Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Javier Ibáñez explica los pormenores urbanísticos que tuvo la reconstrucción de Celadas durante la visita guiada por el recorrido-exposición

Un recorrido muestra el antes y el después de Regiones Devastadas en Celadas

Paneles fotográficos enseñan los efectos de los bombardeos en los sitios en que se produjeron

Celadas inauguró este lunes un nuevo recurso relacionado con los vestigios de la guerra civil, en esta ocasión un recorrido-exposición con nueve paneles fotográficos que muestran cómo quedaron distintas partes del municipio por los efectos de los bombardeos tras la guerra civil. Las fotografías de gran formato se han colocado en la calle para que se pueda comparar cómo quedó el pueblo antes y después de la intervención de Regiones Devastadas.

Las fotografías proceden del Archivo de Aragón y fueron tomadas por Regiones Devastadas entre los años 1940 y 1941, antes de la reconstrucción de este municipio que sufrió mucho los efectos de la contienda bélica por  haber sido una plaza clave tanto en la Batalla de Teruel como en la del Alfambra.

La alcaldesa de Celadas, Raquel Clemente, junto con el arqueólogo director de las excavaciones de los vestigios de la guerra en este municipio, Javier Ibáñez, y el historiador Rubén Sáez, inauguraron esta exposición exterior con un recorrido explicativo al que acudieron numerosos vecinos del pueblo y veraneantes.

Clemente aseguró que este nuevo recurso forma parte del trabajo de recuperación de los vestigios de la guerra. La intervención ha consistido en reproducir nueve fotografías de gran tamaño del Archivo de Aragón con imágenes tomadas por Regiones Devastadas, que se han colocado en distintos puntos del pueblo. De esta manera el visitante puede ver cómo quedaron esos espacios urbanos por los efectos de los bombardeos en los mismos lugares donde se hizo la reconstrucción, para poder compararla con su estado actual, que fue el resultado de la intervención que se realizó.

Rubén Sáez se encargó durante el recorrido de situar el contexto histórico, puesto que este municipio fue clave en el desarrollo de la contienda en la provincia,  ya que controlar Celadas suponía dominar la ruta entre Teruel y Zaragoza y desde el primer momento el bando republicano intentó hacerse con su control, ya en diciembre de 1936.

El arqueólogo Javier Ibáñez indicó que este recorrido-exposición “arroja luz” sobre un episodio poco tratado como es la destrucción que sufrió Celadas durante la guerra. Sáez añadió en este sentido que Celadas fue el lugar de mayor concentración artillera de la contienda.

Como consecuencia de ello solo el 15% del casco urbano no sufrió daños significativos en los bombardeos, ya que más de la mitad de los edificios, en torno al 60%, fueron destruidos, y el resto parcialmente. El primer proyecto de Regiones Devastadas era construir un nuevo pueblo, pero los vecinos se opusieron y se optó por la reconstrucción.

La alcaldesa comentó que estos son recursos que hay que explotar y dinamizar para “saber de dónde venimos” en un pueblo que sufrió la contienda y que se supo “reinventar después de la guerra”.