Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

‘Bristol’, de Sergi Merchan, triunfa en la segunda edición del Cortometrical Fest ‘Bristol’, de Sergi Merchan, triunfa en la segunda edición del Cortometrical Fest
El jurado sube a escena en la gala de clausura y entrega de premios del II Cortometrical Film Fest, el sábado en el Teatro de Alcañiz. M. N.

‘Bristol’, de Sergi Merchan, triunfa en la segunda edición del Cortometrical Fest

El certamen de Alcañiz se consolida como plataforma de promoción de jóvenes realizadores

 

La película Bristol, dirigida por Sergi Merchan, resultó ganadora de la segunda edición del Cortometrical Film Fest celebrado en Alcañiz la semana pasada. El segundo premio fue para Before I die, de Iker Esteibarlanda, mientras que el Premio del Público se lo llevó Cardelinas, de Tomás Generelo.

Los premios fueron entregados el sábado 3 de julio en el Teatro de Alcañiz en una gala en la que Toñín Lizana, alma máter de la extinta asociación Las Ranetas, recogió el Premio Honorífico del Festival, mientras que el trabajo Souvenir, de Cristina Vilches y Paloma Canonica, se llevó la Mención Especial del Jurado Joven.

“Esta semana hemos puesto Alcañiz en el mapa internacional del cine joven, que será un puente entre el circuito amateur y el profesional”, aseguró la concejala delegada de Infancia y Juventud, Susana Mene.

Merchan recoge el premio al Mejor Cortometraje acompañado de Labordeta

Del 29 de junio al 2 de julio, el público pudo visualizar los 27 cortometrajes seleccionados de entre las casi 500 películas presentadas a concurso y que fueron visionadas por el equipo de selección.

Los trabajos finalistas fueron analizados por el Jurado Oficial, conformado por Vicky Calavia, Carlos Madrid y Ana Labordeta, que destacaron el nivel de esta edición.

Finalmente, el catalán Sergi Merchan se llevó el gato al agua con su trabajo Bristol, una película de 25 minutos que cuenta la historia de Sergi, un estudiante de cine que intenta realizar su primer largometraje basado en la relación que tenía con Claudia, su mejor amiga pero con la que perdió el contacto desde que tuvieron una discusión en Bristol, Inglaterra.

Justo cuando el rodaje está listo para comenzar, Sergi decide tomar un avión a Chipre, donde Claudia trabaja como cantante. Una vez allí, intentará convencerla de que acaben juntos esa película y, además, de superar un trauma de años atrás.
Según explicó Calavia, el primer premio va para una obra audiovisual que “desde la alternancia del documental y la ficción consigue atrapar al espectador”.
 

El Jurado Joven pisa las tablas antes de entregar su premio a la película ‘Souvenir’. M. N.

“Me he juntado con las mejores personas”, dijo Merchan en el teatro de Alcañiz, donde recogió personalmente la claqueta que sirve como trofeo. Destacó el “equipo humano” que hay detrás del cortometraje y agradeció “a nivel personalísimo a José y al pequeño Guillén”.

El segundo premio fue a las manos de Esteibarlanda por Before I die, una cinta que sobrecogió al jurado por constituir “un auténtico cuento de terror”.

El trabajo, de 14 minutos de duración, traslada al espectador al Lago Victoria, en África Occidental, un lugar donde la belleza natural choca con las terribles condiciones en las que viven las mujeres y las niñas que residen en los alrededores. Allí, en una pequeña isla del lago en Kenia, los pescadores se creen con derecho a todo. Mientras tanto, las mujeres y niñas se ven forzadas a cargar con la losa del silencio. En un viaje íntimo a sus recuerdos de infancia, una joven decide contar su historia, Antes de que muera, para liberarse de su carga y encontrar el camino a la esperanza.

Un empujón a los jóvenes

Mediante un vídeo, el director agradeció el premio y “la oportunidad de enseñar el corto en Alcañiz”, en un festival “muy interesante con directoras y directores de menos de 30 años”.

El del cine “es un mundillo en el que a veces la experiencia es muy importante y a la gente de menos de 30 años nos cuesta entrar”, por lo que “este empujón se agradece muchísimo”. El reconocimiento, dijo Esteibarlanga, “anima a seguir trabajando y seguir contando historias”.

El Premio del Público de la Sección Oficial fue a parar a la película Cardelinas, de Tomás Generelo, que en 20 minutos se remonta a la época de la Guerra Civil para contar la historia de Concha Monrás, separada de su marido e hijas para ser encerrada en la cárcel de Huesca. Acompañada únicamente de Adela, una joven de origen humilde, se enfrentará a sus propios miedos y remordimientos al tiempo que trata de proteger a su compañera. A través del recuerdo del marido de Concha, el artista Ramón Acín, ambas descubrirán que comparten más cosas de las que parece a simple vista y encontrarán una nueva familia.
 

Toñin Lizana recoge el Premio Honorífico de manos de Susana Mene, con Sonia Lanuza en un segundo plano. M. N.

Generelo subió a las tablas para recoger el premio y tuvo palabras de agradecimiento para su equipo, especialmente al reparto, y también para su pareja, que le apoya en todos sus proyectos. Además, se deshizo en elogios para el jurado por su trabajo.

En cuanto a Souvenir, de Cristina Vilches y Paloma Canonica, es la historia de un padre y su hija, y de un insólito viaje a través del tiempo y la memoria. Un recorrido a contrarreloj por los recuerdos de una vida entera.

En la gala de entrega de premios, presentada por Sonia Lanuza, se proyectó el cortometraje nominado al Goya como mejor corto de ficción Gastos incluidos, con presencia de su director Javier Macipe.

“Cláusula 5: El arrendatario se compromete a ignorar la existencia de el otro, de tal manera que ambos habiten la vivienda como si de una de uso individual se tratase. Están prohibidas las conversaciones entre sí, el contacto físico de toda índole, así como el mero contacto accidental o el contacto visual y, en definitiva, toda aquella manifestación que conlleve el reconocimiento por parte del arrendatario de que comparte el uso de la vivienda con el otro. Esta es la impactante sinopsis de una película que remueve conciencias sobre el problema de la vivienda, sobre todo en las grandes ciudades.
 

Tomás Generelo recoge el Premio del Público. M. N.

Apertura de miras

“Los políticos tenemos la labor de ofrecer herramientas a nuestra juventud para generar una apertura de miras que incentive el espíritu crítico, para que no tengan miedo a la diversidad y el cambio”, dijo Mene en su intervención. De esta forma, el festival abrió el pasado lunes con la proyección del cortometraje documental de la aragonesa Vicky Calavia Abriendo ventanas. Coincidiendo con el día del Ogullo LGTBIQ, visibiliza la diversidad afectivo-sexual y de género en las mujeres.

“De esta juventud depende el futuro de nuestra sociedad democrática y hay que apoyar la cultura. Debería ser un bien de primera necesidad y el cine en particular, pues nos permite conocer a otras personas, viajar, empatizar, ver otros puntos de vista y tener un pensamiento transformador y constructivo”, continuó Mene, que se comprometió a continuar “apoyando la cultura”. La edil quiso tener un reconocimiento para la Asociación Las Ranetas y a su figura principal Toñín Lizana, que el sábado subió a recoger el Premio Honorífico de esta edición.

Los premiados

MEJOR CORTOMETRAJE

Bristol (Sergi Merchan)

SEGUNDO PREMIO

Before I die (Iker Esteibarlanda)

PREMIO DEL PÚBLICO

Cardelinas (Tomás Generelo)

MENCIÓN ESPECIAL JURADO JOVEN

Souvenir (Cristina Vilches y Paloma Canonica)

PREMIO HONORÍFICO

Toñín Lizana, alma máter de la Asociación Las Ranetas

 

El redactor recomienda