Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Amando García Nuño gana el Concurso de Literatura Epistolar Amorosa de Calamocha Amando García Nuño gana el Concurso de Literatura Epistolar Amorosa de Calamocha
A la izquierda, Amando García Nuño, ganador de la XXVII Edición del Concurso de Literatura Epistolar Amorosa de Calamocha

Amando García Nuño gana el Concurso de Literatura Epistolar Amorosa de Calamocha

Francisco Javier Esteban, Agustina Marenzana y Asunción Perruca también consiguen premios

Amando García Nuño, segoviano afincado en Madrid, se alzó con el primer premio de la XXVII edición del Concurso de Literatura Epistolar Amorosa de Calamocha con la carta Tiempo hacia nosotros. El segundo premio viajó también hasta Madrid donde reside el cacereño Francisco Javier Esteban Jiménez que concursó con Los cables luminosos de Tuum y el tercer premio, el de la originalidad, cruzó el océano y recayó en la argentina Agustina Marenzana, que tituló su trabajo, Los dejados. Asunción Perruca se alzó con el Premio Comarcal con su carta Un paquete de pilas.

El primer premio tiene una dotación económica de 400 euros, el segundo de 190 euros y el accésit a la carta más original está dotado con 70 euros. El Premio Comarcal, único, tiene una cuantía de 300 euros.

El jurado de la XXVII edición del Concurso de Literatura Epistolar Amorosa de Calamocha, reunido el lunes por la tarde en dependencias del ayuntamiento de la localidad, decidió por unanimidad otorgar el primer premio a Amando García Nuño por su carta Tiempo hacia nosotros.

Se trata de una epístola que relata el desgaste que se instala, con el paso del tiempo, en la relación entre dos personas que se amaron y la necesidad que el ser humano tiene, en muchas ocasiones, de echar marcha atrás y “reflexionar y resetear sobre nuestras vidas con el fin de salvaguardar los mejores momentos vividos”, declaró el autor.

García Nuño es un asiduo este concurso y consiguió el primer premio en la edición del año 2009 con una carta titulada Aprendiendo a quererte en los pasillos.

Francisco Javier Esteban Jiménez se alzó con el segundo premio por su trabajo Los cables luminosos de Tuum. Este cacereño, afincado en Madrid, nos cuenta en su carta la importancia del primer amor, la impronta que deja en cada uno de nosotros. Autor de teatro, cuentos, relatos y adaptador de guiones, ha recibido numerosos reconocimientos a lo largo de su carrera literaria.

Los dejados es el título que consiguió el premio a la originalidad, carta de Agustina Marenzana. “La literatura siempre estuvo en mí. De chica, mamá me leía cuentos todas las noches. Incluso una enciclopedia para niños, que era mi preferida. Aun así, el interés que me llevó a escribir en todos lados, a participar en concursos y talleres, a estudiar lo que hoy estudio, nació en el segundo año de la secundaria. Por una consigna de Prácticas del Lenguaje, tuve que cambiarle el final a un relato de Jorge Luis Borges. Y no quise que el juego terminara en el punto. Mi profesora, Silvia Ponce, empezó a incentivarme cada vez más para que escribiera. Un día me dijo: ¿vas a ser escritora sí o no, Agustina? Le dije sí”. Así explicó esta argentina su pasión por la escritura y lo que le motivó participar en el concurso.

Por último, el Premio Comarcal, creado para conmemorar el XXV aniversario del concurso y que se sigue consolidando en esta XXVII edición, recayó en Asunción Perruca, afincada en Calamocha. Su carta, Un paquete de pilas, narra la historia de amor entre dos personas que viven el momento, el día a día.

“La historia narrada deja muchos interrogantes para que el lector interprete, la ambigüedad despierta el interés y la imaginación en los lectores”, comentó la autora.

Este consolidado concurso del panorama cultural de Calamocha ha contado en esta XXVII edición con cerca de 600 trabajos llegados de toda España y de países tan lejanos como Francia, Italia, Inglaterra, Argentina, Bolivia, Cuba, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, Méjico, Paraguay, Perú, Puerto Rico, Uruguay, Venezuela, Iowa, Florida o Birmingham.

En esta edición, igual que viene sucediendo en las últimas, se sigue observando el incremento de la participación de jóvenes que están cursando estudios en diversos institutos de secundaria y universitarios.

En cuanto a la participación en el Premio Comarcal, permanece estable la participación. En su estreno en 2019 fueron nueve las personas que presentaron sus trabajos y en 2021 han sido catorce las que han accedido a este galardón.

Las cartas ganadoras pueden leerse en la web del Ayuntamiento de Calamocha, en su sección de cultura.Francisco Javier Esteban, Agustina Marenzana y Asunción Perruca también consiguen premios