Síguenos

303_1200x150-controlglass.gif banner click 303 banner 303

Un nuevo productor asegura la explotación de la resina en los pinares de Rodeno Un nuevo productor asegura la explotación de la resina en los pinares de Rodeno

Un nuevo productor asegura la explotación de la resina en los pinares de Rodeno

Miguel Ángel Soriano quiere comercializar en Bezas piñas para encendeer y para manualidades
banner click 236 banner 236

La explotación de la resina en los pinares de Rodenos en Bezas ha asegurado su continuidad con la incorporación de un nuevo productor, que está finalizando su primera campaña. El productor Miguel Ángel Soriano está gestionando además una pequeña empresa para explotar y comercializar piñas de pino de Rodeno que son ideales para encender fuego y también para otros usos como la decoración y para trabajos manuales.

Miguel Ángel Soriano, nacido en Barcelona pero de padres turolenses, ha apostado por la explotación de la resina en los pinares de Rodeno en Bezas lo que asegura su continuidad de este oficio de resinero amenazado por desaparecer por segunda vez en la provincia de Teruel. Miguel Ángel está terminando en estos días su primera campaña de explotación de la resina. El Ayuntamiento de Bezas y la Diputación General de Aragón le adjudicaron 2.000 pinos resineros para su explotación.

“Aunque  nacido en Barcelona, nunca he perdido mi vinculación con  Teruel donde nacieron mis padres y reside parte de mi familia. Ante la crisis de trabajo de delineante y gusto por la naturaleza me planteé la posibilidad de crear una empresa de productos forestales y la extracción de la resina en Bezas, que me enteré gracias a unos reportajes que se publicaron”.

Formación

Miguel Ángel Soriano añadió que para su formación se informó bien sobre la explotación de la resina y con el consejo y apoyo del alcalde de Bezas, Manuel Ortega, y de la DGA consiguió con licitación con la concesión administrativa la explotación de 2.000 pinos resineros cerca de la laguna de Bezas.

La primera campaña de explotación de la resina que ahora está terminando con el trabajo de su recogida, remasar, para llevarla a la resinera de Cuenca no estaba siendo mala en cuanto a producción, apuntó Soriano, pero el precio es muy bajo al pagarse a 0.95 euros el kilogramo, aunque el pasado año aún se pagó a menor precio a 0,85 euros el kilogramo, lo que hace peligrar la viabilidad de la explotación resinera.

Pese al bajo precio que se está pagando por la resina natural, Miguel Ángel Soriano quiere continuar la explotación de la resina y  aspira a conseguir la explotación en total de 6.000 pinos. “El primer año de explotación de los pinos resineros da una producción de 2 kilogramos por árbol en los pinares de Rodeno. Es un trabajo duro, que se empieza en marzo con la preparación de los pinos y que termina ahora con la remasa después de haber desroñado, hacer la pica y la estimulación en la herida abierta. La última pica se hace en blanco para evitar la necrosis del árbol. Pero a mí me gusta el trabajo en el monte y quiero continuar con esta faena”, aseguró Miguel Ángel Soriano.

Complemento

Añadió que al trabajo de la explotación de la resina hay que complementarlo para poder vivir y por ello está gestionando la creación de su propia empresa forestal. “Quiero recoger y vender envasadas  piñas  de Rodeno, que son ideales para encender el fuego  y para poder hacer trabajos manualidades por ejemplo para escolares o para la decoración”.

En esta línea, Miguel Ángel Soriano avanzó que quiere crear una web con la empresa para la venta de productos forestales, que incluye también la micología, las plantas medicinales, las plantas aromáticas y la biomasa. “Cuando tenga el proyecto iré a la agencia de desarrollo rural en la Comarca de la Sierra de Albarracín, Asiader, para ver si me apoyan económicamente”, anunció. Por último, agregó que para sobrevivir en la explotación forestal se tiene que diversificar las actividades.

El redactor recomienda