Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Los vecinos de La Hoz de la Vieja derrochan espíritu navideño para decorar el pueblo Los vecinos de La Hoz de la Vieja derrochan espíritu navideño para decorar el pueblo
Del belén de la iglesia se han ocupado las mujeres que habitualmente lo colocaban

Los vecinos de La Hoz de la Vieja derrochan espíritu navideño para decorar el pueblo

Un grupo de adultos y niños se han juntado para elaborar objetos festivos con los que alegrar la localidad
Cruz Aguilar

La Hoz de la Vieja quiere que esta Navidad sea especial y sus vecinos han tenido la iniciativa de decorar el pueblo. Ha sido una excusa para estar entretenidos algunos ratos de este invierno en el que el ocio se ha visto muy reducido a consecuencia del Covid-19. En la elaboración de los detalles navideños han participado alrededor de 40 de los 80 vecinos y entre ellos están los 10 niños que residen actualmente en el municipio.

La alcaldesa, Laura Royo, explica que el Ayuntamiento siempre ha colocado algunos adornos y que este año se han comprado algunos más, a los que se han sumado los objetos artesanales realizados por los niños y mayores de La Hoz. “Han tejido estrellas, campanillas, han hecho lazos, y bolas y han recogido piedras y musgo para decorar más el belén”, indica la regidora municipal, quien señala que de esa decoración forman parte un poco todos los habitantes de la localidad. 

Uno de los rincones más entrañables es el Trinquete, que normalmente está cerrado, pero ahora se ha decorado con un árbol de Navidad, un belén y una maqueta del castillo. Además, varios vecinos han elaborado lazos en los que pone el mote de todos los vecinos del pueblo. “La elaboración de los elementos decorativos nos ha unido a todos y la idea es continuar en próximos años”, relata Laura Royo, quien añade que ha sido una forma de entretenerse en un momento en el que “prácticamente no se puede hacer nada”.

También se han colocado cintas en las pasarelas que hay sobre el río, en la zona de La Cantalera. Además, como es costumbre desde hace años, un grupo de mujeres han instalado el belén en el interior de la iglesia mientras que en el exterior del templo se ha puesto un árbol de Navidad.

A todas estas decoraciones en espacios públicos se suman las que han hecho los propios vecinos en sus domicilios particulares. “No hay mucha tradición de decorar las casas, pero este año se ha animado mucha gente”, comenta la alcaldesa.

El espíritu navideño comenzó a nacer ya el año pasado, cuando un grupo de vecinos rescató la tradición de celebrar la festividad de los Reyes Magos con una pequeña cabalgata. Este año sus majestades los Reyes de Oriente regresarán a esta localidad de las Cuencas Mineras aunque lo harán guardando todas las medidas de seguridad. 

Laura Royo comentó que se trata de un pueblo donde, a pesar de haber pocos vecinos, todos son muy colaborativos y la idea es continuar incrementando en próximos años la decoración con nuevos detalles en otras zonas de la población.