Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Montalbán renueva totalmente el interior de la casa consistorial

El edificio se ha derribado por dentro, pero se han conservado las fachadas

El Ayuntamiento de Montalbán ha reformado todo el interior de la casa consistorial. Ha mantenido todas las fachadas exteriores, pero ha vaciado la totalidad del edificio porque se habían detectado numerosas grietas provocadas porque el subsuelo está hueco. Así, bajo tierra hay por todo el casco histórico bodegas y un caño medieval que, en el caso del edificio municipal, habían provocado incluso movimientos en alguno de los pilares que sostenía el edificio.

El alcalde, Carlos Sánchez Boix, explicó que para consolidarlo había inyectado 34 micropivotes a una profundidad de hasta 16 metros para salvar los huecos que hay bajo el edificio. Con esos pivotes se ha logrado asentar la construcción, de la que solo se han salvado las fachadas y la cubierta, donde también se ha realizado alguna pequeña actuación para solventar los problemas de humedades.

El edificio tiene una planta baja, dos alturas y un altillo bajo el tejado y en las obras que se están acometiendo actualmente solo se ha actuado en la planta calle y la primera, mientras que en la segunda solo se ha colocado el suelo.

Sánchez Boix explicó que todo el edificio está sustentado por dos pilares, que son los únicos que se han mantenido ya que el resto no tenían una función de sujeción. Para garantizar la seguridad se ha reforzado completamente con un forjado “como si fuera un búnker”, especificó el primer edil.

Se trata de un edificio muy antiguo con techos altos –algunos de ellos de hasta 4 metros- que ahora se está acondicionando para adaptarlo a las necesidades actuales. Antes de dedicarse a casa consistorial estuvo ocupado por las escuelas de la localidad.

La inversión se ha acometido gracias al Fondo de Inversiones para Teruel (Fite) del que se han obtenido 300.000 euros. Además, el Ayuntamiento ha aportado otros 50.000 euros para hacer frente los imprevistos, como la profundidad de los micropivotes o la necesidad de hacer un forjado porque los pilares no cumplían su cometido, según indicó el alcalde. 

Una vez concluidos los trabajos, las instalaciones municipales como oficinas, secretaría, despachos o salas de reuniones se ubicarán en la planta calle, mientras que el salón de plenos se trasladará a la primera planta, donde también está previsto reubicar al notario de la localidad.

La segunda planta, que al igual que el resto tiene unos 150 metros de superficie, quedará diáfana y saneada a la espera de obtener más fondos para acondicionarla y la colocación de ventanas. Carlos Sánchez Boix especificó que cuando tengan dinero para acometer los trabajos ya decidirán sus usos. En el altillo tampoco se actuará en esta fase y en la cubierta solo se han realizado trabajos para su saneamiento. 

Durante la realización de las obras todas las dependencias municipales se han trasladado a la Casa de Cultura, que está situada a pocos metros, en esa misma plaza.