XXIII Ciclo de Música de Albarracín incluye cinco conciertos entre junio y diciembre y habrá seis exposiciones, tres en el Museo de Albarracín y otras tres en la Torre Blanca. A todo ello se suma la estancia artística del proyecto Sonotomia, que cuenta con financiación europea y que se desarrolla en colaboración con Portugal y Hungría.

Además del presidente y el gerente, a la reunión asistieron Rebeca Bernad, en representación del Ayuntamiento de Albarracín; Manuel Rando, presidente de la Diputación de Teruel, el vicario de la diócesis de Teruel y Albarracín, Juan Pablo Ferrer, y los patronos Manuel Pizarro y Honorio Romero por parte de Ibercaja.

José Ángel Biel recordó al inicio de la sesión a los recientemente fallecidos Santiago Lanzuela, gran impulsor de la Fundación Santa María en sus inicios, y al exalcalde Octavio Collado y el obispo Antonio Algora, ambos patronos en el pasado. También mencionó a Marta Izaguirre, jefa del gabinete del vicepresidente del Gobierno de Aragón y con la que la entidad realizó numerosas gestiones.