Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El obispo emérito de la diócesis de Barbastro-Monzón, monseñor Alfonso Milián Sorribas

Muere monseñor Alfonso Milián, natural de La Cuba y obispo emérito de Barbastro-Monzón

Ingresó en el Miguel Servet de Zaragoza el domingo pasado

El obispo emérito de la diócesis de Barbastro-Monzón, monseñor Alfonso Milián Sorribas, nacido en La Cuba, falleció el jueves a los 81 años de edad en el hospital Miguel Servet de Zaragoza donde había ingresado el pasado domingo.

Monseñor Milián, obispo emérito de Barbastro-Monzón desde el 27 de diciembre de 2014, era miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral Social y promoción humana desde la Asamblea Plenaria de marzo de 2020.

Nacido el 5 de enero de 1939 en la localidad turolense de La Cuba , fue ordenado sacerdote el 25 de marzo de 1962 tras realizar sus estudios eclesiásticos en el Seminario Metropolitano de Zaragoza.

Licenciado en Teología Catequética por la Facultad de Teología San Dámaso de Madrid desde 1992, fue nombrado obispo auxiliar de Zaragoza el 9 de noviembre y recibió la ordenación episcopal el 3 de diciembre del mismo año en la Basílica del Pilar.

El 11 de noviembre de 2004 fue nombrado obispo de Barbastro-Monzón y tomó posesión el 19 de diciembre del mismo año en la catedral de Barbastro.

Además, fue miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral Social desde marzo de 2017 a marzo 2020, cargo que desempeñaba, asimismo, desde el año 2002. Anteriormente perteneció a la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar en el trienio 1999-2002.

Previamente, fue coadjutor de la Parroquia de La Puebla de Híjar (Teruel, 1962-1967), administrador de la parroquia de Azaila de Teruel (1962-196) y encargado de las parroquias de Vinaceite y Almochuel en 1967-1969.

También fue administrador de la Parroquia San Pío X en Zaragoza (1969-1983), coadjutor de la Parroquia San Pío X entre 1983-1996 y delegado de Cáritas de Arrabal, en la misma ciudad, entre 1970-1976.

Además, entre 1978 y 1990 perteneció al Consejo Presbiteral de la diócesis y entre 1980-1981 fue Consiliario Diocesano del Movimiento Junior.