Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Con pancartas coloridas, un manifiesto en verso e incluso varias jotas protestaron ayer en la plaza de San Juan los miembros de Acequias Vivas

Los vecinos de Olba protestan por la demolición de Los Toranes en la capital

Unas 50 personas se manifestaron en Teruel e informaron a los viandantes de su reivindicación
Cruz Aguilar

La plataforma Acequias Vivas se concentró en la capital turolense para dar visibilidad a su situación y reclamar una solución a la Subdelegación del Gobierno, frente a cuya sede tuvo lugar la movilización. El colectivo está indignado por la decisión del Gobierno de España de demoler la presa de los Toranes, que a su juicio juega un papel fundamental en la ecología de la zona. 

Además, también piden la colaboración de la Diputación de Teruel y del Gobierno de Aragón y recuerdan que la Comarca de Gúdar-Javalambre apoya sus planteamientos, al igual que varias formaciones políticas, como Partido Socialista, Teruel Existe, Partido Popular o Ganar Teruel. Representantes de estas dos últimas formaciones acompañaron al medio centenar de manifestantes en la concentración que tuvo lugar en la capital. Además, varios miembros de Chunta Aragonesista se desplazarán hoy hasta El Valle del Mijares para conocer in situ la situación.

Entre los manifestantes había vecinos de Olba, Sarrión y Albentosa, según explicaron los organizadores, quienes aprovecharon su presencia para explicar a todos los viandantes sus reivindicaciones y repartirles folletos explicativos. Recordaron que la lucha no es entre ecologistas y regantes puesto que en este caso la presa de los Toranes cumple una función ambiental de gran importancia tanto para garantizar el riego de las huertas como para abastecimiento de agua en caso de incendio. Además, según planteó Nando Garrido, presidente del Jurado de la Comunidad de Regantes de Olba, la propuesta de Acequias Vivas es que siga funcionando la central hidroeléctrica porque se trata de una energía limpia y las instalaciones solo requerirían algunas reparaciones. “En este momento la central está amortizada, pero puede seguir funcionando 80 años más”, relató.

Precisamente durante la protesta se hizo referencia a los proyectos energéticos vinculados a los aerogeneradores que se han planteado en algunas zonas de Teruel: “¿Preferimos los montes abarrotados de gigantes?”, cuestionó Cristina Leralta, que fue la encargada de leer el comunicado. 

Leralta recordó además que la presa fue una fuente de trabajo durante décadas para el pueblo, además de que propició el progreso en El Valle con la llegada de la energía eléctrica. 

Tras la resolución de la Dirección General del Agua del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico para su demolición, el colectivo Mijares Vivo ha presentado un recurso de alzada. El proceso se puede alargar durante varios meses pero Garrido lamentó que el tiempo juega en su contra y por eso buscar recabar todos los apoyos posibles. 

Indicó que todos los partidos políticos han presentado o van a presentar alegaciones en el Congreso de los Diputados y desde Acequias Vivas han solicitado una entrevista con la ministra Teresa Ribera.  “Es evidente que es un absurdo demoler la presa”, dijo Nando Garrido. Por ello presentaron 1.500 firmas en contra de las que 1.300 corresponden a gente de la zona.