Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Presentación de la hornacina de bookcrossing.com en Alcañiz

Alcañiz, primera localidad ‘bookcrosser’ de la provincia de Teruel

La entrada al centro educativo Juan Sobrarias invita a compartir libros

La iniciativa global de fomento de la lectura bookcrossing.com, con lemas como “Haz del mundo una biblioteca” o  “Libros libres”, tiene desde esta semana su primer punto registrado de la provincia de Teruel en el exterior del colegio público Juan Sobrarias de Alcañiz, bajo la marquesina de entrada al centro escolar.

El punto consiste en una hornacina de madera que contiene varios libros; cualquier usuario puede coger libremente el que desee de los existentes, con  la condición de que deje a cambio otro libro que podrá coger otro usuario. Además, una vez leídas, las obras deben depositarse en otro punto bookcrossing, para que la organización pueda hacer el seguimiento del itinerario seguido por cada libro y los usuarios puedan también conocer esa difusión literaria.

Los detalles del primer punto bookcrossing de Alcañiz los explicaron junto a la estantería  exterior los responsables de las  dos instituciones promotoras de la campaña en la capital bajoaragonesa: el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Alcañiz, Jorge Abril, y el director del CEIP Juan Sobrarias, Eduardo Nuez, frente a un nutrido grupo de alumnado, profesoras y miembros del AMPA del centro escolar.

Abril indicó que esta iniciativa piloto se está desarrollando en algunas ciudades. Alcañiz es de las primeras de Aragón en acogerla y “consiste básicamente en ubicar un punto de intercambio libre de libros en un espacio urbano”. El edil de Cultura destacó que esta iniciativa abre nuevas líneas de fomento de la lectura y de la cultura literaria, y lo hace de una manera imaginativa y creativa, diferente. “En Alcañiz tenemos la cuarta biblioteca más importante de Aragón, y este tipo de iniciativas la complementan, además de contribuir a la innovación educativa de un centro de referencia en este ámbito como es el CEIP Juan Sobrarias”.

Por su parte, Nuez explicó que el punto de intercambio de libros “forma parte del proyecto  del centro; nos pusimos en contacto con el Ayuntamiento de Alcañiz y nos apoyaron la propuesta desde el primer momento”. El director del CEIP Juan Sobrarias señaló como objetivos de esta nueva filosofía de lectura “fomentar el uso de la cultura a través de este punto de intercambio de libros”, y destacó que “está abierto a todo el público, por eso lo hemos ubicado en la parte exterior del espacio; la única condición que se pone para poder coger y leer un libro es dejar a cambio otro libro”.

El bookcrossing de Alcañiz se suma a una red global que tiene casi dos millones de usuarios  –bookcrossers en inglés– y más de 13,5 millones de libros viajando por 132 países.

La capital bajoaragonesa sigue apostando, con iniciativas así, por la difusión cultural y la animación lectora entre toda  la ciudadanía, como ya ha venido haciendo recientemente con dos ediciones del programa Alcañiz lee.