Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Luco de Bordón, un barrio de Castellote vivo, pero con infraestructuras deficientes Luco de Bordón, un barrio de Castellote vivo, pero con infraestructuras deficientes
En Luco de Bordón la telefonía móvil es muy deficiente con apenas cobertura y cortes en el servicio lo que impide poder teletrabajar y que lleguen pobladores

Luco de Bordón, un barrio de Castellote vivo, pero con infraestructuras deficientes

La señal de la telefonía móvil es muy débil y la carretera a Castellón está en mal estado

Luco de Bordón es un barrio rural que depende de Castellote y  que a pesar de sus escasos habitantes, 12 censados, está muy vivo a través de dos asociaciones, una de vecinos y otra de mujeres. La telefonía móvil es muy deficitaria con muy poca cobertura y la carretera que les une a Castellón se encuentra en muy mal estado. 

El alcalde pedáneo de Luco de Bordón y presidente de la Asociación de Vecinos Virgen del Pilar, José María Lecina, reseñó que el principal problema que se tiene en la localidad es la mala telefonía móvil y las carreteras, sobre todo la que les une con Castellón. “En la parte de la provincia de Castellón a Villores la carretera está acondicionada, pero los kilómetros que hay en la provincia de Teruel no lo está, lo que demuestra la agilidad que tiene una Diputación y la otra Diputación”. Añadía que en referencia a la telefonía móvil que solo se tiene cobertura en determinados puntos y que se corta. 

La descendiente de Luco de Bordón pero natural de Barcelona, localidad a la que emigraron la mayoría de los habitantes del pueblo en los años sesenta del siglo pasado, Ester Rodríguez Querol, apuntó que solo hay una compañía telefónica que funciona mal, con cortes,  y que este grave déficit en comunicaciones impide que se pueda desarrollar el teletrabajo y que hijos del pueblo optasen a vivir en Luco. “Los jóvenes en Barcelona con los salarios que se tienen y los precios de los alquileres existentes tienen que vivir en pisos compartidos o en habitaciones de pisos. A cuántos les gustaría vivir en un pueblo como Luco de Bordón, con el silencio, naturaleza y en una casa. Para mí éste el futuro de localidades como Luco de Bordón, la mejora de las telecomunicaciones para atraer a los jóvenes”.

En los años 70, (1972), el pueblo de Luco de Bordón, que era independiente, se incorpora al municipio de Castellote por la pérdida importante de población residente. En el censo de 2011 Luco tenía una población de 7 habitantes, en 2004 de 14, en los censos anteriores de los años 1950 y 1900 tenía una población de 359 y 672 habitantes respectivamente.

Actualmente en Luco de Bordón no hay agricultor o ganadero propio en la localidad. Solo reside una persona en activo, las demás son jubiladas, que trabaja en el sector servicios, en la residencia de la tercera edad de Castellote. “La agricultura vienen a trabajarla de otros pueblos y ya no queda ningún ganadero en el pueblo”, comentó José María Lecina. “Lo que sí hay son dos casas de turismo rural, que funcionan muy bien como el bar que tenemos en el pueblo y que sirve de punto de encuentro y social de los vecinos. Luco tiene dos asociaciones, una de ellas de mujeres y que funcionan”, valoró. 

En esta línea, el presidente de la Asociación de Vecinos Virgen del Pilar de Luco de Bordón destacó que hay vida, que en verano se celebran fiestas, con niños, tanto que en la plaza Mayor no se deja aparcar coches para que se pueda jugar y que hay futuro con casas que se restauran. “Ahora se está restaurando una casa y un arquitecto de Barcelona ha comprado otra por lo que Luco de Bordón tiene sin duda  atractivo. Se hacen romerías a la ermita del Virgen del Pilar. Hay vida”, afirmó.

En Luco de Bordón el suministro de pan se tiene dos días a la semana que se lleva de Bordón, que además si se le encarga algún producto también hace el servicio. El médico, antes de la pandemia del coronavirus, se desplazaba desde Castellote una vez a la semana. El cura celebra misa en Luco de Bordón cada 15 días en una iglesia que cuida María Antonia Ferrer al igual que de los numerosos maceteros con flores de la localidad de forma altruista, como del cuidado de la iglesia. Las compras se hacen normalmente bien desplazándose a Castellote, que está 19 kilómetros, o bien a Mas de las Matas e incluso a Alcañiz. 

Luco de Bordón está enclavado en un lugar de gran belleza paisajística y pasa el GR 8. Su casco histórico se encuentra elevado sobre el barranco, y domina en lo alto la perspectiva de la ermita del Calvario. Una de las joyas de la localidad es la plaza Mayor, de trazado irregular, con el Ayuntamiento con la típica estructura de las casas consistoriales aragonesas de Edad Moderna y la iglesia dedicada a San Juan Bautista de principios del siglo XVII, de transición del gótico-renacentista al barroco. También hay alguna casona y muestras de arquitectura popular.

Precisamente uno de los emblemas de la localidad, la grandiosa ermita del Calvario, se encuentra en un estado de urgente restauración por su mal estado de conservación. El alcalde pedáneo recordó que antes de que se cambiaran los párrocos había hablado con  el anterior para la reparación de la ermita del Calvario y que lo volverá hacer con el nuevo para tratar este tema de una emita que pertenece al Obispado de Teruel-Albarracín. “La ermita del Calvario es el emblema del pueblo y no queremos que desaparezca”. Para Ester Rodríguez Querol también se tiene que actuar por parte del Ayuntamiento de Castellote en el arreglo de algunas calles sin asfaltar y retirar los inmuebles hundidos que existen y que son un peligro. “Hace unos años se hundió una casa con la suerte de que no cogió a nadie, pero ahí está todo hundido, sin desescombrar y esto es un peligro”, denunció. 

Sendero turístico por los Estrechos del río Bordón

El Gobierno de Aragón lo tiene catalogado e inventariado el GR 8  como recurso turístico. El tramo de la etapa 6 del GR 8 su principal protagonista es el río Bordón. El recorrido parte de Luco de Bordón hasta Las Planas. La ruta ha de seguir las marcas del Sendero Turístico GR 8, bordeando las casas de piedra por un lado y al otro, campos de olivos en la ladera y vistas del camino que lleva a Bordón.

Nada más salir, a unos 150 metros, el itinerario comienza a descender paralelo al barranco de la Virgen del Pilar. Al llegar al fondo, cruza el cauce y continúa hasta las ruinas de un molino.Tras la construcción, la ruta asciende separándose del cauce del barranco. Poco a poco, la ruta va ganando altura hasta que toca descender nuevamente hasta el puente sobre el estrecho del río Bordón, un impresionante lugar desde donde también se pueden observar los restos del antiguo molino El Batán.

A partir de este tramo el cauce comienza a encañonarse, por lo que la ruta asciende pegada a la roca por un camino empedrado. Tras abandonar el cañón, el sendero sale a una pista forestal. Llega a un cruce donde toma la pista de la derecha.El camino se adentra en una zona de pinos carrascos que  llevan hasta Los Alagones. El PR pasa por medio del caserío, junto a la ermita, pero pronto sale rumbo a Las Planas, situado a 1,7 km.