Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Los cuerpos de los cinco fusilados en Villastar serán entregados a sus familias Los cuerpos de los cinco fusilados en Villastar serán entregados a sus familias
La imagen corresponde a los trabajos de exhumación realizados en el paraje de la Cañandonera de Villastar durante el mes de septiembre de 2017

Los cuerpos de los cinco fusilados en Villastar serán entregados a sus familias

Las pruebas de ADN ya han sido realizadas y los restos se darán a sus familiares el 2 de febrero
banner click 236 banner 236
Cruz Aguilar

Los restos de los cinco civiles fusilados en septiembre de 1936, durante la denominada represión en caliente, en el paraje de la Cañandonera en Villastar serán entregados a sus familias el día 2 de febrero en un acto de homenaje que tendrá lugar en el salón de actos del Edificio Multiusos. 

Apolinar Tomás Hinojosa, Antonio Mateo Pérez, Lorenzo Maícas Atienza, Santiago Atienza Corbalán y su padre, Roque Atienza Redolar, fueron sacados de sus casas el 28 de agosto de 1936 y, tras estar durante cuatro días en una cárcel del pueblo se perdió su pista. Todos ellos eran sindicalistas y sus familias siempre supieron que habían sido fusilados junto a la carretera que va de Villastar a Villel. Según el testimonio de algunos vecinos, los hombres y sus verdugos cruzaron por una pasarela de madera, ahora desaparecida, y a pocos metros fueron fusilados. 

La exhumación de los cinco cuerpos tuvo lugar por iniciativa de la Asociación Pozos de Caudé y en el marco del curso de Arqueología y Antropología Forense en septiembre de 2017. Junto a los cuerpos se hallaron varios objetos personales, como una tabaquera o una cartera, y también la munición empleada para matarlos, que era la típica utilizada durante la represión en caliente, según confirmaron los expertos . Sin embargo, fueron las pruebas de ADN las que han confirmado la identidad de los cinco hombres y sus restos podrán ser entregados, después de más de ocho décadas, a sus familiares. 

Paco Sánchez, que forma parte de la Asociación Pozos de Caudé, explicó que las pruebas genéticas las ha realizado una empresa especializada pero que serán costeadas por el Gobierno de Aragón. Así, aunque los familiares han tenido que adelantar, a través de la Asociación de Familiares de Cañandonera, los 500 euros por cada una de las víctimas, ya tienen la confirmación de que contarán con ayudas del Ejecutivo autonómico y que además llegarán de forma inminente. 

Sánchez indicó que en un principio las familias se plantearon enterrar a los cinco juntos en un único nicho en el cementerio de Villastar, pero finalmente  decidieron solicitar la realización de las pruebas, aunque ello retrasara el momento de darles sepultura. Tras un año los análisis de ADN han llegado y el próximo 2 de febrero se hará el acto de entrega de los restos a las familias. 

En esa misma jornada tendrá lugar una conferencia sobre el trabajo de exhumación llevado a cabo por el grupo ArqueoAntro y también se proyectará un tráiler del documental y del proyecto fotográfico sobre los Cinco de Cañandonera elaborado por Eloy Ariza. Tras finalizar el acto intervendrán los familiares de los homenajeados.

Los restos de los cinco hombres fusilados serán depositados en una sepultura del Cementerio Municipal de Villastar.