Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Una empresa valenciana introduce el cultivo del cáñamo industrial en Villel Una empresa valenciana introduce el cultivo del cáñamo industrial en Villel
Plantación de cáñamo industrial en Villel donde la empresa valenciana Hemp Life Green ha alquilado 50 hectáreas en la zona de la vega del Turia, en Villel

Una empresa valenciana introduce el cultivo del cáñamo industrial en Villel

Agricultores alquilan tierras a Hemp Life Green y el Ayuntamiento naves para secar las plantas

La empresa agrícola valenciana Hemp Life Green ha introducido  el cultivo de cáñamo industrial en Villel y vega del Turia. Agricultores han cedido tierras de regadíos a la empresa para el cultivo del cáñamo industrial y el Ayuntamiento de Villel ha alquilado a la empresa de forma temporal naves para el secado de las plantas. Este jueves la empresa valenciana inició la primera campaña de la cosecha de cáñamo industrial en la vega del Turia en unas tierras que son óptima para este nuevo cultivo en la zona que puede ser alternativo al maíz, a la alfalfa y a los campos abandonados. En la primera y experimental campaña se han cultivado 50 hectáreas de cáñamo.

El encargado Hemp Life Green, Mounir Hajji, manifestó que la presencia de su empresa en Villel y en la vega del Turia se debe al empresario valenciano José Luis Moscardó, quien destacó la idoneidad de la tierra para el cultivo del cáñamo industrial y con ello se ayudaba a dinamizar la zona, muy despoblada y con huertas abandonadas.

En las reuniones celebradas el pasado año y con la participación del empresario José Luis Moscardó se explicó el proyecto del cultivo del cáñamo industrial y tres agricultores aceptaron el acuerdo propuesto por la empresa, que consiste la cesión de terrenos por un alquiler de 2.000 euros la hectárea al año. Uno de los agricultores de Villel, Pedro Navarro, que ha dejado la tierra para el cultivo de cáñamo, señaló que él solo se encarga del lecho de siembra y que todo el resto del trabajo, plantación, regadío y recolección, se encarga la empresa. “Son 2.000 euros la hectárea y no te ves en nada. Hasta la fecha estoy muy contento con la empresa porque ha cumplido todo lo que se acordó en el contrato”, afirmó. 

El número de hectáreas que han dejado los tres agricultores de la vega del Turia a la empresa este año es de 50 y para el próximo año la empresa espera ampliar las hectáreas de cultivo de cáñamo industrial en unas tierras que son idóneas en una zona con una climatología seca y óptima para cultivar el cáñamo industrial, según resaltó Mounir Hajji. “La tierra es idónea para el cultivo de cáñamo, que no requiere mucha agua. Hay un clima seco y además no se tiene el problema de los conejos, por lo que es ideal”

El empresario José Luis Moscardó resaltó igualmente la idoneidad de las tierras de la vega del Turia para el cultivo del cáñamo y con ello dar alternativas a la agricultura en  una zona despoblada a la que se siente unido desde su juventud con el sur de la provincia de Teruel. “Por de pronto, con la primera campaña del cultivo del cáñamo, se ha revitalizado el comercio de Villel con los trabajadores de la empresa que se han desplazado y que algunos de ellos quieren vivir allí. Hay que activar la zona”, afirmó “y es mi compromiso”, añadió.

José Luis Moscardó agradeció el apoyo que se había dado por parte del Ayuntamiento de Villel, al alquilar temporalmente naves para el secado del cáñamo industrial, un cultivo que tiene un gran futuro por su uso  farmacéutico, de belleza e industrial con la fabricación de ropa y hasta para material de construcción. 

La gran mayoría de los trabajadores de la empresa Hemp Life Green en Villel son inmigrantes y algunos de la zona. En este punto el encargado de la empresa dijo que no hay apenas trabajadores en paro en la vega del Turia y que esperaba cuando  se termine el actual taller de empleo poder ofrecer trabajo en el cáñamo. “En la temporada del cáñamo puede haber trabajo para 15 o 20 personas”, reseñó. La recolección del cáñamo en Villel se inició el jueves y va a continuar durante el mes de octubre. Luego está el trabajo en el secadero de las plantas.