Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Torres de Albarracín abre el Museo de la Harina con cafetería y herbario Torres de Albarracín abre el Museo de la Harina con cafetería y herbario
El Museo de la Harina de Torres de Albarracín, que está en la antigua Harinera del Carmen, ofrece el servicio de bar, cafetería y se abrió el pasado fin de semana

Torres de Albarracín abre el Museo de la Harina con cafetería y herbario

Una familia con dos hijos proveniente de Valencia se instala en el municipio y lleva el servicio

El Ayuntamiento de Torres de Albarracín ha abierto el Museo de la Harina, que tiene bar y cafetería, y reabierto el herbario. Una familia con dos hijos proveniente de la provincia de Valencia, pero con raíces  en  Torres de Albarracín, se ha instalado en el municipio para llevar el servicio sobre lo que fue la antigua Harinera del Carmen, que cerró en 2005.

El pasado fin de semana Torres de Albarracín abrió el Museo de la Harina y reabrió el herbario de la Sierra de Albarracín en las instalaciones que en su día ocupó la Harinera del Carmen, empresa que cerró en 2005. El Museo de la Harina ofrece además los servicios de cafetería y bar.

El alcalde de Torres de Albarracín, Inocencio Martínez, recordó que desde que cerró la Harinera del Carmen se hicieron las primeras gestiones para su adquisición y no se destruyera. “La compró del Instituto Aragonés de Fomento,  IAF, que dependía de José Ángel Biel. El IAF la cedió a la Fundación de la Sociedad de Desarrollo”, reseñó.

En esta línea, Martínez señaló, que en las actuaciones llevadas a cabo en obras realizadas en distintas fases, está la construcción de 6 apartamentos  ubicados en un ala de la antigua harinera y el herbario, que tiene 600 plantas expuestas casi todas ellas de Torres de Albarracín y de la Sierra de Albarracín gracias a la donación del entomólogo, Francisco Blat. La inversión realizada en distintas fases en la  restauración de la harinera y su conversión en museo y del herbario y con el apoyo de las Administraciones alcanza los 350.000 euros. 

El alcalde de Torres de Albarracín destacó también la llegada de una familia de la provincia de Valencia al municipio y que lleva el nuevo servicio de la reconvertida Harinera del Carmen.

Pilar Jericó Leonés comentó que la decisión de ir a vivir a Torres de Albarracín, el pueblo de su marido, José Luis Delgado,  había sido suya tras la buena experiencia  de haber trabajado en el Parque Multiaventura, después de haber estado sin trabajar durante mucho tiempo, que lo dedicaba en atender las actividades de sus hijos. “En el pueblo estoy encantada, se gana calidad de vida y cuando salió a subasta la adjudicación de los servicios de los dos museos y de la cafetería presenté mi oferta y me la concedieron. Tengo que decir que no se presentó ninguna otra más”.

El traslado de residencia a Torres de Albarracín, a casa de sus suegros, lo hizo Pilar Jericó en plenos efectos de la borrasca Filomena, con 20 grados bajo cero y el pasado fin de semana, 6-7 de marzo se abrió el Museo de la Harina, la cafetería y el herbario. “La gente lo cogió con ganas  y ha llamado la atención tener una cafetería en las instalaciones de una harinera. Han venido personas de otros pueblos a ver la cafetería y la harinera. La verdad es que estoy contenta”, confesó.

 Pilar Jericó avanzó que tiene previsto, además de explicar lo que es la harinera, hacer actividades con los escolares como galletas y enseñar también el herbario. 

Se da la circunstancia que su marido llegó a trabajar en la Harinera del Carmen de Torres de Albarracín de conductor repartidor hasta que cerró, lo que obligó a trabajar en la Comunidad Valenciana. 

La Harinera del Carmen de Torres de Albarracín fue todo un referente industrial en la Sierra de Albarracín y llegó a contar hasta con 15 operarios. La actividad productiva de la Harinera del Carmen, la única harinera de la comarca, comenzó en 1942. No solo suministraba a toda la comarca sino que comercializaba su producto en Levante, Castilla-La Mancha y otros puntos de Aragón.  En los trabajos de restauración de la harinera actuó la Fundación Santa María de Albarracín