Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Antonio Jiménez, Benito Ros y José Ángel Biel, durante su visita al tramo de la muralla de Albarracín que está siendo restaurado

Las fundaciones Santa María de Albarracín y Térvalis intervendrán en la ciudad de Teruel

Un acuerdo entre ambas entidades y el Ayuntamiento permitirá actuar en la traída de aguas y San Miguel

Las fundaciones Santa María de Albarracín y Térvalis firmarán un acuerdo de colaboración con la participación del Ayuntamiento de Teruel para intervenir en espacios degradados de la ciudad, como la traída de aguas o la iglesia de San Miguel. 

Así lo anunció el presidente del Patronato de la Fundación Santa María de Albarracín, José Ángel Biel, y el delegado territorial del Gobierno de Aragón en Teruel, Benito Ros, que ,acompañados por el director gerente, Antonio Jiménez, visitaron los trabajos que se están realizando en el último tramo de la muralla pendiente de restauración, entre otros espacios.

Biel asumió la presidencia del Patronato de la Fundación a principios de enero, cargo que ya ocupó previamente durante 16 años. Sin embargo, la pandemia de coronavirus le había impedido hasta ahora acudir a Albarracín.

Durante su visita, recordó que la Fundación, que en 2021 celebrará su 25 aniversario, ha alcanzado un gran prestigio por lo que está siendo demandada para intervenir en otros lugares.

En este sentido, anunció que próximamente firmarán un acuerdo con la Fundación Térvalis que preside Generoso Martín que, en colaboración con el Ayuntamiento de Teruel, les permitirá actuar en espacios de la ciudad como la traída de aguas con el acueducto de Los Arcos o el entorno de la iglesia de San Miguel.

Según Biel, la Fundación Santa María se hará cargo de las restauraciones mientras que la Fundación Térvalis y el Ayuntamiento aportarán la financiación.

El presidente del Patronato indicó que la Fundación ha superado el expediente de regulación de empleo (ERTE) obligado por la pandemia y retomado su actividad.

Entre los trabajos que se están llevando a cabo en estos momentos destacó la restauración del último tramo de la muralla pendiente de restauración, ubicado junto a la torre de Doña Blanca y financiada por la dirección general de Patrimonio del Gobierno de Aragón.

Antonio Jiménez explicó que se ha actuado en un tramo de 512 metros del lienzo ubicado entre la parte trasera de la Catedral y el cementerio que estaban cubiertos por maleza y ruinas, y que solo restan entre 40 y 50 para terminar. De esta forma, culminará la restauración de la muralla de la localidad.

Patrimonio también ha confirmado una aportación de 100.000 euros para intervenir en el entorno de la torre y otra por el mismo importe para la organización de hasta 1.500 piezas restauradas y almacenadas en la Catedral.

Financiación

El Patronato está a la espera de recibir también 360.000 euros procedentes del Fondo de Inversiones de Teruel (Fite) y otros 48.000 del Instituto Aragonés de Empleo (Inaem), además de la aportación del Instituto Aragonés de Fomento (IAF) aún por concretar.

Biel indicó que de esta forma, a pesar de la crisis económica derivada de la Covid-19, la financiación de toda la actividad de la Fundación para el presente ejercicio está “garantizada”.

En este sentido, el delegado territorial del Gobierno de Aragón en Teruel, Benito Ros, trasladó la continuidad de la colaboración con la Fundación, a la que felicitó por “el magnífico trabajo llevado a cabo en la recuperación del patrimonio”.

Próxima intervención

Respecto a la actuación en el entorno de la torre de Doña Blanca, Jiménez explicó que se va a acometer un proyecto “modélico” de intervención en espacios urbanos abiertos, que guarde sintonía con el patrimonio, y que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Albarracín.

El director gerente de la Fundación indicó que antes estas intervenciones se limitaban a ajardinamientos con especies vistosas pero que ahora se va a reenfocar para que mantenga la coherencia con la sobriedad del entorno. Por eso, las especies que se plantarán serán las propias del terreno, como aromáticas, sabinas y carrascas.

Antonio Jiménez mostró a Biel y Ros los 1.500 bienes que han sido restaurados y que se encuentran almacenados en la Catedral a la espera de poder ser expuestos. Entre ellos, se encuentran piezas antiguas de gran valor, como cálices de plata, obras pictóricas, diferentes prendas de materiales nobles y pergaminos, entre otras muchas.

Indicó que, cuando se confirme la financiación, se programarán los siete cursos de restauración que habitualmente se llevan a cabo cada año y que han permitido la recuperación y catalogación de todas esas piezas.

La Fundación también retoma la actividad cultural y expositiva, y también la musical aunque limitada de momento a un concierto de Sonotomia el próximo 14 de septiembre con el que se pondrá fin al Curso Historia y Cultura Medieval dirigido por José Luis Corral.

Benito Ros indicó que la recuperación de la actividad por parte de la Fundación Santa María de Albarracín es un ejemplo del “entusiasmo” por seguir adelante a pesar del momento tan difícil generado por la pandemia.

“La prioridad es mantener la salud y recuperar la economía para que nadie se quede atrás. Pero para eso, las instituciones necesitamos de la colaboración de la ciudadanía. El Gobierno de Aragón trabaja para que sus servicios públicos sean efectivos, pero las personas deben seguir los protocolos para frenar la expansión del virus”, argumentó Benito Ros.