Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Mas de La Cabrera reclama recuperar el abandonado río y más inversiones Mas de La Cabrera reclama recuperar el abandonado río y más inversiones
En Mas de la Cabrera viven todo el año una veintena de vecinos, la mayoría jubilados pero también cuenta con media docena de población activa

Mas de La Cabrera reclama recuperar el abandonado río y más inversiones

Barrio rural de Tramacastiel, junto al Rincón de Ademuz, nunca ha sido municipio independiente

Mas de La Cabrera es un barrio rural de Tramacastiel, que dista a 4,5 kilómetros,  y que nunca fue municipio a pesar de que  hace unas décadas de años  llegó a tener un censo de 109 habitantes. De la capital está a una treintena de kilómetros. En 2017 la población era de 28 vecinos. Mas de Cabrera reclama  la recuperación del río Tramacastiel y una mayor atención inversora por parte de las Administraciones con un pabellón multiusos que  no se termina. 

El alcalde pedáneo de Mas de  La Cabrera, Eduardo Miguel Repullés, que lleva 24 años  seguidos  en  el cargo y es un entusiasta de su pueblo, destaca que pese a que ha sido  un núcleo bien habitado nunca había tenido Ayuntamiento propio, “siempre ha sido  barrio rural de Tramacastiel”. Añadió que éste ha sido siempre el problema, depender de otros, pese que las relaciones con Tramacastiel no son malas y menos con la actual corporación que tiene sensibilidad con Mas de  La Cabrera, reconoció. “Lo que ocurre es que cuando dan las subvenciones, que son escasas, se contempla un solo municipio cuando son dos núcleos diferentes que tienen el doble de gasto al contar con una duplicidad de servicios, cementerios por ejemplo, con lo que aquí llega muy poca inversión”.

En esta línea, el alcalde pedáneo de Mas de La Cabrera confió en que la Diputación Provincial de Teruel atienda en las subvenciones no solo por municipios sino por núcleos de población. “Este problema bien lo sabe el actual presidente de la Diputación Provincial de Teruel, que es alcalde de Calamocha y tiene muchos barrios rurales que atender. La subvención es la misma pero el gasto es el doble. Es  para Tramacastiel y  para nosotros. Somos 74 vecinos entre los dos núcleos  de población. Nunca se piensa en los barrios  y en las Administraciones se considera que todo es un  pueblo, un municipio”, incidió.

Mas de La Cabrera con una población actual de 22 habitantes durante todo el año y 130 en la época estival ha  llegado a tener escuela propia con 30 niños-as en los años  cincuenta y sesenta del siglo pasado, recordó Eduardo Miguel que tiene 63 años. Actualmente el más joven que vive en Mas de La Cabrera tiene 20 años y se desplaza a Teruel para trabajar. El vecino de más edad cuenta 97 años. Mas de La Cabrera está apenas 30 kilómetros de la capital de la provincia, lindando con el Rincón de Ademuz, Torrebaja. La carretera nacional Teruel-Cuenca pasa a penas 800 metros de Mas de La Cabrera. 

Pese a la escasa población residente en Mas de La Cabrera, 22, la población activa es significativa, 6. Las granjas son el recurso económico..

Una de las reclamaciones que tiene Mas de La Cabrera es la terminación de una nave que se empezó hace 10 años y que no se termina nunca. Nave que se utiliza para la reunión de los vecinos en fiestas. Mas de La Cabrera celebra fiestas para San Antón y para el Primero de Mayo, fechas en las que hace frío y no se dispone de local cubierto sino es porque el propio alcalde pedáneo deja su nave propia, retirando materiales de construcción para luego volverlos a poner, cuando llegan los fines sociales y festivos. “La nave se empezó hace 10 años pero el Fondo de Inversiones de Teruel no nos llega,  pese a que se presenta el proyecto y la nave acondicionada es necesaria para celebrar los eventos”, criticó Eduardo Miguel. 

Otras reclamaciones que tiene Mas de La Cabrera hacia las Administraciones es el lamentable estado del río Tramacastiel y de los caminos. 

“La Confederación  Hidrográfica del Júcar ni limpia ni deja hacer nada en el río Tramacastiel”, denunció el alcalde, quien explicó que hay tramos del cauce por los que no se ve nada el agua del río dada toda la vegetación existente y cuando hay precipitaciones fuertes se desborda por la vegetación. Mas de La Cabrera  siempre ha vivido de cara al río Tramacastiel. Se pescaba, se nadaba, se regaba. El río ha sido nuestra vida y lleva 30 años sin limpiarse. Es un desastre y no se puede hacer nada porque no dejan. El río está tan sucio de broza que no se puede pasar por el camino. Si lo limpiaran el pueblo tendría un lugar muy bonito para pasear. El río es lo mejor que tenemos. Es un río que nace en Tramacastiel y desemboca en el Turia en el término municipal de Tramacastiel”.

Añadió que lo que sí hace es cobrar por vertidos cuando  en la zona sur de la Mancomunidad del Turia no hay estaciones depuradoras de aguas residuales en los municipios.

Otro problema que padece Mas  de La Cabrera son los cortes de suministro de luz cada vez que llueve al humedecerse el transformador, dejando a la población sin servicio de luz. 

Pese a la belleza de la naturaleza del entorno montañoso de  Mas de La Cabrera no se cuenta con ninguna vivienda de turismo rural o de servicio de alojamiento. Se dispone de un pequeño local para bar, que llevan los propios vecinos. “La gente que va a Mas de La Cabrera son los hijos o descendientes del barrio, que principalmente emigraron a Barcelona y Valencia y que tienen casa en el pueblo. Los de Valencia vienen más. Suben y bajan  para las fiestas, para Pascua. Hay también media docencia de matrimonios que están jubilados y  que viven hasta octubre en Mas de La Cabrera”, expuso Miguel Re pullés.

En cuanto a servicios, Mas de La Cabrera no está mal atendido. El pan se vende todos los días al ir el panadero de Torrebaja. Esta localidad dista apenas 8 kilómetros. El médico y la ATS van a Mas de La Cabrera una vez a la semana, que se desplazan del centro de salud de Villel, al igual que la farmacéutica. También se desplazan semanalmente la venta ambulante de productos de alimentación y de congelados. “El servicio sanitario que tenemos está muy bien”, afirmó el alcalde. “Y el cura para las celebraciones religiosas viene en verano desde Libros”. 

La iglesia de Mas de La Cabrera se construyó en los años sesenta del siglo pasado cuando se tuvo que tirar la antigua”. No hace mucho tiempo se reparó la actual gracias al convenio entre la Diputación Provincial de Teruel, Ibercaja y el Obispado de Teruel-Albarracín. 

Mas de La Cabrera es de los barrios rurales que apenas salen en los medios de información. La última vez fue hace unos media docena de años cuando se quedó sin cobertura de  televisión por el cambio de repetidores. Tras una semana de protestas y salir en los medios de comunicación se logró la reposición  del servicio en Mas de La Cabrera, recordaron los vecinos. “Los medios informativos tienen muchas fuerza”, destacaron.

Históricamente lo más relevante que ha vivido Mas de La Cabrera fue la Guerra Civil, ya que fue base de militares de la zona republicana. También fue territorio de actuación de los maquis, que encontraban en el territorio buenos lugares para esconderse dado lo montañoso y escarpado de la serranía que circunda al término de Tramacastiel. 

De cara al futuro a la localidad  de Mas de La Cabrera le gustaría recuperar para su conservación y como valor patrimonial las antiguas minas de hierro de la localidad.

La ruta del río Tramacastiel, un sendero circular de 16,9 kilómetros

En Wikiloc, en rutas de senderos en Mas de La Cabrera, se  recogen varias rutas, una de ellas es la del río.

“La ruta del río es un sendero circular con trazado bidireccional por el término municipal de Tramacastiel, dicho sendero se inicia en la Aldea de Mas de la Cabrera. El sendero parte en dirección a Tramacastiel por la vega del río y una vez allí comienza a ascender a la zona alta del término municipal visitando los parajes singulares como son el nacimiento del río Tramacastiel, Despeñaperros y la mina de Hierro. Tiene una extensión de 16,9 km a realizar a pie, con una duración aproximada de unas 4 horas, y un grado de dificultad media no apto para niños por su peligrosidad en algunos tramos. El desnivel total acumulado es de 762 m. 

El recorrido de la ruta discurre en torno al valle del río Regajo o Tramacastiel y del Barranco de la Peña Blanca, desde su inicio en el Mas de la Cabrera hasta su paso por el pueblo se atraviesa varias veces el cauce. A nivel de paisaje destacan los parajes cultivados a contemplar en el inicio y final del sendero, coincidiendo con la zona de valle más amplia del río, y los relieves elevados de calizas y conglomerados de la cabecera y margen derecha, con cortados abruptos generados por la fuerte incisión fluvial, y bellas vistas panorámicas del valle y la localidad”.