Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La UAB y Atruter se alían para localizar gusanos que acaben con el Leiodes que afecta a la trufa La UAB y Atruter se alían para localizar gusanos que acaben con el Leiodes que afecta a la trufa
Julio Perales (izq.), Fernando García del Pino y Víctor Pérez, ayer poco antes de comenzar la jornada técnica

La UAB y Atruter se alían para localizar gusanos que acaben con el Leiodes que afecta a la trufa

La investigación buscará a los nematodos entomopatógenos que atacan al escarabajo
Cruz Aguilar

La Asociación de Truficultores y Recolectores de Trufa de Teruel (Atruter) ha firmado un contrato con el grupo de investigación de control biológico de plagas de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) para que investiguen sobre la aplicación de los nematodos entomopatógenos (NEPs) en el control del escarabajo de la trufa. El responsable del Departamento de biología Animal, Biología Vegetal y Ecología y profesor de la UAB Fernando García del Pino fue el encargado de explicar cómo se utilizan estos gusanos microscópicos, que penetran en los insectos y los matan.

La jornada técnica, que tuvo lugar en el Palacio de Exposiciones y Congresos, fue organizada por la Cámara de Comercio e Industria y Atruter y se enmarcó en las sesiones desarrolladas en el marco de las XXXVI Ferias del Jamón de Teruel y Alimentos de Calidad, que se celebraron en la capital.

Según el convenio, Atruter aportará 4.000 euros que se destinarán a financiar los trabajos de investigación desarrollados por los científicos catalanes. Además, los socios deberán colaborar en la toma de muestras ya que según explicó García del Pino, es necesario recoger un centenar de muestras de tierra de varios puntos de la provincia y de fincas con diferentes características. El objetivo es localizar en ellas los nematodos que existen y ver si son capaces de atacar al Leiodes cinnamomeus.

En este sentido García del Pino explicó que el trabajo consistirá en la recogida de muestras de terrenos arenosos, arcillosos, de secano, de regadío y de solana y umbría para, ya en el laboratorio, aislar e identificar los nematodos entomopatógenos que hay en las fincas truferas de Teruel. “Esto permitirá conocer si las condiciones de cultivo son adecuadas para la presencia y supervivencia de estos gusanos”, detalló.

Para Julio Perales, presidente de Atruter, es fundamental tratar de identificar los nematodos que ya existen en las truferas “y ver cuáles son los más agresivos con el escarabajo”. Con el fin de conseguir una muestra amplia de terrenos solicitó la colaboración de buena parte de los asociados.

Colección de cepas

Por otro lado, el estudio permitrá disponer de una colección de cepas autóctocas susceptibles de usarse en las zonas truferas. En este sentido, el acuerdo de colaboración contempla una primera parte del proyecto de investigación, que debería continuarse, como dejaron claro los responsables del mismo, con los ensayos en semi-campo y en campo para saber a ciencia cierta la letalidad de los nematodos localizados.

Este acuerdo tiene su germen en una investigación desarrollada por Carla Fuentes, licenciada en Ciencias Ambientales, que como trabajo de fin de master se centró en el estudiar cuáles eran los nematodos que atacaban al escarabajo de la trufa. Los utilizados en las pruebas fueron Steinernema carpocapsae, Steinernema feltiae y Heterorhabditis bacteriophora, que son cepas autóctonas habituales en los cultivos de avellanos de Cataluña. Alguno de ellos ofreció alentadores resultados en el laboratorio, pero el profesor de la UAB indicó que no es posible aplicarlos a campos turolenses puesto que hay que localizar aquellos nematodos que puedan sobrevivir y resultar efectivos a las condiciones de las fincas truferas de Teruel. 

Fernando García del Pino comentó que para su equipo de investigación es muy relevante la realización de este estudio tanto por los avances a nivel científico que se pueden lograr, con la posterior publicación de artículos en el ámbito científico, como para contribuir a mejorar el sector.

De momento, uno de los investigadores del equipo va a desarrollar su tesis doctoral centrada en los nematodos entomopatógenos susceptibles de frenar la extensión del Leiodes cinnamomeus. 

El uso de nematodos es habitual en agricultura puesto que constituye un elemento idóneo para acabar con plagas sin afectar al resto de la plantación, ya que no se trata de productos químicos. En este sentido, el ponente precisó que para su comercialización no es necesario incluiros en el registro de productos fitosanitarios –un proceso que puede prolongarse hasta 15 años– sino que es suficiente con comunicar su uso y adelantó que ya hay casas comerciales que los venden. “Son inocuos para el hombre, la planta y otros animales”, añadió.

Inocuidad para los seres vivos

Esta inocuidad para el resto de los seres vivos es lo que obliga a localizar aquellos gusanos microscópicos que son más idóneos para acabar con la plaga.

Aunque el responsable del Departamento de biología Animal, Biología Vegetal y Ecología se mostró muy esperanzado con los resultados que se pueden obtener a través de este sistema de control de plagas, precisó que para el control de Leiodes cinnamomeus habrá que combinarlo con otras técnicas.

En la primera parte de la charla intervino el técnico de Sanidad Vegetal del Gobierno de Aragón Víctor Pérez Fortea, quien se ocupó de ofrecer algunas pinceladas sobre las características del escarabajo y su ciclo biológico.

A la jornada asistieron varias decenas de personas –se celebró en el salón de actos para cumplir con todos los requisitos sanitarios condicionados por la pandemia de Covid-19– y entre ellos había productores de varios puntos de la provincia y técnicos de empresas farmacéuticas que también están interesadas en el desarrollo comercial de estos plaguicidas naturales.

Sistema de control de plagas muy utilizado

El uso de nematodos es habitual para el control de plagas puesto que resulta muy ventajoso con respecto a otras técnicas. Por un lado no aporta sustancias químicas al campo ya que se trata de seres vivos, gusanos microscópicos que existen de forma natural en la tierra. Pero además, como explicó el investigador Fernando García del Pino, se trata de gusanos que solo se alimentan cuando están dentro del insecto al que finalmente matan. Son capaces de localizarlo y lo buscan de forma activa introduciéndose en él por sus aperturas naturles, que son la boca, el ano y los espiráculos respiratorios. En el transcurso de entre 24 y 48 horas el insecto muere a causa de una infección producida por la propia bacteria que introduce el nematodo. Ya hay un total de 33 productos comerciales elaborados a partir de nematodos y otra de las ventajas es que pueden aplicarse con los equipos convencionales como pulverizadores o mediante el riego.

La Cámara de Comercio ofrece su experiencia en comercializar

El presidente de la Cámara de Comercio, Antonio Santa Isabel, ofreció durante la presentación de la joranda la colaboración de la institución para elaborar un plan de promoción y comercialización de la trufa de Teruel. Puso a disposición de los truficultores la “experiencia” y trabajo de la Cámara para sacar adelante una camapña que ayude a salvar el complejo momento que atraviesa el sector agroalimentario en general y la Tuber melanosporum en particular. Santa Isabel planteó la necesidad de incrementar el consumo tanto dentro como fuera de España.