Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Vista panorámica del reloj y la población al fondo

La loma de Santa Ana, el lugar más puntual de Monteagudo: la Asociación Amigos del Pairón instala un reloj solar horizontal

Cruz Aguilar

La Asociación Amigos del Pairón de Monteagudo del Castillo ha instalado un reloj horizontal en la loma de Santa Ana. Se trata de una instalación de gran tamaño puesto que cuenta con un semicírculo de 6 metros de radio en el que hay unas estrellas mudéjares metálicas con los números romanos y un estilo o barra que es sobre el que el sol proyecta la sombra y marca la hora.

La instalación concluyó la pasada Navidad, pero el proyecto comenzó a desarrollarse ya en el año 2019, cuando la asociación organizó una reunión para concretar el lugar donde se iba a colocar. “Después buscamos formas de financiarlo y hemos contado con el apoyo del Ayuntamiento, la Asociación Cultural y de Festejos y la Comisión de Fiestas de 2020”, comenta Damián Villamón, que forma parte de la asociación.

El reloj horizontal se ha instalado en la loma de Santa Ana, muy cerca del cementerio y Villamón precisa que la elección del lugar responde a que tenía que ser un espacio en el que las sombras no obstaculizaran la proyección solar de forma que tuviera el mayor tiempo posible de radiación.

En la instalación la hora la marca la posición del sol y permite saber el momento del día entre las 6 de la mañana y las 6 de la tarde. “Ahora en invierno es una hora de diferencia y en verano son dos”, aclara. De todas formas, junto al semicírculo se ha instalado un atril con un panel explicativo en el que se muestra, a través de una gráfica, que hay una variación. “Es una ecuación del tiempo que varía hasta en 15 minutos más o menos”, especifica Damián Villamón. Esta variación se produce, según concreta la profesora de matemáticas Carmen Soguero en el blog Matryc, porque el reloj “da una medida del tiempo verdadero”. El día verdadero, añade la docente, es el intervalo que transcurre entre dos pasos consecutivos de sol por el meridiano del lugar. “Estamos hablando, lógicamente, del movimiento aparente del sol. Como la órbita de la Tierra no es circular, sino elíptica, este movimiento aparente (visto desde la Tierra) no es uniforme. El resultado es que el sol va más rápido en otoño e invierno que en primavera y verano”, relata.

Un elemento fundamental del reloj es el estilo, la barra cuya sombra proyectada indica las horas en un reloj de sol y cuya punta se llama gnomon. Debe tener una orientación y una inclinación concreta y proyecta su sombra sobre unas placas metálicas en forma de estrella que se han completado con barras para que la hora sea fácilmente reconocible incluso cuando la sombra es menos alargada.

El proyecto fue desarrollado por la Asociación de Amigos del Pairón de Monteagudo y sus integrantes realizaron los planos con todos los cálculos especificando la orientación. “Es orientación norte, pero con una desviación de un par de grados al oeste”, precisan. 

También la instalación del gnomon debe ser concreta y está vinculada a la latitud del terreno. En este sentido Carmen Soguero detalla que “los relojes horizontales ubicados en el hemisferio norte orientan su estilo en dirección norte-sur, con el gnomon apuntando hacia la estrella Polar (norte). Por lo tanto, el estilo es paralelo al eje de rotación terrestre.  Monteagudo se encuentra a una latitud de 40º 27′ N, por lo que ese es el ángulo que el estilo forma con el cuadrante”, recalca.  

 Unos cálculos complejos que luego debieron materializarse en un semicírculo de cemento, al que se ha dado un vistoso color rojizo. Para la realización de este estilo contaron con la ayuda del herrero de Cedrillas, muy próxima a Monteagudo. “Hemos contado con profesionales de cada uno de los sectores pero desde la asociación hemos colaborado en la construcción de todo”, relató Damián Villamón. 

El reloj constituye un gran atractivo tanto en sí mismo al ser una instalación poco común pero también por las vistas que desde el mismo se aprecian de Monteagudo y los parajes de alrededor.

No es el único reloj solar que hay en la localidad, ya que hay otros dos en las fachadas de edificios. 

Por otro lado, la asociación ha realizado otras diversas actuaciones para mejorar el entorno del pueblo. Así, han plantado en torno a un centenar de árboles en un terreno que han denominado El Bosque.