Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Mora de Rubielos celebra la Navidad con 3.000 kilos de ‘Ilusión de hierro y luz’ Mora de Rubielos celebra la Navidad con 3.000 kilos de ‘Ilusión de hierro y luz’
El árbol de hierro situado en la plaza de Mora de Rubielos va cambiando de color en función de la iluminación y sobre las fachadas colindantes se proyectan mensajes de felicitación

Mora de Rubielos celebra la Navidad con 3.000 kilos de ‘Ilusión de hierro y luz’

Un gran árbol de hierro que cambia de color preside la plaza del Ayuntamiento estas fiestas
Cruz Aguilar

Una Ilusión de hierro y luz de 3.000 kilos de peso y 6,8 metros de altura es el árbol con el que este año el Ayuntamiento de Mora de Rubielos felicita la Navidad a sus vecinos. Se trata de una gran escultura compuesta de dos partes y que se puede atravesar por el interior mediante una escalera.  El árbol se compone de 32 piezas de hierro soldadas entre sí y las dos caras del pino metálico están unidas en su parte superior por una estrella Mudéjar.

Los autores de esta escultura navideña son Fernando Cortel y Álvaro Salvador, herreros del taller La Fragua de Mora. Ellos se han ocupado en un tiempo de récord tanto del diseño como del ensamblaje y montaje de todas las piezas, para cuya colocación en la plaza ha sido necesaria una grúa de gran tonelaje debido al elevado peso de la escultura. 

El alcalde de Mora de Rubielos, Arquímedes Ríos, explicó que siempre habían colocado un pino de la sierra a modo decorativo, pero apuntó que para que el árbol esté bien formado debe de seleccionarse uno que se encuentre aislado en el monte, “donde ya está bonito de por sí, sin arrancarlo”, matizó. Tras varias navidades barajando la posibilidad de cambiar el pino natural por un elemento decorativo acorde con estas celebraciones, este año se decidieron a estudiar varias propuestas y al final se decantaron por la que les presentó un herrero de la localidad. “Queríamos hacer un monumento que dure años y darle otro aire a la plaza, además la gente se puede tomar fotos con el árbol y también en su interior, de forma que tienen un recuerdo de Mora de Rubielos en Navidad”, relata el primer edil.

Para el consistorio era fundamental mantener la ilusión de la Navidad, principalmente entre los niños, tras un año difícil en el que no se ha celebrado ninguna fiesta en la localidad a causa del coronavirus. “Tampoco va a haber cabalgata, así que al menos hemos querido que participen del árbol y se hagan una foto con él”, asegura.

El coste de la escultura ronda los 5.000 euros ya que además del árbol se ha instalado una iluminación que no solo cambia el color la Ilusión de hierro y luz, sino que proyecta mensajes navideños tanto sobre el suelo de la propia plaza como en la fachada del Ayuntamiento. Ríos explicó que el consistorio ha destinado parte del presupuesto dedicado a los festejos a esta actuación.

Así, además de La Fragua de Mora, ha trabajo en la instalación la empresa ADM Audiovisuales, mientras que Carpintería Cedrillas se ha encargado de la realización de la escalera interior. También contaron con el apoyo técnico del arquitecto Miguel Sebastián, que les ayudó con el estudio de cargas para garantizar la seguridad de la escultura.

El árbol está lleno de simbolismo y ninguno de sus elementos o medidas es fruto del azar. Fernando Cortel, que es el herrero que lo ha diseñado y forjado detalló que las escaleras son un guiño a las fiestas de los pueblos –que este año no se han podido realizar– ya que se asemejan mucho a las pirámides que se colocan en los festejos populares taurinos para que los aficionados se pongan a salvo de las vaquillas. 

Estas escaleras posibilitan interactuar con el árbol, que es precisamente lo que buscan los responsables de La Fragua de Mora. “Ese paso interior permite visitar el árbol por dentro, integrarte en él y hacerte fotos”, matiza Fernando Cortel.

El número de piezas empleadas, 32, coincide con el numero de peldaños que tiene la escalera de caracol que baja a los sótanos del castillo y que es de origen masónico, puntualizó el herrero. “He buscado representar la parte monumental de Mora de Rubielos en ese número de piezas”, justificó. 

El árbol de hierro hace a su vez referencia a los orígenes de Mora a través de la inclinación de 11,71 grados que tienen las dos grandes piezas para juntarse en su parte superior. Y es que 1171 es el año en el que Alfonso II conquistó la localidad. 

Y el árbol, precisó Cortel, está coronado por una estrella mudéjar que representa la tradición de toda la provincia a la vez que plasma uno de los iconos más relevantes de la Navidad. “El árbol si unes todos los puntos es un triángulo en referencia a Altair, que es la estrella de la constelación del triángulo de verano”, argumentó Cortel, quien precisó que la estrella Mudéjar es uno de los símbolos que más forjan en su taller ya que no solo realizan para sus propios clientes, sino también para otras empresas de la zona. 

El árbol, que ha sido pintado de forma que parece de acero corten, ya está colocado e iluminado desde la semana pasada, aunque no se realizó un encendido oficial para evitar aglomeraciones, según dijo el primer edil. Arquímedes Ríos señaló además que los vecinos aprovechar para verlo en diferentes momentos debido a los cambios de color que produce la luz.

Fernando Cortel explicó que desde el Ayuntamiento les pidieron ideas para la decoración navideña de la plaza e hicieron una maqueta con la que más les convenció de todas las que barajaban. La presentaron ante los miembros de la corporación municipal, a quienes les convenció. La petición fue en octubre y los socios de La Fragua comenzaron a trabajar en el proyecto el 3 de noviembre. La actividad en el taller fue incesante durante 30 días ya que el día 4 el árbol se instaló en la plaza. 

A los vecinos les ha gustado la Ilusión en hierro y luz con la que esta Navidad darán la bienvenida al nuevo 2021, o al menos esas son las sensaciones que les han transmitido tanto a los autores como a los miembros del consistorio.