Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Ruta de los núcleos olvidados: Las Alhambras, una aldea ideal para pasar la jubilación disfrutando de la naturaleza Ruta de los núcleos olvidados: Las Alhambras, una aldea ideal para pasar la jubilación disfrutando de la naturaleza
Tim Bennetto y Remedios Peris son unos enamorados de Las Alhambras desde hace más de dos décadas donde tienen vivienda y viven ya jubilados

Ruta de los núcleos olvidados: Las Alhambras, una aldea ideal para pasar la jubilación disfrutando de la naturaleza

La vía ferrata Agujas de Las Alhambras ha dado a conocer el paraje perteneciente a Manzanera

Las Alhambras es un barrio rural que pertenece a Manzanera que está habitado por 10 vecinos durante todo el año, la gran mayoría jubilados, que disfrutan de la  rica naturaleza existente al sur de los pies de Javalambre. En verano la población se multiplica por diez cuando vuelven los hijos y descendientes de la localidad que emigraron principalmente a Cataluña y Valencia. No tiene población activa de agricultores ni ganaderos residentes en Las Alhambras.

En los últimos años Las Alhambras se ha dado a conocer en el turismo de aventura  con la vía ferrata Agujas de Las Alhambras, unos pináculos rocosos también llamados las Canteras.

La vida muy tranquila y la espectacular naturaleza es lo que atrajo desde hace más de dos décadas al matrimonio formado por el australiano Tim Bennetto y la valenciana Remedios Peris cuando decidieron instalarse en Valencia tras su estancia en Australia. Gracias a su amiga valenciana Teresa Carbonell conocieron Las Alhambras. Primero alquilaron una casa en la que pasaban los fines de semana y vacaciones con los hijos y luego compraron una vivienda y desde hace dos años con la jubilación viven de forma permanente en Las Alhambras, dejando la ciudad.

Ahora un hijo tiene comprado un terreno con vistas a hacerse una casa e instalarse en Las Alhambras y  teletrabajar, comentaron Tim y Remedios. “La vida aquí es muy tranquila  y desde que tenemos Internet hace un año con Embou se está mucho mejor con las comunicaciones”.

Añadieron, no obstante, que la señal de televisión falla y que la carretera a Manzanera deja bastante que desear a pesar de que se ha hecho alguna actuación que luego se vuelve a estropear con rapidez.

Las Alhambras nunca ha sido municipio independiente. No ha tenido ni tiene escuela, ni iglesia ni cementerio. Para ir a la escuela o a la iglesia o al cementerio los vecinos de Las Alhambras se desplazaban y se desplazan al cercano barrio de Los Olmos.

Servicios

De servicios, los vecinos de Las Alhambras no están abandonados. El panadero sube una vez a la semana, al igual que el frutero y la venta de congelados. El servicio sanitario también sube cuando se le requiere, comentaron Tim Bennetto y Remedios Peris. “A pocos kilómetros está Manzanera, que tiene de todo. Está el médico. Hay tres tiendas, una entidad financiera, panadería. Están los servicios y aquí tenemos la tranquilidad”, destacaron.

Lo que carece Las Alhambras es de población activa en el sector primario de la agricultura y ganadería. Un vecino que reside en Las Alhambras trabaja de albañil, el resto está en la jubilación. También hay dos casas de turismo rural en la localidad.
 

Vista panorámica de las Agujas de las Alhambras desde el casco urbano de la aldea


Pero aunque no hay agricultores ni ganaderos en Las Alhambras los campos y el monte no están tampoco abandonados. A las huertas que cuidan los jubilados se suma la recuperación de campos antes yermos para el cultivo de la trufa, aunque los que la trabajan viven en otros municipios cercanos, Manzanera. Lo mismo pasa con la ganadería ovina, que un ganadero de Manzanera lleva a su rebaño por los pastos y montes de Las Alhambras.

Lo que ha ido en aumento en los últimos años en Las Alhambras ha sido la fauna, que se suma a la rica naturaleza de la zona. En Las Alhambras se pueden ver cabras montesas, ciervos, jabalíes, águilas, buitres. Una fauna que antes no se veía, reseñaron Tim Bennetto y Remedios Peris y que ha obligado a vallar campos de cultivos de trufa para evitar daños en las plantaciones truferas.

En Las Alhambras les gustaría al no contar con patrimonio religioso, no hay iglesia ni ermita, es que el lavadero que se está hundiendo y abandonado el Ayuntamiento de Manzanera lo acondicionara al igual que el frontón. “Hace unos meses vinieron a verlo  para arreglarlo”, reseñaron Tim Bennetto y Remedios Peris.

El futuro

Respecto al futuro de Las Alhambras pasa por mantenerse cuidado como está y ser segundas residencias para los hijos y descendientes de la localidad. De hecho en Las Alhambras las casas están arregladas y acondicionadas y no existen inmuebles para vender y eso que con la pandemia del coronavirus hubo movimiento preguntando para comprar casas en el barrio. “Es, sobre todo, un pueblo para veraneantes, para segundas residencias de los descendientes del pueblo”, indicaron Tim y Remedios.

La vecina de Las Alhambras, Teresa Carbonell, que tiene una casa de turismo rural y que gracias a ella despertó el interés de personas compraran casas en el pueblo atraías por la belleza del lugar, comentó que el principal problema que tiene la localidad desde que compró su primer inmueble han sido las nulas comunicaciones, la falta de señal y que es imprescindible en los tiempos que corren tener Internet y buena señal para el móvil.

Dijo también que el turismo que va a su casa es el de mediana edad, que busca la tranquilidad, los paseos y disfrutar de la naturaleza.    

Las Alhambras en su riqueza de la naturaleza ofrece un paraje  llamado El Chorrillo, unas gargantas espectaculares llamadas las Canteras de la Hoz. Existe a lo largo del río un camino que cuando aprieta el sol es estupendo pasear por al cobijo de la sombras de los chopos. Justo por debajo del pueblo pasa el río que empieza en los Olmos. También existen vestigios de la época de los íberos en esta zona de Las Alhambras.

El redactor recomienda