Síguenos
Aliaga, Camarena o el Observatorio del pico del Buitre protagonizan VerdeTeruel Aliaga, Camarena o el Observatorio del pico del Buitre protagonizan VerdeTeruel
Imagen aérea del castillo de Aliaga. R. Loscos / Archivo Qualcina

Aliaga, Camarena o el Observatorio del pico del Buitre protagonizan VerdeTeruel

DobleUve lanza el número 56 de la revista dedicada al turismo activo y cultural por la provincia

La Comarca de Gúdar-Javalambre es una de las protagonistas del nuevo número de la revista VerdeTeruel que acaba de publicar DobleUve, a través de dos reportajes que dan a conocer la población de Camarena de la Sierra y el Observatorio Astronómico del Pico del Buitre, y que se añaden a un sumario que además reseña dos de las joyas patrimoniales de la capital turolense más desconocidas; el templo de Los Franciscanos y el cineasta Segundo de Chomón, de cuyo nacimiento se celebra el 150 aniversario, entre otros contenidos.

Camarena de la Sierra ocupa el espacio de la revista que se dedica a uno de los pueblos, y de la mano de Manuel Marco Aparicio nos adentra en la localidad situada entre los gigantes del Alto de Javalambre y la Muela de la Truena. A pocos kilómetros de allí se encuentra el Observatorio Astronómico del Centro de Estudios de la Física del Cosmos de Aragón, en el pico del Buitre, sobre el cual escribe en la revista Mariano Moles, quien fuera su primer director antes de su jubilación.

Portada del número 56 de la revista de turismo activo VerdeTeruel

Especialmente pertinentes resultan los artículos de VerdeTeruel sobre el templo gótico de Los Franciscanos, en Teruel, porque recientemente se han completado los trabajos de restauración y recuperación y hoy en día por fin puede admirarse en todo su esplendor, recuperada la luz de sus vidrieras y el brillo de su pavimento, que respeta el que existía allí desde hace más de un siglo; y también el artículo sobre Segundo de Chomón, que este año celebra el 150 aniversario de su nacimiento. El historiador del arte Javier Hernández Gracia redacta un artículo ilustrado por Nacho Navarro con la ayuda de Gonzalo Montón, uno de los chomonistas de la capital turolense que han contribuido a difundir su obra y que da cuerpo al propio Chomón en las recreaciones modernistas de Teruel.

Además, los capítulos dedicados al patrimonio inmueble se detienen en el castillo de Aliaga, con un artículo de los investigadores y arqueólogos José Francisco Casabona, Javier Ibáñez y Rubén Sáez, y la Torre Blanca de Albarracín, cuyo texto firma Jesús Gerardo Franco y Antonio Hernández Pardos.

En el primero destaca la historia y la morfología de una fortaleza, la de Aliaga, cuyos primeros precedentes datan de la época andalusí y que impresiona, entre otras cosas, por aprovechar como pocas la geología de la zona configurando una posición defensiva casi inexpugnable en el que los sillares y la roca natural se funde de forma casi simbiótica. La fortaleza ha soportado los embates en diferentes épocas, siendo la última las guerras carlistas, en la primera de las cuales Francisco Maraculla se hizo fuerte en su interior, haciendo necesarios más de 3.000 proyectiles realistas para forzar su capitulación y desalojarlo.

Camarena de la Sierra es el pueblo que descubre este número de la revista

Mucho menos belicoso es el pasado de la Torre Blanca de Albarracín, cuyo legendario origen se remonta a la muerte de una princesa de la corte zaragozana, por el dolor que le ocasionó la muerte de su padre. Aún hay quien asegura que es posible ver la figura de Doña Blanca bajando en dirección al río, durante las noches de agosto, pero lo que no pasa inadvertida para nadie es la imponente figura cuadrada de la torre, situada al sur del peñón sobre el que se ubica la ciudad, y en cuyo interior existe actualmente uno de los numerosos espacios expositivos y culturales de Albarracín que gestiona la Fundación Santa María.

En cuanto al turismo activo por la provincia de Teruel, otro de los rubros importantes de VerdeTeruel, el número 56 se detiene en tres propuestas; una ruta ciclista por el triángulo del frío en el corazón del Jiloca que firma José Antonio Nanook; un Viaje al interior de Teruel que es al tiempo un paseo por las comarcas turolenses y una reseña de Tierra de silencios, libro de Francisco Javier Aguirre, prologado por Javier Sierra y Antón Castro y formado por varios relatos cortos ambientados en la provincia; o la escalada técnica a la cueva de Cambriles, en Ladruñán, que sirvió de refugio a numerosas personas durante la guerra civil, simpatizantes del bando sublevado, desde agosto de 1936 a septiembre de 1937.

El redactor recomienda