Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Gran parte del recorrido discurre junto al Martín y las crecidas tras la borrasca Gloria y la caída de pinos por la nieve de Filomena lo dejaron intransitable

La ruta de Peñarroyas a Obón junto al Río Martín ya es otra vez transitable

Los materiales a sustituir y la retirada de los dañados se realizó con ayuda de mulos
Cruz Aguilar

La ruta senderista que une la pedanía de Peñarroyas, en Montalbán, con Obón, ya está operativa. El camino resultó afectado ya en 2020 por la riada que se produjo después del temporal Gloria. Este año los espesores que dejó la borrasca Filomena causaron la caída de árboles sobre el cauce. Hace unas semanas el Parque Cultural del Río Martín en colaboración con diferentes administraciones retiró toda la maleza y acondicionó las zonas que habían sido dañadas por el agua.

La actuación, coordinada por el Parque Cultural del Río Martín, se llevó a cabo gracias a la participación de la Federación Aragonesa de Montaña, financiada a través del Fondo de Inversiones para Teruel (Fite); el Gobierno de Aragón, con los departamentos de Turismo y Patrimonio; la Comarca de Cuencas Mineras y los Ayuntamientos de Montalbán y Obón. 

El gerente del Parque Cultural del Río Martín, José Royo, explicó que los trabajos se han centrado en retirar toda la maleza que había y revisar los pasos y pasarelas para sustituir aquellas tablas que se habían perdido. Además, hubo que retirar numerosos árboles que habían caído sobre el cauce del río.

Para poder llevar a cabo estos trabajos dada la orografía del terreno se contó con mulos para el transporte de los materiales. En este sentido, el responsable del parque matizó que había que transportar todos los elementos a una gran distancia y a través de una senda, por lo que las caballerías resultaron la mejor opción.

“Ahora el camino ha quedado transitable, antes te obligaba a cruzar el río por el interior en algunas de las zonas”, detalló José Royo.

Uno de los elementos más vistosos del recorrido es ahora una pasarela construida con dos grandes chopos que cayeron sobre el Martín. Dos vecinos de Obón los unieron y colocaron por encima tablas para convertirlos en un puente. “Se dio la casualidad de que habían caído muy cerca de la zona recreativa del Batán”, especificó el gerente del Parque Cultural.

Este recorrido tiene una distancia de 9,6 kilómetros y un desnivel de 178 metros. El tiempo aproximado de duración es de 3 horas y media. El interés paisajístico que tiene propició que durante el año 2020 –en el que durante varios meses hubo confinamiento domiciliario a consecuencia de la pandemia- lo realizaran un total de 6.000 personas. Royo argumentó al respecto que se han duplicado el número de personas que lo recorrieron con respecto al año anterior y lo achaca a la necesidad de las personas de realizar actividades al aire libre. 

Los contadores de otras de las rutas también registraron incrementos similares y el de Valdoria, en Albalate del Arzobispo, contabilizó en 2020 un total de 4.000 personas frente a las aproximadamente 2.000 que lo realizaron en el año 2019. No obstante José Royo matizó que en las visitas a los centros de interpretación han caído en picado desde que se inició la pandemia: “En algunos sitios han sido prácticamente nulas y en la propia sede del parque se ha registrado menos de la mitad de las entradas”.