Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

Unos 70 coches quedaron atascados en Alcalá de la Selva por no llevar cadenas algunos vehículos Unos 70 coches quedaron atascados en Alcalá de la Selva por no llevar cadenas algunos vehículos
Fila de coches en el puerto de San Rafael de Alcalá de la Selva, el pasado miércoles por la noche, cuando alrededor de 70 vehículos quedaron bloqueados

Unos 70 coches quedaron atascados en Alcalá de la Selva por no llevar cadenas algunos vehículos

La nieve apenas cubría la calzada, pero se cruzaron varios turismos por falta de equipación y de control de la conducción
banner click 236 banner 236
Cruz Aguilar

Alrededor de 70 vehículos se quedaron atascados en la tarde noche del miércoles día 8 durante dos horas y media en el puerto de San Rafael, en Alcalá de la Selva. La nieve apenas cubría la calzada, pero era resbaladiza y los primeros automóviles no llevaban cadenas ni sus conductores sabían conducir sobre firme nevado y quedaron cruzados en medio de la carretera, bloqueando el paso a decenas de turismos.

Este tipo de incidentes son habituales en las zonas de alta montaña de la provincia de Teruel y un episodio similar se produjo el domingo día 5 de diciembre en la localidad de Valdelinares. El miércoles también hubo atascos en el puerto de El Portillo, que une Guadalaviar con la Vega del Tajo, donde varios vehículos se cruzaron por la nieve.

En el caso del colapso en el Alto de San Rafael, la alcaldesa de Alcalá de la Selva, Amparo Atienza, explicó que el problema no se produjo a consecuencia de la acumulación de nieve en la calzada, ya que había varios camiones quitanieves esperando para limpiar pero no podían pasar. “No fue por falta de máquinas, había una a cada lado del atasco, que era de medio kilómetro, pero hasta que no quitaron unos catorce coches que estaban cruzados no pudieron pasar”, explicó, para añadir que apenas cayeron cuatro copos.

Los trabajadores de Aramón, que regresaban de la estación de esquí de Valdelinares, fueron los que ayudaron a varios vehículos a salir, empujándolos y asesorando a los conductores sobre las maniobras a realizar, una tarea a la que también se sumaron los agentes de la Guardia Civil, que se desplazaron hasta allí.

La alcaldesa de Alcalá fue una de las que se quedó atrapada al regresar de Mora hacia su pueblo: “La carretera no estaba mal, no había ni un dedo de nieve, pero resbalaba bastante y la gente desconoce lo que es la nieve, no saben conducir y muchos ni siquiera llevan ruedas de nieve o cadenas”, lamentó.

Amparo Atienza precisó que el colapso en el Alto de San Rafael es habitual y ocurre “todos los fines de semana que caen cuatro copos”. La regidora municipal pidió responsabilidad a los turistas que se desplazan desde zonas más cálidas para que acudan con el equipo necesario, tanto personal como para su vehículo: “Yo cuando hay bandera roja en la playa no me meto”, concretó.

Fila de coches tras la quitanieves en Valdelinares el pasado domingo

Lamentó que el pasado domingo había gente atascada en el puerto de San Rafael, a 1.572 metros, con la ropa que llevaban esa misma mañana en Valencia, manga corta y una chaqueta fina encima.

Desde la Guardia Civil aconsejan a las personas que viajan a las zonas de alta montaña de la provincia de Teruel que lo hagan “con ruedas de nieve o cadenas, ropa de abrigo y batería en el teléfono”. Así, indicaron que “aunque piensen que no van a pasar la noche en el coche deben ir preparados para ello” y añadieron que es muy importante conocer las previsiones meteorológicas del lugar donde se van a desplazar.

Por otro lado, también destacaron la importancia de no dejar el vehículo en medio de la calzada, algo que es habitual entre los visitantes de fuera de la provincia, y recordaron que estacionar en mitad de la vía conlleva una sanción mínima de 600 euros.

El vicepresidente de la Diputación de Teruel, Alberto Izquierdo, manifestó que cuando dan alertas de nieve hay que salir a la carretera “solo si es imprescindible” y planteó que no se puede salir de viaje en reserva y sin cadenas: “Es algo que parece muy obvio, pero nos lo encontramos año tras año, gente que va sin cadenas, sin una pala de nieve y que viaja a altas horas de la noche”, sentenció.

Tres de cada diez, sin cadenas

Por su parte Teresa Lozano, que es la guía de la Oficina de Turismo de Valdelinares, indicó que el domingo se produjeron problemas en la localidad porque había mucha gente que se desplazó a disfrutar de la nieve y pasar el día pero ni llevaban cadenas ni tenían reservas hoteleras. Precisó que tres de cada diez conductores llegan hasta Valdelinares, que es el pueblo más alto de España y está situado a 1.690 metros sobre el nivel del mar, sin cadenas.

El redactor recomienda